Son una de las variedades de legumbres más consumidas y famosas tanto en España como en diversos países de Latinoamérica, las hay de diversos tamaños, las hay de muchos colores desde, naranjas, rojas, verdes, negras y marrones, poseen una amplia variedad de propiedades que la hacen imprescindibles en cualquier dieta equilibrada. Son un alimento fácil de hervir, que no necesita un remojo previo como si ocurre con otras legumbres.

¿Cómo preparar las lentejas?

  • Coge las lentejas y límpialas, puedes extenderlas sobre algún paño de cocina, una tabla de madera para cortar o en un recipiente con agua fría y cuélalas después, para así asegurarte mejor de que no queden restos en ellas. Si son a granel y no en paquete quizá puedan tener algo de polvo, piedras o tierra del campo de donde se cogieron. Si ves alguna lenteja en mal estado, quítala y tírala inmediatamente.
  • No las mantengas en el agua durante mucho tiempo, ni sumergidas en ella, pues se reblandecen.
  • Debes de preparar una combinación exacta de agua y lentejas, que son una porción de lentejas y dos de agua.

¿Cómo hervir las lentejas paso a paso?

  • Coge una olla o una cazuela, teniendo en cuenta que en la olla hervirán antes y en la cazuela tardarán más tiempo en hacerlo.
  • Echa las lentejas y llena la olla o la cazuela de agua fría, la suficiente como para que quede unos cinco centímetros por encima.
  • Ponlas a una temperatura fuerte en el fuego o la vitrocerámica, hasta que empiece el agua a hervir, en ese momento baja la temperatura para que el hervor que reciban sea algo más leve, y todas las lentejas reciban el mismo calor y se hagan a la vez, ya que si recibieran una alta temperatura solo se harían una parte de ellas, quedando el resto duras, además de que se corre el riesgo de que el agua se evaporará antes de que las lentejas consigan hacerse correctamente.
  • Mientras se cocinan a fuego lento, podrás ver la formación de burbujas pequeñas y de cierto movimiento en las lentejas.
  • El tiempo de cocción es de unos 20 o 30 minutos si se hace en una olla rápida o exprés.
  • El tiempo de cocción en una cazuela normal, es más lento y ronda la hora o la hora y media.
  • Debes de vigilar las lentejas y si se quedan con poca agua añadirles más.
  • Al hacerse a fuego lento tienen más posibilidades de que la cáscara que las recubre se separe.
  • En ocasiones en los paquetes o incluso en las compradas a granel suele haber lentejas viejas, por lo que puede que requieran de más tiempo para poder reblandecerse correctamente.
  • Cuando pase el tiempo necesario y compruebes que están ya hervidas. Apaga el fuego o la vitro y déjalas reposar para que absorban algo más de agua.
  • Una vez hecho todo el proceso sácalas y cuélalas para que el agua sobrante se vaya.
  • Vuélvelas a colocar en la olla o cazuela y añádelas sal. El truco de no añadirles sal durante el proceso en el que se hierven es para que no queden duras ni crujientes.

Propiedades de las lentejas:

  1. Poseen gran cantidad de proteínas de tipo vegetal, además numerosos estudios avalan la calidad de estas pudiendo llegar a sustituir a una proteína de origen animal.
  2. Contienen hidratos de carbono de absorción lenta.
  3. Su aporte de glucosa a la sangre, permite que los niveles de azúcar estén regulados y que se evite la aparición de la diabetes, en el caso de las personas que ya la tengan ayuda a regular los niveles de insulina.
  4. Son ricas en fibra, por lo que sacian el estómago más fácilmente.
  5. Tienen ácido fólico que se encarga de mantener una buena circulación de la sangre, así como de proteger al corazón de enfermedades cardiovasculares, contribuyendo a su correcto funcionamiento.
  6. Ricas en minerales como el hierro, calcio, zinc, potasio, fósforo y magnesio.
  7. El potasio que poseen ayuda a eliminar el agua que el organismo no necesita, por lo que se evita la retención de líquidos, ayudando además al bienestar del corazón y al correcto funcionamiento de los riñones.
  8. Ricas en vitaminas del grupo B, excepto las del grupo B12.
  9. Posee vitamina B9, la cual se encarga de que enfermedades de tipo psicológico como son la ansiedad o la depresión, se minimicen, así como la disminución de los estados de enfado o estrés.
  10. Son un alimento indispensable para niños y personas que se hallan en épocas de estudio, ya que alimentan el cerebro, y ayudan a la salud de los nervios.
  11. Dan un buen aporte de energía, por lo que se recomiendan a los deportistas, o aquellas personas que realicen tareas que conllevan un gran esfuerzo físico y mental.
  12. Poseen un bajo porcentaje en grasas, y en calorías las cuales vienen de sus proteínas e hidratos de carbono.

Esta receta de sopa de lentejas también te gustará

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.