Cómo limpiar y cocinar caracoles

Uno de los platillos más exóticos, sabrosos y elegantes del mundo son los famosos Escargots, caracoles de tierra, de especies seleccionadas para poder ser consumidas por el ser humano. Pues de las cientos de especies de caracoles de tierra hay algunas que si no son bien preparadas pueden ser dañinas. Eso por los nematodos y otros parácitos que los invaden, para luego pasarse a los depredadores de estos moluscos, provocando problemas graves.

Claro que intoxicarse comiendo caracoles es remotamente probable, pues en casi todo el mundo son uno más de los alimentos que han sido usados a lo largo de los siglos y por lo mismo su consumo ha sido bastante estudiado en cada cultura. Existen datos de que son consumidos por la humanidad, por lo menos desde la edad de bronce. Ya en la antigua roma Plinio el viejo, hablaba de cómo eran consumidos.

La fama de comer caracoles es principalmente de Francia y España, en Francia la palabra Escargots solo significa caracoles, pero en el resto del mundo es también la manera de cocinar a la francesa a estos animalitos, generalmente horneados con mantequilla y perejil. Claro que en cada cultura se cocinan diferente, pues en algunos lugares de España son añadidos a la paella o cocinados en forma tradicional como los  caracoles a la llauna de la región de Lérida o los caracoles a la andaluza.

Apaga tus dudas, hoy te mostramos cómo limpiar y cocinar caracoles.

¿Que necesitas para limpiar y cocinar caracoles?

  • Una bolsa de caracoles vivos
  • Una bolsa de red o coladera
  • Suficiente sal para rociarlos bien
  • Una olla grande con tapa donde quepan bien
  • Sal
  • Agua fría
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Hojas de laurel al gusto
  • Cayena al gusto
  • Pimienta y sal al gusto
  • Cebolla troceada
  • Dientes de ajo pelados y laminados
  • Yerbabuena
  • Puré de tomate rojo

 

 

Instrucciones para limpiar y cocinar caracoles

  1. Para limpiar los caracoles es muy importante mantenerlos en una bolsa o rejilla de plástico, así podremos manipularlos en la tarja sin que se pierda ninguno o se vallan al desagüe. El primer paso es dejar dos días a los caracoles sin comer nada, así se vaciarán mejor sus intestinos y los restos de alimentos serán digeridos.limpiar caracoles
  2. El segundo paso es poner bajo el grifo de agua fría, la bolsa de red con los caracoles. Procuraremos que el agua llegue hasta el fondo de la bolsa o coladera, pues algunos caracoles guardan tierra o un poco de sus heces entre sus conchas o entre ellos, además de trocitos de sus conchas rotas. Es muy importante que el agua salga limpia al enjuagarlos.
  3. Una vez que toda la suciedad haya salido de la bolsa los dejaremos reposar dos minutos o un poco más, para que se les escurra bien el agua. Es mejor así pues la sal se les puede caer antes de tiempo.
  4. Pondremos una buena capa de sal alrededor de la bolsa, procurando que les llegue profundo y a todos lados. No es necesario que sea demasiada sal, solo que les llegue bien. Los revolveremos para que la sal les llegue parejo y los dejaremos un rato.
  5. Después de 10 minutos de reposo, cuando los caracoles han soltado su baba, los pondremos de nuevo en el grifo y procuraremos que salga toda la sal y los trocitos de conchas. Hay que enjuagarlos hasta que les salga toda la baba. ¡Listo los caracoles están listos para cocinarse!cocinar caracoles
  6. Para cocinarlos lo primero que haremos, es dejar los caracoles en una hoya grande con suficiente agua fría  para que estén bien cubiertos. Dejaremos que la olla de caracoles se caliente poco a poco, hasta que las cabecitas de los caracoles sobresalgan y estén bien cocidos. Aproximadamente una hora  y media a fuego muy lento.
  7. Una vez que estén bien cocidos, les daremos unos minutos a fuego alto para concentrar su espuma y quitársela por completo con un espumador. Una vez retirada los dejaremos otros 10 minutos a fuego alto.
  8. Pondremos a escurrir los caracoles y cuando estén bien escurridos los enjuagaremos con agua fría.
  9. Mientras tanto, pondremos en una sartén honda, a freír en aceite caliente, los ajos fileteados, la cebolla troceada y el laurel. Moveremos para que todos los ingredientes se sofrían parejo. Cuando estén bien sofritos pero no muy dorados lo apartaremos del fuego para luego licuarlo.limpair y cocinar caracoles
  10. En una olla limpia, pondremos de nuevo a los caracoles y los bañaremos con una salsa hecha con las cebollas y ajos que hemos sofrito, apartando la hoja de laurel que pusimos. Añadiremos a la olla el vino tinto y salpimentaremos al gusto, añadiendo también la hoja de laurel reservada y un poco de cayena al gusto.
  11. Pondremos la olla a fuego fuerte por unos minutos, hasta que el vino se halla evaporado. Es entonces que añadiremos el puré de tomate, taparemos la olla y lo dejaremos 10 minutos aproximadamente moviendo de vez en cuando la salsa.
  12. Pasado ese tiempo, probaremos la salsa y rectificaremos la sazón. Añadiremos algo si hace falta, como por ejemplo agua si la salsa está muy espesa, y pondremos una ramita de yerbabuena.cocinar caracoles en casa
  13. Dejaremos hervir por otros 10 minutos y estarán listos para servirse nuestros caracoles en salsa.

Consejos para limpiar y cocinar caracoles

  • Esperamos que te haya gustado esta receta y que la pongas a prueba cuanto antes. Gracias por leer nuestro artículo, sigue navegando en Doncomos.com
¿Te ha gustado?
329 usuarios han opinado y a un 89,97% le ha gustado.
3 Comentarios
  1. Lina María Acosta dice

    Muy didáctico y útil, recomiendo cuidar la ortografía

  2. AJ dice

    Indiferentemente de la ortografía, no he encontrado un artículo igual.
    Muchas gracias.

  3. José González Díaz dice

    Me gusta tu manera de limpiar los caracoles muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.