Cómo marinar pollo

Uno de los alimentos más nobles que hay, es el pollo. Esta afirmación no solo se debe al hecho de que puede aprovecharse al máximo posible, sino a que también puede cocinarse de muchas maneras.

De modo que, aunque comas pollo todos los días, no tienes por qué hacerlo siempre de la misma forma. Así tendrás la sensación de estar comiendo algo distinto todos los días, aunque en realidad no sea así.

Es por esta razón que muchas personas consideran la cocina como un verdadero arte. De hecho, muchos pasan años estudiando para conseguir la técnica perfecta. Sin embargo, poco tardan en darse cuenta que esta no existe, sino que, a medida que se practica, se hallan nuevas formas de hacer una misma tarea, muchas de las cuales son muy sofisticadas y de alta calidad.

Ahora bien, en la cocina existen diferentes herramientas y recursos que se emplean para crear obras maestras. Es cierto que muchos cocineros se niegan a revelar sus secretos de cocina. No obstante, otros son más solidarios con estos simples mortales, y comparten su experiencia para que podamos incursionar en este aspecto de la vida.

Si eres de los que les gusta ver programas de cocina, sabrás que es frecuente escuchar palabras y términos relacionados con esta práctica. Uno de ellos es marinar, ¿sabes a qué se refieren con esta palabra? ¿Qué te imaginas que hay que hacer?…

Probablemente no tengas la menor idea. Sin embargo, ¡que no se te vaya el loro! No eres ni el primero ni serás el último en preguntarse en qué consiste el marinado o cómo se lleva a cabo esta técnica.

Si deseas mejorar en la cocina, este artículo se ha escrito para ayudarte. El día de hoy te estaremos diciendo paso a paso cómo marinar pollo.

Instrucciones para marinar pollo

pollo

Para poder llevar a feliz término esta receta, es importante que tengas claro lo que significa marinar algún alimento.

Cuando hablamos de marinar, nos referimos al proceso en el cual se coloca en remojo a un alimento por un determinado espacio de tiempo. Puede ser por un día o por varias semanas. Esto, con el objeto de que llegue a estar más aromatizado o para que pueda conservarse por más tiempo.

Algunos expertos consideran que comer pollo sin marinar es similar a comerse un huevo sin sal. Es decir, le faltaría gusto o sabor. Para tu fortuna, existen diferentes maneras de muchas maneras de sazonar el pollo. Una de esas tantas maneras es el marinado líquido.

En esta oportunidad estaremos compartiendo contigo algunas maneras, que puedes tener a tu alcance, para marinar pollo. Primeramente, te diremos cómo marinar el pollo para asar.

El primer paso es picar el pollo en trozos sin quitarle la piel. Si marinamos el pollo en trozos, nos estaremos asegurando de que cada una de sus partes esté impregnada de sabor.

Luego, toma un recipiente lo suficientemente hondo y vierte en él jugo de naranja, aceite de oliva, jengibre, orégano, chile, sal, pimienta y un poco de caldo de pollo. Mezcla bien para luego introducir los trozos de pollo. Lo siguiente que debes hacer es llevar el recipiente al refrigerador por al menos unas tres horas.

Es importante que tomes en cuenta que mientras más tiempo dejes el pollo marinándose, mayor será su sabor y, por tanto, mejor el resultado.

Finalmente, coloca el pollo en la parrilla. Para ayudarlo a que se cocine mejor y más rápido, puedes hacerle pequeños cortes. También, píntalo con el líquido de marinado que sobró, mientras se cocina. Tardará por lo menos unos 45 minutos para cocinarse a la perfección. Claro, también dependerá de la intensidad de las llamas.

Por otra parte, también puedes marinar el pollo para guisar. Es muy sencillo. Solo debes combinar especies aromáticas como el orégano, el tomillo y la albahaca con vinagre blanco o vino tinto y aceite de oliva.

Mezcla bien los ingredientes, colócalos en una bolsa hermética junto con el pollo y déjalo en el refrigerador por unas dos horas para que el sabor pueda concentrarse bien. Luego de esto puedes proceder a cocinarlo como lo ibas a hacer desde un principio.

También hay una opción de marinado para los que son amantes del picante. Corta tu pollo en trozos y colócalo en una bandeja. Mientras está allí, agrega salsa teriyaki, el jugo de medio limón, ají picante y chipotle.

Tapa el pollo y llévalo al refrigerador por unas dos horas. Dependiendo de los miembros que integren tu núcleo familiar, puedes agregar más o menos ají picante. De seguro te encantará.

Por último, está la marinada de limón. Se trata de una marinada muy sencilla de preparar porque no es necesario tener muchos ingredientes.

Lo único que necesitarás es colocar dentro de una bolsa hermética el jugo de un limón amarillo, la ralladura de su concha, una pizca de ajo, sal, pimienta, orégano y, por supuesto, el pollo. Déjalo reposar en el refrigerador por espacio de unas tres horas, para que su carne quede con mucho sabor.

Como ves, se tratan de recetas sencillas. ¿Qué ingredientes necesitas para marinar?

¿Que necesitas para marinar pollo?

pollo

Los ingredientes van a variar un poco dependiendo del tipo de marinado que elijas para tu pollo. Por ejemplo, los amantes del asado, necesitarán los siguientes ingredientes:

  • Un kilo de pollo picado en trozos
  • Medio vaso de jugo de naranja
  • 6 cuchadas de aceite de oliva
  • 2 curadas de orégano en polvo
  • Una pizca de jengibre en polvo
  • 2 cucharadas de chile de árbol molido
  • Caldo de pollo
  • Zumo de limón
  • Sal y pimienta al gusto

En el caso de los que quieran marinar el pollo de la manera más tradicional posible, necesitarán los siguientes ingredientes:

  • Especies aromáticas: Tomillo, orégano, albahaca, entre otras de tu preferencia.
  • Vino tinto o vinagre blanco. Una cosa o la otra, pero jamás ambas al mismo tiempo, porque el marinado podría quedarte muy ácido.
  • Aceite de oliva extra virgen.
  • Una bolsa hermética de plástico.

Para los que deseen un marinado menos convencional pero económico, pueden optar por el marinado de limón. Para su preparación solo necesitarás:

  • El juego y la cáscara o piel de un limón amarillo.
  • Una pizca de ajo en polvo
  • Sal y pimienta al gusto
  • Orégano en polvo

¡Y listo! Puedes aplicar cada una de estas técnicas de marinado cuantas veces lo desees a la semana. Así, tu familia sentirá que está comiendo en un lugar gourmet. Ahora bien, ¿qué consejos útiles debes tener en cuenta a la hora de marinar un pollo? Lo estaremos viendo en el siguiente subtítulo, que no puedes dejar de leerlo.

Consejos para marinar pollo

pollo

Como has podido darte cuenta, marinar pollo en una técnica de dificultad baja. Sin embargo, a fin de hacerlo con seguridad, es importante que tomes en consideración algunos consejos.

Usa una tabla que sea solo para cortar el pollo y otra para preparar y mezclar los otros ingredientes. En caso de que uses el cuchillo para cortar el pollo primero, te recomendamos que lo laves con agua caliente y jabón antes de usarlo para picar otros alimentos.

A la hora de hacer el marinado, coloca los ingredientes y el pollo en un recipiente cerrado y que sea, preferiblemente, de vidrio o cerámica. En caso de que uses una bolsa, asegúrate de que sea plástica y hermética. Evita usar recipientes de aluminio, ya que pueden generar sabores metálicos burdos.

Si deseas usar el adobo que sobró del marinado como una salsa, la recomendación es que lo pongas a hervir a fuego lento en una cacerola y déjalo que haga ebullición por al menos unos tres minutos. De esa manera te asegurarás de que muera cualquier bacteria que pudo haber quedado y así comerlo con total seguridad sin necesidad de correr riesgos.

 

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.