Cómo hacer torta de chocolate casera

A todo el mundo le gusta el chocolate, de eso no hay duda. Sin embargo, lo que sí que está a la orden del día, son los postres caseros, como por ejemplo la torta de chocolate casero.

Una torta de chocolate casero, consiste en un bizcocho realizado de forma casera, con huevos, leche y mantequilla, al cual se le ha recubierto de chocolate, logrando así un excelente sabor. También conocido como bizcocho negrito, es una torta que sin duda has comido alguna vez y te encantará.

Esta tarta se usa tanto para acompañar a postres como el chocolate fundido, como para tomar simplemente, además de ser perfecta como tarta de cumpleaños. Esta tarta una vez preparada, te servirá para varios cumpleaños y sin duda, quedarás de forma excelente y como un gran cocinero.

Eso sí, este postre es ligeramente más complicado de preparar que otros postres, ya que vamos a usar el horno, vamos a usar técnicas como el baño maría para fundir el chocolate y demás, así que es posible que no sea apta para novatos.

Este postre es casero, similar a otros que hemos hecho como las galletas de chocolate, el merengue y  la tarta sacher. De esta forma, si has realizado antes postres caseros, te será mucho más sencillo de preparar. En cambio, si nunca has preparado algo así, te va a costar algo más, pero si tienes maña con la cocina, lograrás hacer la receta si sigues los pasos y vamos poco a poco.

Por nuestra parte, te vamos a ofrecer la receta completa paso a paso, para que de esta forma, puedas practicar tus habilidades en la cocina realizando la preparación de la tarta o torta de chocolate casera, creando así un delicioso postre que una vez que hagas la primera vez, ya no tendrás más problemas para la próxima vez.

¿Que necesitas para hacer torta de chocolate casera?

  • 6 huevos enteros
  • 3 tazas de azúcar
  • Medio kilo de mantequilla (100 gramos para la cubierta)
  • Polvo para hornear
  • 9 tabletas de chocolate a la taza (una para la cubierta)
  • 1 litro y medio de leche (medio para la cubierta)
  • 1 bote de leche condensada (para la cubierta)
  • Frutas escarchadas, nata o guindas para decorar (opcional)

Instrucciones para hacer torta de chocolate casera

  1. Batir huevos, mantequilla y azúcar:
    Lo primero que vamos a hacer, es elaborar el bizcocho de la forma tradicional, es decir, la base esponjosa con la cual vamos a usar de base para la tarta. Lo primero que hay que hacer aquí, es batir los huevos junto a la mantequilla y el azúcar. En este caso, hay que remover lentamente todos los ingredientes con la batidora, para que vaya creándose una mezcla totalmente homogénea, la cual es lo que vamos a usar para que el bizcocho esté listo. En este caso, lo mejor es ir batiendo los huevos  muy lentamente, echando primero uno, batiendo un poco, luego dos y seguir batiendo y así hasta que eches la media docena de huevos. De esta forma, vamos a ir logrando que la masa sea totalmente homogénea y de esta forma, puedas empezar a preparar tu delicioso bizcocho. Hay que estar como unos 10 minutos removiendo para que queda totalmente homogéneo, ya que debe ser removido lentamente y poco a poco.
  2. Echar la harina y el polvo para hornear:
    Ahora vamos a echar un poco de harina al bizcocho, ya que es lo que le va a dar la forma sólida y estética que necesitamos. También vamos a echar un poco del polvo de hornear, el cual va a servir para que la mezcla suba en el horno y tenga la consistencia sólida que todos conocemos. Echa un poco sobre la mezcla y remueve, para que quede todo de forma totalmente homogénea, al igual que hemos hecho antes. Ahora que ya lo tenemos listo, vamos a guardar esto para un poco más tarde, ya que queda de preparar el ingrediente principal de esta torta, es decir, el chocolate de la misma.
  3. Preparar el chocolate:
    Como acabamos de decir, el chocolate es el ingrediente principal de esta receta y por lo tanto, debemos enseñar a prepararlo para así poder saborear este delicioso bizcocho de chocolate. En este caso, como estamos hablando de una torta casera, vamos a optar por un chocolate en tabletas que vamos a hacer nosotros, es decir,a fundir nosotros y a dejarlo bien preparado de cara a tener un chocolate en una receta casera al 100%. También le añadiremos leche, ya que así es un poco más suave y la leche le da un toque cremoso al bizcocho que es necesario. Vamos a ver los pasos a seguir más a fondo.

    1. Fundir al baño maría:
      Lo primero que vamos a hacer, es fundir al baño maría el chocolate, es decir, vamos a derretirlo y a dejarlo fundido de una forma un tanto especial. El baño maría es una técnica especial, la cual sirve para hacer que el chocolate se derrita sin quemarse, la cual tiene cierta complejidad, pero se puede hacer con práctica. Necesitarás un recipiente grande que llenaremos de agua y uno pequeño donde estará el chocolate, el cual habremos partido en tabletas previamente. Ahora hay que calentar el agua en el recipiente grande y colocar encima el recipiente pequeño con el chocolate. El calor se transmitirá lentamente del agua al chocolate y este se derretirá lentamente, sin quemarse. Debemos estar un buen rato hasta que esté completamente fundido y a la vez que lo vamos haciendo, tenemos que ir removiendo poco a poco.
    2. Mezclar con la leche a fuego lento:
      Ahora que ya se ha fundido el chocolate, vamos a echar un poco de leche sin quitar el baño maría, mientras removemos y bajamos el fuego a más lento. Ahora debemos revolver unos 5 minutos la leche dentro del chocolate, con el objetivo de que quede totalmente fundida dentro del mismo y quede exactamente igual.
    3. Dejar enfriar:
      Ahora ya es el turno de dejar enfriar un poquito el chocolate fundido, pero ya sabes que no demasiado, ya que interesa que se mantenga líquido para poder añadirlo fácilmente al bizcocho. En este caso, debe estar ligeramente caliente, es decir, que lo podamos tocar con el dedo sin quemarnos, pero tampoco sentir frío. Una vez que esté, ya podemos pasar al cuarto paso de unir y hornear.
  4. Unir todo y hornear:
    Ahora es el turno de echar el chocolate dentro de la mezcla que hemos hecho antes y remover unos minutos, para que todo quede justamente fundido. Ahora es el turno de hornear, algo que haremos con un molde al cual previamente le habremos echado un poco de polvo para hornear y un poco de harina, para que no se pegue. Debemos llenar bien el molde del chocolate y hornear durante unos 40 minutos. Debemos ir vigilando que el bizcocho suba y quede de la forma que deseamos, evitando también que este se queme.
  5. Preparar la cubierta de la torta:
    Mientras se va haciendo el bizcocho, vamos a preparar la cubierta de chocolate que vamos a añadir por encima. Esta cubierta es mucho más espesa que el bizcocho y sirve para crear una textura más elegante y deliciosa. Vamos a hacer chocolate con leche y un poco de leche condensada, para crear ese espesor, además de un poco de mantequilla.

    1. Hacer el chocolate como en el paso 3:
      Aquí simplemente tenemos que seguir los pasos del punto 3, pero añadiendo un poco de mantequilla y respetando las cantidades. Una vez esté listo, tan sólo tenemos que ir fundiendo la mezcla al baño maría de la misma forma que antes.
    2. Añadir leche condensada:
      La diferencia es añadir un poco de leche condensada, porque así quedará más rico y espeso que antes.
    3. Echar por encima de la torta horneada cuando aún está caliente:
      Ahora que ya está listo, no lo dejaremos enfriar, sino que lo echaremos encima del bizcocho ya horneado y listo, mientras esté caliente. Ahora es cuando ya está listo.
    4. Dejar enfriar y decorar:
      Una vez que esté listo, dejamos enfriar y después de eso, procederemos a decorar la tarta con algunos elementos, como por ejemplo nata o fruta escarchada. Ahora ya podremos servir la tarta para varias personas y disfrutar.
¿Te ha gustado?
13 usuarios han opinado y a un 84,62% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.