Las frutas ácidas tienen muchas propiedades y características interesantes que nos son muy beneficiosas para nuestro organismo. En este artículo vamos a ver una lista de frutas cítricas y qué nos aportan.

¿Qué son y qué características tienen las frutas ácidas?

Las frutas ácidas son aquellas que tienen alto contenido en vitamina C. También tienen un contenido elevado de ácido cítrico. Realmente, la mayoría de las frutas tienen algún contenido en ácido cítrico. Pero nunca llegan a tener tanto como el que tienen las frutas ácidas. Y, además, estas frutas contienen muchos componentes antioxidantes.

Una de las características principales de este tipo de frutas es su conservación. Se conservan muy bien tanto en casa como en cámaras frigoríficas. Lo que hace que podamos tenerlas durante más tiempo que otros tipos de frutas sin que se nos estropeen.

Otra característica de estas frutas es que la temporada de recolección es bastante amplia. Por lo que podemos consumir las frutas ácidas durante gran parte del año. Es cierto que algunas tienen un período de maduración más delimitado y no se puede disfrutar de ellas todo el año. Pero otras, sin embargo, sí que están más disponibles.

Otra cosa que llama la atención de estas frutas es las distintas formas en que pueden consumirse. Ya que se pueden comer tan cual, en su estado natural. Y, también, presentan una gran capacidad de hacer zumos con ellas. Por eso, la inmensa mayoría de los zumos contiene alguna fruta cítrica entre sus componentes.

A continuación, presentamos la lista de las frutas con alto contenido en vitamina C:

Lista de frutas ácidas

  • La naranja. Esta es la primera fruta que se nos viene a la mente cuando hablamos de frutas ácidas. Cómo no. Hay varios tipos de naranjas, pero entre las más comunes están: la variedad ombligo, la variedad Valencia y la variedad de las sanguíneas. Además de estos tipos principales están las Navel (Navel LAte y Nave Powell), la Navelina y la Salustiana. Es curioso saber que una sola naranja contiene casi dos tercios de la cantidad necesaria de Vitamina C recomendada en la dieta diaria. Se caracterizan por tener una piel prieta que a veces resulta difícil pelar. Es la fruta cítrica que más se utiliza para hacer zumo.
  • La mandarina. Esta fruta se parece mucho a la naranja en el exterior. Solo que es más pequeña que la naranja. También son mucho más dulces que las naranjas. Tienen una piel más suelta que hace que podamos pelarlas y comerlas con más facilidad. No se suele hacer zumo con ellas. En cambio, se consumen al natural, sobretodo cuando es temporada. Las variedades más conocidas de las mandarinas son las Clementinas, las Clemenules, la Clemenvilla, la Ortanique, la Fortune, la Satsuma y la Nadorcott.
  • El limón. Esta fruta se caracteriza por tener una piel gruesa y amarilla. Es redondo y ligeramente alargado. El interior, la pulpa, es de color amarillo pálido, es jugoso y se divide en gajos. Tiene un sabor bastante más ácido que los otros cítricos. Lo que hace que mucha gente no tolere su sabor. También es una de las frutas ácidas que más se utilizan para hacer zumo.
  • El pomelo. Esta fruta tiene una apariencia externa parecida a la naranja. Pero es más grande y más redondo, ligeramente achatado por los lados. Tiene bastantes variedades, cinco en total: podemos encontrarlo de color naranja pálido (denominado blanco), de un color rojizo, podemos encontrar la minneola, el pummelo y la variedad dulce. El pomelo no suele utilizarse para hacer zumos. Más bien se consume como fruta fresca o de temporada.
  • La lima. Esta fruta se parece bastante al limón. Se diferencian en que la lima es de color verde y más ácida. Además es bastante aromática. La lima se cultiva en mayor cantidad en los trópicos. Existen cuatro variedades de lima: la lima kafir, la lima persa, la lima ácida (la que más se comercializa) y la lima dulce.
  • Los quinotos. Es una variedad de la naranja, que se cultiva principalmente en China. Estas frutas son grandes . Tienen una piel fina, amarilla y aromática. También puede tener la piel de color más rojizo o anaranjado. Una particularidad de esta fruta es que la piel se puede comer. La pulpa de esta fruta está dividida y es un poco ácida, de color naranja.

Como podemos ver, hay bastantes variedades de frutas ácidas. Con todo, este tipo de frutas son unas de las más solicitadas en el mercado. Siempre habrá algún tipo en la sección de frutería. Como habrás podido comprobar, las naranjas y los limones están casi todo el año para que los podamos disfrutar.

Esperamos que este artículo les haya sido de gran ayuda y les haya aclarado las posibles dudas sobre cuáles son las frutas ácidas y en qué se diferencian y se caracterizan.

¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 83,33% le ha gustado.