Cómo hervir garbanzos

Los garbanzos son un ingrediente muy versátil a la hora de cocinar platos nuevos y dinámicos. Además, son altamente beneficiosos para la salud y tienen una gran variedad de proteínas y vitaminas esenciales.

Por ejemplo, son ricos en vitamina A, B6, C, E y K, calcio, fósforo, potasio, zinc, magnesio, hierro y sodio. Esto sin mencionar su delicioso sabor. Sin embargo, prepararlos puede ser un poco confuso para los novatos de la cocina. Por eso, aquí te indicaremos cómo hervir los garbanzos sin ningún tipo de complicación. ¡Presta atención!

 garbanzos

Cocinar granos no es algo del otro mundo pero sí es necesario tener técnica para que no queden ni muy blandos ni muy duros. En otros países le llaman menestras, y forman parte tradicional de innumerables platos. Quedan bien con muchas cosas como carnes rojas y además la textura es muy agradable. Sin embargo, su correcta preparación ayuda a digerir mejor el alimento, el cual en algunos casos puede producir gases intestinales.

Instrucciones para hervir garbanzos

Te recordamos que es de vital importancia que te laves las manos antes de manipular la comida. La higiene en la cocina es un paso muy relevante e imprescindible. No olvides nuca esto. Puede parecer pequeño, pero es de suma importancia.

Para comenzar, necesitas saber la cantidad de garbanzos que vas a preparar. Eso, claro está, depende de cuantos comensales tengas y en cuánto come cada uno. Haciendo un cálculo simple, te recomendamos que, como regla general, puedes usar unos 75 u 85 gramos por cada comensal.

Luego de que sepas la cantidad de garbanzos que vas a necesitar, debes proceder a prepararlos para la cocción. A fin de que lo estén, lo mejor es que los pongas a remojar. Ahora, tienes dos opciones: puedes hacerlo con agua tibia, o metiéndolo en el refrigerador.

Independientemente del método que elijas, debes asegurarte de que el agua cubra por completo a los garbanzos. Una buena opción es que los pongas a remojar una noche antes de prepararlos. Así, al día siguiente, estarán tiernos y perfectos para la cocción. Esto se traduce a unas 10 a 14 horas de reposo en agua. Sabrás que están listos, pues su tamaño habrá aumentado notoriamente. Si lo deseas, puedes ponerle una pizca de sal al agua antes de ponerlos a remojar. De esta forma, reforzarás su sabor.

Una vez haya cesado el tiempo de remojo, debes proceder con un paso extremadamente importante: lavarlos. Cuela los garbanzos y lávalos, ¡no puedes olvidarte de este paso! Ahora, pon un litro de agua a hervir y echa los garbanzos cuando veas que el agua haya hervido completamente. Guíate por las burbujas del agua para saber cuándo es el momento adecuado para echarlos. Asegúrate de que el agua sobrepase los garbanzos por al menos dos o tres centímetros.

Déjalos hervir a fuego lento. Recuerda la regla de oro: tapar la olla va a acelerar el tiempo de cocción. Es muy importante que tengas en cuenta el tipo de olla que utilizarás para el proceso. Esto va a hacer que los tiempos de cocción varíen. Por ejemplo, si utilizas una olla express,  solo tomará un máximo de una hora. Por otra parte, si la olla es una común de toda la vida, el proceso se alargará. Con esta última, los garbanzos pueden tomarse hasta dos horas y media.

Un pequeño truco es que eches una pizca de sal al agua antes de echar los garbanzos. Luego, echarle sal al gusto unos minutos antes de retirarlos del fuego. Ten cuidado, sin embargo, pues debes tener en cuenta la comida con la que acompañarás los garbanzos. Si los otros ingredientes son salados o con un sabor muy fuerte, no te conviene echar mucha sal a los garbanzos.

Sabrás que tus garbanzos están listos cuando estén blandos y puedas morderlos sin problema alguno. En este momento, deberás retirarlos del fuego y colarlos una vez más. ¡Y listo! Tus garbanzos están listos para ser anexados a cualquier receta.

Como ves, hervir garbanzos no es ningún tipo de ciencia complicada.  Solo es un proceso largo al que tienes que dedicarle tiempo y esfuerzo. Sin embargo, estamos seguros de que, si sigues esta guía, tus garbanzos quedarán espectaculares. Lo mejor es que, como te dijimos al principio, son un elemento muy versátil. Puedes hacerlo en ensaladas, acompañarlos con arroz, carne o, literalmente, lo que tú desees. ¡Todo depende de ti!

¿Que necesitas para hervir garbanzos?

  • Agua.
  • .Estufa.
  • Ollas adecuada.
  • Seguir las instrucciones dadas.

 garbanzos

Consejos para hervir garbanzos

Ahora que sabes cómo hervir correctamente los garbanzos, quizá te interese saber que tienen muchas propiedades positivas. Algo que mucha gente no sabe, es que los garbanzos son especialistas en evitar grandes problemas de salud. Un ejemplo es que evita ataques al corazón o problemas gástricos. Esto se debe a que baja los niveles de colesterol y la presión arterial. También es un gran aliado al momento de padecer diarrea o prevenir hemorroides.

Los garbanzos, también, son ricos en potasio, hierro y zinc. Lo que significa que gente que padece de anemia, diabetes o problemas de circulación por falta de estos elementos, conseguirán un buen remedio en los garbanzos. Asimismo, tu tránsito intestinal se verá positivamente afectado debido a la cantidad de fibras presentes en el garbanzo.

Gracias a todo lo anteriormente dicho, puede representar un gran aporte a la dieta vegetariana o vegana. Puede ser un gran reemplazo de la carne o pollo, gracias a sus proteínas. De hecho, es protagonista en platos vegetarianos como el hummus, los falafels o algunos tipos de hamburguesas vegetarianas.

Pero nada en exceso es bueno. Los garbanzos no son muy recomendados en las dietas, pues contienen altos niveles de calorías. Sin embargo, también tiene muchas proteínas y vitaminas que van a hacer que tu cuerpo y tus sentidos estén muy, muy contentos. No tengas miedo de usarlos e implementarlos en tu cocina, es algo de lo que no te vas a arrepentir, ¡te lo prometemos!

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.
1 Comentario
  1. Alicia dice

    Les pregunto si arruiné los garbanzos al poner una cucharadita de bicarbonato en el agua durante la cocción.
    Los herví con el agregado del bicarbonato.
    Si pueden responderme les agradeceria

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.