Cómo preparar la carne para hamburguesas

Hacer carne para hamburguesas nunca fue tan fácil como en la receta que vamos a describir a continuación. Hoy en día, toda la carne y los demás alimentos que suelen comprar ya hechos o ya fabricados. Este es el caso de las hamburguesas. Cuando vamos al supermercado siempre solemos escoger los típicos paquetes de hamburguesas ya hechas que solo tenemos que cocinar en casa y están listas. Y esto está muy bien, sobretodo para cuando no tienes tiempo. O si tienes una vida muy ajetreada. Pero la verdad es que el precio de esas hamburguesas es superior al que gastaríamos si las hiciéramos nosotros en casa.

Y es que hacer la carne para hamburguesas en casa tiene ventajas. No solo porque sabes qué tipo de carne estás utilizando. Sino que sabrás que esa carne para hamburguesas es más natural, porque lo has hecho tú mismo. Además, no es nada difícil hacer las hamburguesas caseras.

Por estos motivos, a continuación pasaremos a contar qué necesitamos y cómo se puede preparar carne para hamburguesas paso a paso. Una vez las pruebes, ya nunca más querrás comprar la carne para hamburguesas en un supermercado.

¿Cómo se prepara la carne para hamburguesas en casa?

Lo bueno de hacer carne para hamburguesas es que los ingredientes son básicos y se pueden encontrar en todos los supermercados. Además, son ingredientes que solemos tener por casa siempre. Otro aspecto genial de hacer nuestras propias hamburguesas es que, a parte de ser mucho más naturales que las que podemos encontrar en el supermercado, sabemos que no contienen aditivos extras para conservar la carne o mantenerla fresca.

Desde aquí queremos animar a las personas a empezar a elaborar la mayor cantidad de comida en casa de forma natural y utilizando los ingredientes más frescos que encontremos. De esta forma pretendemos cambiar un poco el estilo de vida tan insano que llevamos muchos de nosotros. Con esta receta te podrás permitir comerte una buena y jugosa hamburguesa sin perjudicar tanto a tu dieta y a tu estilo de vida. Ahora vamos a saber cuáles son los ingredientes necesarios para realizar esta receta tan sabrosa.

Ingredientes para hacer la carne para hamburguesas

Primero tenemos que decir que con los siguientes ingredientes saldrán alrededor de seis porciones. O lo que es lo mismo, 6 hamburguesas.

  • 1/2 kilo de carne. Para las hamburguesas se recomienda que la carne sea de ternera o de cerdo. Aunque es muy común mezclar ambas carnes en una sola para tener un sabor más pronunciado. Pero esto es al gusto de cada uno. Nosotros apostamos por la carne picada de ternera mezclada con la de cerdo. Ya se puede encontrar en los supermercados esta carne mezclada. Pero, si queréis, podéis mezclarla vosotros mismos o utilizar solo una.
  • Media cebolla picada (opcional). La cebolla suele ser blanca, pero hay personas que prefieren la morada y le echan de este tipo de cebolla. Como hemos dicho, esto es al gusto de cada uno. Lo bueno de esta receta es que la podemos personalizar como queramos.
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de salsa de mostaza
  • Pan rallado
  • 1 diente de ajo
  • Perejil
  • Sal y pimienta

¿Cómo se hace paso a paso la carne para hamburguesas casera?

Primeros pasos

  • En primer lugar, comenzamos por medir y separar todos los ingredientes en diferentes recipientes. De esta forma, podremos trabajar de forma organizada y sin ningún problema. Tener todo a mano y bien dispuesto nos ayudará a cocinar más rápido y más limpios. Acostumbrarnos a trabajar de esta forma hará que las próximas veces lo hagamos de forma automática y ahorraremos mucho más tiempo.
  • A continuación, tenemos que tratar la carne. Si la carne la hemos comprado ya mezclada, lo único que tenemos que hacer es ponerla en un recipiente bien grande. Si, por el contrario, tenemos que mezclar la carne, este es el momento. Una vez tengamos toda la carne mezclada podemos continuar.

Comenzamos a amasar

  • Ahora empezaremos a agregar algunos ingredientes. Tendremos que echar en el bol donde estaba la carne la cantidad justa de sal y pimienta. Obviamente, esto depende del gusto de la persona. Una vez salpimentada la carne, añadimos el perejil. Nosotros apostamos por ingredientes frescos, por lo que aconsejamos que el perejil sea fresco. Pícalo lo más fino que puedas y añádelo a la masa de carne. Seguidamente, añadiremos el ajo. Como ocurría con el perejil, mucha gente usa ajo en polvo para este tipo de recetas. Pero nosotros aconsejamos que se utilice un diente de ajo fresco y se pique lo más fino posible. Una vez picado, se añade a la masa de la carne con el resto de ingredientes.
  • Para terminar de agregar ingredientes, debemos añadir al recipiente con la carne el huevo y la cucharada de mostaza. Mucha gente prefiere no añadir la mostaza porque no le gusta. Pero desde aquí lo recomendamos porque, cuando la carne para hamburguesas se cocine, no se notará para nada el sabor de la mostaza. Pero, en el conjunto, quedará un sabor irresistible.
  • Por último, podemos elegir entre añadir o no la cebolla. Hay personas que les gusta más y otras que les gusta menos. Por este motivo, añadir la cebolla o no a la carne para hamburguesas depende del gusto de cada uno. Si apostáis por añadirla, este es el momento de agregarla a la carne para hamburguesas. Para hacerlo solo tenemos que cortarla en trozos lo más finos que podamos.
  • Cuando tengamos todos los ingredientes en el recipiente, comenzamos a amasar con las manos hasta que todos los ingredientes queden muy bien integrados.

 Seguimos con la carne

  • Cuando hayamos amasado la carne durante unos minutos y consideremos que está bien, podemos continuar. Lo que tenemos que hacer a continuación es añadir el pan rallado. No hemos puesto una cantidad exacta de pan rallado porque consideramos que debe ser agregado en la cantidad justa del gusto de las personas que vayan a comerlo. A algunas personas le gusta una carne para hamburguesas más blanda y a otras más consistente. Te recomendamos que eches un poco de pan rallado a la carne y amases. Si quieres un poco más de consistencia, solo tienes que añadirle un poco más de pan rallado.
  • Cuando, por el motivo que sea, has añadido más pan rallado del que desearías, no te preocupes, todo tiene solución. Si te encuentras con que tu carne para hamburguesas es más dura de lo que tu quieres, solo tienes que añadirle un chorrito de leche y seguir amasando. De esta forma, la carne perderá un poco de consistencia y será más blanda.
  • Pero ten en cuenta que la leche es un alimento que no contiene mucha sal. Por este motivo, piensa en añadir un poco de sal y pimienta extra para corregir el sabor.

Finalizando la receta

  • Ahora, para ir terminando, solo tenemos que amasar la carne con todos los ingredientes dentro hasta que esté lista y los ingredientes estén bien mezclados.
  • A continuación, cogemos un rollo de papel film y recubrimos el recipiente teniendo cuidado de que no queden espacios abiertos por donde pueda entrar el aire.
  • Después, solo tenemos que meter el recipiente con la carne para hamburguesas en la nevera durante, al menos, tres horas. Esto lo hacemos para que la carne coja el sabor de todos los ingredientes y se unifique. Este paso parece que no tiene importancia, pero es necesario para dejar reposar la carne.
  • Una vez transcurridas las tres horas, sacamos el recipiente de la nevera y quitamos el papel film. Ahora solo tenemos que dividir la carne para hamburguesas en seis porciones y darles la forma de las hamburguesas con la mano.
  • Si no vais a utilizar toda la carne para hamburguesas en el momento, podéis envolver de forma individual cada hamburguesa y ponerla en papel film. De esta forma, podéis congelarlas para utilizarlas en otra ocasión. Se recomienda que el envoltorio sea individual porque, al ser carne para hamburguesa casera, puede que se pegue más. Por eso, para asegurarnos de que quede bien, las envolvemos de forma individual.

¿Y ahora qué?

Ahora ya tenemos lista nuestra carne para hamburguesa. Si las vas a consumir todas o algunas en esta ocasión, puedes poner un poco de aceite en una sartén y cocinarlas. También puedes utilizar el horno o la parrilla. Eso ya lo dejamos al gusto de cada uno.

Cuando las pruebes notarás como sí se diferencian de las típicas hamburguesas que compramos en el supermercado. Estas hamburguesas están hechas en casa y eso se siente. Además, puedes tomar nota para la próxima ocasión y añadir o cambiar algunos ingredientes. Y, como podrás comprobar, la mostaza no hace otra cosa que potenciar el sabor general de la hamburguesa.

Esperamos que este artículo os haya ayudado a saber cómo se prepara la carne par hamburguesas. Además, esperamos que se os ocurran miles de ideas para hacer vuestras propias hamburguesas en casa. Os animamos a dejar en los comentarios las ideas que se os ocurren o la forma particular en que cada uno hace su propia carne para hamburguesa.

¿Te ha gustado?
8 usuarios han opinado y a un 87,50% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.