Envasar al vacío es una técnica muy útil a la hora de conservar los alimentos. Sobretodo si estás acostumbrado a hacer mucha comida casera, es normal que te sobre y la quieras guardar. Si no quieres tener que comprar múltiples tupers para reservar la comida para otro día, aquí te enseñamos un truco genial. Consiste en envasar al vacío en botes de cristal.

Además de poder conservar tus platos durante más tiempo, ahorrarás y reciclarás esos botes de cristal que ya no utilizas.

¿Qué tipo de botes de cristal debo utilizar?

  • Los botes que puedes utilizar para hacer esto son los del tomate, los de las salsas, los de aceitunas… En verdad casi todos los botes pueden ser reutilizados con este fin. Menos los que son de comida de bebé, como los potitos. Estos son de un solo uso y tendrás que deshacerte de ellos.
  • La tapadera tiene que ser de rosca y metálica.
  • Tienes que mirar que la tapa no tenga restos de óxido. Si tiene debes tirarla o cambiarla por otra.

¿Cómo envasar al vacío en botes de cristal?

Instrucciones para envasar al vacío en botes de cristal

  1. Lo primero que debes saber a la hora de envasar es que no se puede hacer con todos los alimentos. Los productos comprados no deben ser envasados al vacío. Esto es así porque muchos contienen conservantes y productos químicos que podrían resultar dañinos.
  2. Ahora escoge los botes que vayas a utilizar. Revisa que el cristal no esté roto y que la tapa no tenga ningún desperfecto.
  3. Hay que desinfectar los botes y las tapas. Lo tienes que hacer por separado: los botes por un lado y las tapas por otro. Para hacerlo, introdúcelos en una olla con agua hirviendo. Deja que hiervan los botes durante unos 15 o 20 minutos. Para las tapas sigue el mismo procedimiento, pero déjalas hervir durante 5 minutos. Después saca todo con ayuda de unas pinzas. Ten cuidado en no tocarlos con las manos ya que te causarán quemaduras importantes. Déjalos enfriar. A continuación, sécalos muy bien.
  4. Lo único que debes hacer es meter los alimentos que quieras envasar dentro de los botes. Pero ten en cuenta que no deben estar calientes. Lo mejor es que estén a temperatura ambiente. No los llenes hasta arriba del todo, deja por lo menos 1 centímetro de espacio. Cierra bien la tapa.
  5. Ahora toca hacer el proceso de envasado. Mete los botes bien cerrados en una olla o cacerola con agua. Pon la suficiente agua para que cubra el bote entero, menos la tapa. Lleva el agua a ebullición y deja hervir durante 20 minutos como mínimo. Sabrás que el envasado ha finalizado cuando la tapa se haya hundido hacia dentro.
  6. Aparta la olla del fuego y deja que el agua se enfríe. Cuando el agua ya no esté caliente, saca los botes y sécalos.
  7. Como última opción puedes ponerles una etiqueta o hacerles una seña para saber que contiene cada uno.

    Imagen de: http://laboresenred.blogspot.com.es/

    Imagen de: http://laboresenred.blogspot.com.es/

¿Hay otras formas de envasar al vacío?

Existen otros métodos para envasar alimentos al vacío en botes de cristal.

  • Uno de ellos se hace con los alimentos en caliente. Cuando la comida esté bien caliente, se rellena con ella los botes. Dejando el centímetro de espacio como en la otra forma. Cerramos bien los botes para que no se salga nada. Después se coloca el bote boca abajo en una superficie plana, como una mesa. Y los tienes que dejar en esta posición durante 48 horas. Cuando pasen las 48 horas, se colocan en su posición normal. Y ya tienes tus alimentos envasados.

    Imagen de: http://criaramarvivir.blogspot.com.es/

    Imagen de: http://criaramarvivir.blogspot.com.es/

  • También existe otra forma que es express. Esta forma de envasar está más recomendada para comidas líquidas como purés. Con esta forma de envasar se aprovecha el calor del alimento en sí. Con esto se consume el aire por sí solo, sin necesidad de hervirlo. Para hacerlo, se lleva a ebullición la comida que vayamos a envasar justo antes de meterlo en el bote. Como en los otros métodos, no lo llenes hasta arriba, hay que dejar un centímetro de espacio. Con rapidez, cerramos la tapa y apretamos muy fuerte para que no entre demasiado aire. Cuando pasen unos minutos observarás que las tapas de los botes harán un sonido. Cuando esto ocurra, ya estarán envasados los botes.

Como puedes ver, es una forma sencilla y rápida de conservar tus alimentos. Sobretodo está indicado cuando las verduras y las frutas están de temporada y haces recetas con ellas. De esta forma no perderán sus nutrientes y conservarán todas sus propiedades beneficiosas y su rico sabor. Con este método los alimentos te pueden durar hasta meses. Esta manera de guardar las comidas está especialmente indicada para las personas que les guste la cocina casera y quieran tenerla siempre a mano.

Esperamos que este artículo les haya servido de gran ayuda.

 

¿Te ha gustado?
64 usuarios han opinado y a un 98,44% le ha gustado.