Cómo marinar salmón

El salmón es uno de los pescados más exquisitos que pueden comerse. Su particular carne color naranja es un indicio de lo singular que es.

En muchos países es considerado como un plato muy sofisticado, al que no tienen acceso la mayoría de las personas. De hecho, se le considera muy costoso y por eso se sirve solo en los restaurantes de más categoría.

Sin embargo, en los países que tienen salida al mar, las personas suelen utilizar la pesca como un medio de trabajo bastante frecuente. Es por ese motivo que, como la comida marítima tiende a ser el menú predilecto para los turistas y para los locales, su costo tiende a ser menor y, por lo tanto, más accesible.

En estos lugares, las personas se las ingenian para preparar el pescado de diferentes maneras. Una de las tantas formas que se puede hacer es marinándolo.

No obstante, la carne del salmón no puede tratarse igual a la de otros tipos de pescados, ya que posee un sabor único y característico. Así que la finalidad no es opacar su sabor, sino más bien poder realzarlo.

Por ese motivo se ha escrito este artículo, para que puedas aprender a marinar el salmón de la manera correcta. Claro, es importante que tengas presente que no existe una forma única de hacer las cosas, siempre tendrás la oportunidad de aprender nuevas técnicas.

Por otra parte, la idea no es que te vuelvas un chef profesional, así que no te exijas demasiado de ti mismo. Más bien, lo que se busca es que puedas preparar el salmón de diferentes maneras para que varíes tus comidas en casa y les des el gusto a tu familia.

Toma papel y lápiz y anota cada uno de los pasos para marinar salmón exitosamente.

Instrucciones para marinar salmón

salmón

Antes de entrar en materia, es importante recordar lo que quiere decir marinar. Puede que tengas claro lo que significa. Sin embargo, nunca está de más una breve aclaratoria.

Marinar es darle sazón a un alimento, en este caso el salón, con el propósito de conservarlo, ablandarlo y de que adquiera ciertos aromas particulares. Teniendo esto presente, entremos en materia y comencemos con las instrucciones que tenemos que seguir para marinar salmón.

Lo primero que tenemos que hacer es tener todos los ingredientes que utilizaremos a la mano. Esto nos ayudará en el proceso del marinado, para que pueda hacerse más rápido y más fluido. Los ingredientes son muy sencillos de conseguir. Se trata de sal, azúcar, eneldo y el salmón.

Asegúrate de que el salmón esté fresco y que no tenga espinas. Sin embargo, no le retires su piel. Córtalo a la mitad para trabajar con ambos lados.

En un recipiente pequeño, mezcla la sal y el azúcar. Luego, coloca el salmón con la piel hacia la mesa y comienza a ponerle la mezcla que acabas de hacer.

Después será el momento de ponerle pimienta y el eneldo. Asegúrate de cubrir muy bien toda la superficie del pescado. Toma el otro trozo del salmón y colócale un poco de sal para luego unir ambas piezas como si se tratase de un sándwich.

Ha llegado el momento de envolver el salmón con plástico transparente. Debes apretarlo muy bien, pero dejando descubiertos los extremos para que pueda escurrir el líquido que irá soltando debido a la sal que le colocamos.

Coloca el salmón en un recipiente rectangular, lo suficientemente hondo, y ponle algún peso encima. Déjalo en la nevera un día completo, es decir, 24 horas. Pasado ese tiempo, saca el salmón y desecha el líquido que ha escurrido, dale vuelta y vuelve a guardarlo en la nevera por otras 24 horas.

Luego que hayan pasado los dos días, retira el plástico, lava muy bien el salmón para que no le quede ningún resto del marinado. Lo siguiente que tienes que hacer es laminar el salmón con un cuchillo bien afilado y hacerlo con precisión asegurándote que te quede bien finito.

Ya con eso puedes utilizarlo de la manera que quieras para hacer cualquier cantidad de platillos y bocadillos exquisitos. Todos los que puedas imaginarte.

Ahora bien, ¿qué necesitarás para poder marinar salmón? Lo veremos ahora mismo.

¿Que necesitas para marinar salmón?

Si nos ponemos a analizar la cantidad de ingredientes que necesitas, podemos darnos cuenta que se trata de una forma muy económica de marinar el salmón. Eso, sin decir que también es una manera muy sencilla de hacerlo y que los resultados te encantarán.

salmón

Para llevar a cabo este marinado, solo necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 lomos de salmón. Recuerda que estos tienen que tener su piel, pero debes retirarle las espinas. 2 lomos equivalen aproximadamente a un kilo de salmón.
  • 30 gramos de sal. Si es una sal gruesa, mucho mejor.
  • 30 gramos de azúcar.
  • 10 gramos de pimienta en grano.
  • Ramas de eneldo fresco. No puede estar seco. El eneldo puede ser difícil de conseguir. Por eso, puedes encargarlo con anticipación. Si no encuentras eneldo, puedes usar orégano, igualmente fresco.

Por otra parte, también necesitarás otros implementos. Por ejemplo, un recipiente hondo de tamaño rectangular, algo para hacer peso sobre el salmón, puede servirte cualquier cosa que tengas en el refrigerador. No tiene que ser algo en específico.

También es necesario que tengas papel plástico transparente para que puedas envolver el salmón y un cuchillo bien afilado para cortar finas láminas de salmón.

De seguro tendrás todo esto en casa. De manera que no hay excusas para que no pongas manos a la obra y comiences a marinar tu salmón. El resultado te dejará boquiabierto.

Ahora bien, ¿qué más necesitas saber sobre cómo marinar salmón? Presta mucha atención a los siguientes consejos.

Consejos para marinar salmón

salmón

Es importante tener en cuenta que esta no es la única manera de realizar el marinado. Puedes aplicar otras técnicas o variar un poco el procedimiento de esta. Así, le estarás dando tu toque personal al marinado y quedará totalmente diferente.

Por ejemplo, no necesariamente debes usar salmón. También puedes hacer este mismo marinado con otro tipo de pescados como bonito, bacalao, etc.

Por otra parte, con esta técnica solo estamos aromatizando y conservando el pescado. Sin embargo, si deseas darle un toque ahumado, puedes hacerlo fácilmente. Solo necesitarás sal ahumada en lugar de la sal común. También puedes variar algunos ingredientes.

Como consejo importante te decimos que la parte más fácil de cortar del salmón, es su cola. Por eso, puedes comenzar practicando el marinado con esa parte hasta que te vuelvas un verdadero experto.

Las personas que deseen pueden congelar el salmón unas 72 horas después de haberlo marinado y luego consumirlo sin ningún problema. Toma en cuenta que puede durar en el refrigerador un máximo de 3 meses, pero debe estar bien envuelto para que no se reseque.

En caso de que quieras conservarlo en la nevera, puedes hacerlo colocándolo en un recipiente con tapa y aplicándole aceite de girasol para que no pierda el sabor. Refrigerado de esta manera, puede conservarse unos 7 días. No debes exceder esos días, de lo contrario ya no será apto para consumirlo.

Este marinado no te quitará nada de tiempo. De hecho, lo puedes hacer en tan solo unos 5 minutos y, a medida que adquieras la práctica, te harás cada vez más diestro y rápido.

Puedes sorprender a tus invitados y servir el salmón con aguacate o sobre una cama de pan tostado con queso para untar y eneldo. En este sentido juega un papel muy importante tu imaginación.

Recuerda que puedes sustituir el eneldo por orégano fresco. Todo lo debes hacer de acuerdo con tus posibilidades, pero también de acuerdo con tus gustos y los de tu familia. Ya que la idea es que puedas disfrutar y sacarle el máximo provecho al salmón marinado.

 

 

 

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.