Cómo hacer dulce de leche casero

El dulce de leche es uno de los postres preferidos en todo el mundo. Originario de América Latina, es una tentación para los sentidos. Este postre también se conoce como manjar, manjar blanco, arequipe o cajeta.

Este dulce de color claro con una textura parecida a la de las natillas es ideal para rellenar crepes, buñuelos, tartas o cualquier tipo de postre. Suele combinar bien con todos los duces y está riquísimo.

La realidad es que es una receta que conlleva bastante tiempo, pero poco trabajo. Pero el resultado compensa todo el esfuerzo. A continuación, te dejamos con la receta:

Ingredientes:

¿Que necesitas para hacer dulce de leche casero?

  • 1 litro de leche entera
  • 350 gramos de azúcar
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • Vainilla (opcional)

Preparación del dulce de leche:

Instrucciones para hacer dulce de leche casero

  1. Cogemos una cazuela o una olla y echamos dentro el litro de leche. Lo ponemos a fuego alto y esperamos a que rompa a hervir. Una vez esté hirviendo, echamos los 350 gramos de azúcar y bajamos el fuego al medio. Removemos bien para que no se pegue a la base del cazo y esperamos a que se disuelva todo el azúcar.
  2. A continuación, echamos la media cucharadita de bicarbonato sódico y, si queremos, la vainilla. La vainilla podemos utilizarla en formato esencia, extracto o semillas. La cantidad depende del gusto de cada uno, pero si quieres que no pierda el sabor típico del dulce de leche, no eches más de una cucharadita.
  3. Esta mezcla debe cocer durante dos horas aproximadamente. Poco a poco verás como el color va cambiando al tono marrón clarito tan característico de este postre. Durante todo el proceso de cocción debes ir removiendo la mezcla sin dejar que hierva. Por esto el fuego debe ser bajo.
  4. Es importante que durante la última hora no se deje de remover, ya que es cuando el dulce estará más espeso. Si no le damos vueltas bien en este período de tiempo se formarán grumos y perderá la textura característica de este postre.
  5. Cuando, pasado este tiempo, veamos que tiene una consistencia parecida a la de las natillas, lo retiramos del fuego. Cuando lo tengamos apartado del fuego, seguimos removiendo durante 5 o 10 minutos.
  6. Cuando se haya espesado un poco más y haya bajado el volumen, lo vertemos en botes y lo metemos en la nevera.

    Imagen de: http://www.sinazucar.cl/
    Imagen de: http://www.sinazucar.cl/

Como podemos observar, es muy sencillo hacer un dulce de leche. El único inconveniente está en el tiempo que tardamos en elaborarlo.

Alternativa de preparación:

Hay más formas de hacer dulce de leche casero. Una de ellas es con leche condensada. Este método se suele utilizar en los países donde la leche no tiene un elevado porcentaje de grasa o crema para hacer bien este postre. El proceso para convertir la leche condensada en dulce de leche es a presión. Poco a poco el agua va desapareciendo y la leche se va espesando y concentrando.

Ingredientes:

  • Para hacer este postre de esta forma solo necesitaremos un bote de leche condensada y agua.

Preparación:

  1. Hay dos formas de hacer el dulce de leche con leche condensada: con una olla tradicional y con una olla a presión.
  2. Si utilizamos la olla tradicional. Se coloca la lata de leche condensada en el interior de una olla cualquiera rellena con agua. El agua debe cubrir la lata en toda su totalidad. En el proceso de ebullición el agua se irá evaporando, por eso hay que ir añadiendo más de forma constante. Un buen truco es tener otra olla con agua calentándose. Ya que si echamos agua fría o a temperatura ambiente a la olla, se parará la ebullición y tendremos que esperar a que vuelva a hervir. Se pone el fuego bajo y se deja hervir suavemente durante 3 horas. Cuanto más tiempo esté hirviendo la leche condensada más firme quedará el dulce de leche. Es importante que la cocción se haga con fuego al mínimo, ya que si es muy fuerte, puede ejercer mucha presión en la lata y correr el riesgo de que estalle. Es recomendable que la olla esté tapada en todo momento (menos cuando revisemos el nivel del agua) para que el agua se evapore más despacio.
  3. Si utilizamos la olla exprés. De esta forma se acelera el cocinado del postre y nos libra de estar pendiente del mismo. Solo hay que prestar atención a la hora para apagar el fuego cuando corresponda. Para hacerlo de esta forma, primero hay que quitarle el papel que tiene la lata si lo tiene. Ahora ponemos el bote tumbado dentro de la olla y lo cubrimos entero con agua. Cerramos bien la olla y ponemos la válvula en la posición 2. Esperamos a que empiece a hervir y, cuando salga vapor por la válvula, contamos 20 o 30 minutos a partir de este momento. El tiempo depende del tamaño del bote, si es más grande, esperaremos más tiempo. Cuando haya pasado este tiempo, retiramos la olla del fuego y dejamos que pierda la presión que tiene dentro. Es muy importante que esperemos a que toda la presión haya desaparecido, es decir, hasta que no salga nada de vapor de la válvula. sacamos el bote con unas pinzas y lo dejamos enfriar. Cuando se haya enfriado lo suficiente, abrimos el bote.

Con esta técnica, el dulce de leche tiene una consistencia más suave y un color más claro que con la elaboración tradicional. Pero el sabor es realmente fantástico y muy parecido al original.

Degustación:

Hay personas a las que le gusta tanto este postre que se lo comen a cucharadas. Pero este dulce se puede untar en tostadas para la hora de la merienda o el desayuno. También se puede utilizar para hacer distintas elaboraciones, como el flan de dulce de leche. Puede utilizarse de relleno para tartas, bizcochos, de acompañamiento para helados, salsas, etc. En internet podrás encontrar multitud de recetas que tienen como ingrediente dulce de leche. Y todas ellas te quedarán mucho más ricas si en vez de comprarlo, lo haces tu mismo.

En el caso del dulce de leche casero, dura en la nevera unas dos semanas aproximadamente. Por lo que hay tiempo suficiente para consumirlo y utilizarlo en otras recetas.

Por último, aquí tienes unos consejos finales:

Consejos para hacer dulce de leche casero

  • Si el dulce de leche se ha quedado con un poco de grumos o parece que se ha cortado, puedes darle un poco con la batidora eléctrica. Volverá a tener la textura deseada.
  • Un truco para saber cual es el punto adecuado para el dulce de leche es coger un poco con la cuchara y echarlo en un plato. Cuando tiene la consistencia perfecta, éste no chorreará en el plato.

    Imagen de: http://www.imujer.com/
    Imagen de: http://www.imujer.com/
  • Otro truco para saber si tiene una buena consistencia es pasar el dedo por el dulce de leche. Si está bien hecho, el dedo dejará un surco que no volverá a unirse.

Esperamos que esta receta os haya gustado y os sirva de gran ayuda a la hora de hacer vuestro propio dulce de leche casero. La verdad es que las cosas hechas en casa por uno mismo siempre tienen un sabor especial. Esta receta está indicada para un día que no tengas mucho que hacer y puedas dedicarle el tiempo que conlleva. Podrás sorprender a todos tus familiares y amigos con este fabuloso postre. Le dará un toque especial a tus comidas y cenas.

¡Buen provecho!

¿Te ha gustado?
11 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.