Cómo preparar una fondue de carne

La fondue de queso es la más típica de Suiza, aunque la de carne se ha convertido en una opción habitual no sólo en la Federación Helvética sino en muchos países del mundo. Es una comida especialmente indicada para una celebración con las amistades o familiares, tanto en casa como un restaurante, como es habitual ver en tantas tabernas helvéticas, en las que los suizos muestran su lado más expansivo, comiendo fondue de queso o de carne y bebiendo vino blanco o té.

La fondue de carne parte de utilizar el mismo sistema que la de queso, pero en lugar de la crema de queso fundido, se usa aceite vegetal, desde luego el más recomendable es el de oliva virgen, por su extraordinaria capacidad de resistencia a las altas temperaturas de fritura que soporta sin quemarse.

En el aceite se introducen pedazos de carne, normalmente de vacuno, aunque en Suiza se ha utilizado mucho la de caballo, y también se puede hacer con otras como el cerdo o el cordero o las de ave, como el pollo y el pavo, más ligeras. Se sirve con varias salsas frías y calientes, y con trozos de verduras, que se fríen en la cazuela de la fondue también.

Otro nombre típico de esta fondue es fondue bourguignon o fondue borgoñona, por la región francesa de Borgoña. El origen del nombre no está claro, aunque hay dos posibles versiones, una señala directamente a que era una comida de los vendimiadores de esa región, que comían trozos de carne fritos en una olla, y otra, a que es una receta inventada por chefs suizos de habla francesa, descendientes de habitantes de Borgoña, después de la II Guerra Mundial. Te mostramos cómo preparar una fondue de carne.

¿Que necesitas para preparar una fondue de carne?

  • 1 fondue
  • Alcohol de quemar o gel o pastillas
  • ½ kilo de carne tierna (para 4 personas)
  • Aceite de oliva u otro vegetal
  • 1 hoja de laurel
  • 1 patata pequeña
  • Pan
  • Salsas variadas

Cómo preparar una fondue de carne

Instrucciones para preparar una fondue de carne

  1. La fondue. En España denominamos fondue tanto al plato como al menaje usado específicamente para ello, como con la paella. Es un cazo que se mantiene caliente en la mesa con un hornillo, en el que se introducen los trozos de carne con los pinchitos metálicos y largos, acabados en dos o tres dientes. Si para la fondue de queso es más habitual que el cazo, el caquelón, sea de cerámica o barro, para la de carne es mejor que sea de acero inoxidable. Las fondues se venden con la parafernalia completa, con accesorios como una bandeja con huecos para los cuencos con las salsas, etc. Puedes montar tu versión casera de la fondue, con un hornillo que usa botellas pequeñas de gas butano, o un camping-gas u hornillo típico para las salidas campestres, con una olla donde pondrás el aceite, y unas brochetas de bambú o metálicas.
  2. La seguridad. Lo más seguro es usar una fondue eléctrica en lugar de la tradicional, pero puedes tener esta última sin mayores problemas, si en lugar del típico alcohol de quemar, líquido, usas pastillas o o un gel de alcohol, específico para fondues, que no se van a derramar y extender un posible fuego en caso de accidente. ¡IMPORTANTE!: No rellenes el quemador mientras esté encendido. Apágalo y rellena con el combustible. La carne o en su caso, las verduras, que se introducen en el aceite caliente, deberán estar secos para evitar las quemaduras por salpicaduras del aceite. Y a la hora de comer, es preferible no comer los trozos de carne directamente del pincho con el que los hemos introducido en el aceite hirviente, porque podrían estar tan calientes como para quemarte la boca o los labios. Mejor ponlos en un plato y usa un tenedor.
  3. La carne. Debe ser tierna, pues son cubos que necesitan más temperatura que un fino filete a la plancha. La mejor es la de solomillo, pero también hay otras que quedarán suaves y apetitosas. Debes limpiarla de grasa y nervios y cortarla en trozos, en cubos de unos 2 centímetros de lado, en tamaño bocado. Pon la carne cortada en cuencos que dispondrás sobre la mesa. También puedes adobar la carne la noche anterior, con varios aderezos y así variar los sabores.Cómo preparar una fondue de carne
  4. Verduras. Es muy típico acompañar la carne con verduras como zanahorias, brócoli, calabacín, tomates cherry, champiñones u otras que te gusten, friéndolas también brevemente en el aceite de la fondue. Además, puedes acompañar la fondue con pepinillos y cebollitas encurtidas, que te darán el contrapunto de su sabor y su temperatura fría.
  5. El aceite. Pon la olla de la fondue al fuego en la cocina, llénala de aceite de oliva hasta la mitad y caliéntalo hasta que empiece a humear. Quita la fondue del fuego y échale una patata pequeña pelada, para evitar que se queme el aceite. También, pon una hoja de laurel, para aromatizar. Lleva la fondue a la mesa y ponlo sobre el quemador u hornillo, que mantendrá la temperatura. Ya podéis empezar a comer el grupo que os hayáis reunido. Tomad varios trozos de carnes y ponerlos con cuidado dentro del cazo de la fondue, usando cada comensal su pincho de fondue y dejando la carne el tiempo que guste cada cual. Lo recomendable es no dejar que se haga en exceso, para que no se seque demasiado. Se pone en el plato y se sirven en este las salsas que cada uno quiera, rebozando la carne caliente en ellas. Haced de igual modo con las verduras, si las ponéis.
  6. Las salsas. La carne la puedes acompañar de una variedad de salsas al gusto. Las más típicas son la mayonesa, la mostaza, el ketchup, la tártara, la bernesa, la tártara…

Consejos para preparar una fondue de carne

  • Una fondue no debe reunir a su alrededor más de ocho personas, para que sea cómodo para todos. Si los comensales son más, es preciso que uses más fondues.
  • Lo típico son las salsas frías a base de mayonesa o similares. Lo mejor es que la prepares en casa y la aromatices con especias y hierbas, como el curry, el estragón, el ajo, la pimienta, la mostaza, sirviéndolas por separado. También puedes probar con la salsa chutney, o con la argentina chimichurri. O poner incluso alguna salsa caliente, como la propia salsa bourguignone.
  • La fondue de carne se prepara con cubos de carne tierna como el solomillo, u otras piezas de ternera. Pero perfectamente, puedes añadir, solomillo o lomo de cerdo, muslos y pechugas de pollo, piezas pequeñas de conejo, pavo, salchicahas frescas o albóndigas, siempre en formato pequeño para que se frían enseguida.

Cómo preparar una fondue de carne

 

¿Te ha gustado?
44 usuarios han opinado y a un 97,73% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.