Contenido del Artículo

En la actualidad existen muchos tipos de harina. Esto conlleva a que, en muchas ocasiones, las personas que no están demasiado habituadas a hacer la compra pueden perderse en su supermercado al ver tanta variedad de harinas. Una de las harinas que suele resultar más desconocida a la mayor parte de las personas que no están habituadas a cocinar es la harina de fuerza. Son muchas las personas que se preguntan en qué consiste este tipo de harina, en qué se diferencia de las demás y para qué utilizar harina de fuerza.

Antes de tratar de responder a la pregunta que da título a nuestro artículo conviene que nos paremos brevemente a reflexionar sobre qué es exactamente la harina de fuerza. La harina de fuerza es un tipo especial de harina en la que la proporción de gluten es mucho más elevada. La harina de fuerza recibe este nombre, de fuerza, porque al contar con este porcentaje de gluten resulta una masa mucho más difícil de amasar que cualquier otra. Sin embargo aunque resulta bastante difícil amasar este tipo de masas y se necesita emplear una gran fuerza la masa resultante resultará mucho más firme y elástica y esto le permitirá crecer durante el horneado sin romperse. Como podemos observar, por tanto la harina de fuerza resulta perfecta para elaborar cualquier plato que necesite aumentar mucho de tamaño. Otra de las características de esta harina es que absorbe muy bien los líquidos y retiene la humedad. Esto es especialmente beneficioso durante el amasado ya que le otorga una gran capacidad de resistencia.

Es posible que ahora mismo estés pensando que si realmente resulta tan costoso manipular esta harina tal vez no merezca la pena emplearla. Sin embargo este sería un gran error ya que la harina de fuerza nos permite conseguir resultados mucho más esponjosos.
Ahora que ya sabes qué es la harina de fuerza trataremos de responder pregunta más importante de nuestro artículo: para qué utilizar harina de fuerza. Este tipo de harina se emplea en muchas ocasiones para crear distintos productos de panadería y bollería, sobre todo. A continuación exploramos algunos de sus usos más frecuentes. Si quieres saber para qué utilizar harina de fuerza presta mucha atención a la siguiente sección.

Que Necesitas

  • Harina de fuerza

Instrucciones

  1. Panes: los panes son uno de los elementos en los que más solemos encontrar este tipo de harina. Tal como hemos mencionado con anterioridad este tipo de harina nos permite conseguir un acabado más esponjoso. De esta forma la mayor parte de los panes esponjosos con mucha miga han sido elaborados gracias a este tipo harina.                                                              para que utilizar harina de fuerza 3
  2. Pasta: existen varios tipos de pasta que están elaboradas con este tipo de harina. Por supuesto debes pensar en aquellas pastas más esponjosas y suaves. Un buen ejemplo de ello es la masa para pizzas. No debes pensar en la masa fina típica de las pizzas italianas sino en las pizzas de masa más gruesa que se asemeja al pan. Otro tipo de pasta que se elabora con la harina de fuerza son los ñoquis. Como ya te habrás dado cuenta es una pasta más gruesa que a la que estamos acostumbrados y este resultado solo puede conseguirse gracias al uso de harina de fuerza.
  3. Pastelería: la harina de fuerza se emplea para elaborar muchas piezas de pastelería. Por supuesto la encontramos en todo tipo de bizcochos y hojaldres.                                                                                                                                            para que utilizar harina de fuerza 4

Consejos

  • Recuerda que, tal como acabamos de indicar, la harina de fuerza cuenta con una gran cantidad de gluten. Por lo tanto si tienes intolerancia a esta proteína no deberías utilizar este tipo de harina. No debes preocuparte ya que existen algunas alternativas para las personas que sufren de esta intolerancia. En lugar de emplear harinas de trigo con gluten, que al fin y al cabo es en lo que consiste una harina de fuerza, puedes emplear otro tipo de harinas como la de garbanzo o quinoa y darle elasticidad utilizando almidón de yuca o goma xantana, por ejemplo. Por supuesto, y lamentablemente, es una alternativa algo más cara que la de la harina de fuerza pero es una opción mucho más saludable para las personas que tienen este problema.             para que utilizar harina de fuerza 2
¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 75,00% le ha gustado.