Cómo preparar Milo

El Milo es una bebida dulce creada por la compañía Nestlé hace algunos años. Esta bebida es una bebida deliciosa apta tanto para niños, como para mayores.

El Milo es una bebida a base de malta y cacao, dando una bebida diferente a los batidos de chocolate convencionales, ya que la malta sin duda le da un toque especial a esta bebida.

Como es una bebida especial, se vende en gran cantidad de países como si fueran churros. Lo que empezó siendo una bebida típica de Australia, ha terminado siendo un fenómeno global con clientes y consumidores en todo el mundo, siendo un producto muy destacado en América Latina y en países de Asia. En España no se encuentra tan fácilmente como otros productos como el Nesquick, pero también se puede encontrar, ya que hay gente a la cual le gusta mucho.

Al contrario que ocurre con otras bebidas de Nestlé, el Milo es una bebida que nosotros debemos preparar, ya que esta bebida que podemos comprar nosotros viene en forma de polvos no preparados en los cuales debemos seguir una serie de procesos para conseguir prepararlo de la manera correcta.

Preparar Milo es fácil si sabes cómo hacerlo, lo malo es que si no lo sabes hacer, te pueden pasar cosas desastrosas. Imagínate que no consigues que se disuelva bien esta bebida, esto no es bueno, ya que el milo solo está rico si está bien disuelto en el agua o en la leche, ya que al contrario que ocurre en otros alimentos como el colacao, el milo no sabe bien en estado sólido.

Por esto, si no sabes preparar milo, hoy te vamos a enseñar a prepararlo de la manera correcta, para que puedas disfrutar de este delicioso plato junto a toda tu familia o tú solo, como tú prefieras.

¿Que necesitas para preparar Milo?

  • Milo.
  • Agua caliente.
  • Un poco de leche.
  • OPCIONAL: Otros ingredientes para darle más sabor, como Nesquick o azúcar.

Instrucciones para preparar Milo

  1. Reunir los ingredientes:
    Lo primero que vamos a hacer a la hora de preparar milo es reunir los ingredientes necesarios para prepararlo de la manera correcta. Lo primero de todo que tenemos que tener obviamente es el bote de milo, el cual se puede conseguir en tiendas de alimentación de países de latinoamérica. En España no se vende como tal o es muy difícil de encontrar, así que al ser un producto de importación, va a ser un producto algo más caro que otros productos propios de aquí. También vamos a necesitar un vaso en el cual echar el milo, una cuchara de tamaño grande, un poco de agua caliente, un cartón de leche y finalmente los ingredientes propios que queramos añadir, como por ejemplo azúcar, nesquick o incluso miel.
    Cómo preparar Milo
  2. Echar el Milo en agua caliente:
    Una vez hayamos reunido todos los ingredientes que hacen falta para preparar el milo, vamos a echar dos o tres cucharadas de milo en un vaso. Si quieres, puedes echar algo más para que esté más concentrado, sin embargo, no es tan fácil que se disuelva de esa forma. Ahora vamos a echar agua, la cual debemos haber calentado previamente en algún sitio, como por ejemplo una cafetera o en el microondas. Vamos a llenar el vaso hasta la mitad, ya que el resto lo vamos a echar de leche para que tenga un sabor más suave(aunque también puedes hacer la prueba de tomar el milo solo con agua). Una vez hayas echado la mitad del vaso de agua, coge la cuchara y revuelve bien hasta que el milo se haya disuelto por completo. Una vez esté disuelto, ya podemos pasar al paso siguiente.
    Cómo preparar Milo
  3. Revolver bien y echar la leche:
    Ahora que ya tenemos el milo bien disuelto y listo, vamos con la última parte de la preparación básica del milo, es decir, echar la leche por encima. La leche es indiferente que sea fría o caliente, ya que como el milo ya está disuelto, nos va a dar un poco igual(el agua debe estar caliente porque el milo no se disuelve bien en líquidos fríos, ya que como sabrás, los líquidos calientes tienen una mayor capacidad de disolución que los líquidos fríos).Ahora vamos a resolverlo todo bien, para que quede todo de manera homogénea, de esta manera,vamos a tener una mezcla completamente igual, sin que haya partes de leche que no se hayan mezclado con el milo. Ahora ya lo podríamos tomar, pero vamos a explicar diversas formas para que tenga un mejor sabor.
    Cómo preparar Milo
  4. Servir de diferentes formas:
    Si lo deseas, ya puedes tomarte el milo y está delicioso, pero vamos a ir un paso más allá y a explicar algunas formas interesantes de tomarlo. Una de mis favoritas es echar un poco de Nesquick, el cual es un producto de chocolate soluble de Nestlé. Echamos un par de cucharadas y removemos, de esta manera quedará totalmente disuelto y mezclado. A mi me gusta el Milo frío, así que una vez que lo tengo disuelto, lo meto a la nevera y lo dejo así durante unas horas, hasta que queda completamente frío. También me gusta poner un poco de hielo e incluso un poco de miel en algunos casos. Si eres muy atrevido, puedes echar el milo en un molde de helados y fabricar helados de milo en el congelador. La verdad que tienen un sabor diferente al de los helados de chocolate convencionales.
    Cómo preparar Milo
¿Te ha gustado?
70 usuarios han opinado y a un 70,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.