Lo mejor  de hacer yogurt  es que puedes prepararlo rápidamente en casa y te resultará  mucho más económico que si los tienes que comprar en el supermercado. Para hacer la mezcla, no tardarás más de  5 minutos, lo que lleva más tiempo y es imposible acortarlo es  la fermentación, pero al hacerlos en casa tendremos un rico yogurt natural  sin conservantes. Puedes ir probando distintas consistencias, agregarle sabores y con la práctica y el tiempo lograrás hacer yogurt perfecto.  Para hacer yogurt necesitamos como solo  leche y  yogurt natural. La mezcla a menos de 50ºC hará que las bacterias del yogurt se extiendan en nuestra leche y consigamos cuajarlo. Podemos utilizar una yogurtera pero en caso de que no tengas hay otros métodos para mantener la temperatura correcta. Después de hacer yogurt  debes guardar uno porque los yogures caseros sirven para preparar más yogures, hasta unas 10 veces aproximadamente, 10 “generaciones”. Lo ideal es preparar los yogures por la tarde noche, para así tener el horno a su disposición si no tienes yogurtera porque se harán mientras duermes.  Te enseñaremos a prepararlo en la yogurtera, este sencillo, práctico y económico electrodoméstico conserva la temperatura a unos 45° centígrados, ideal para que los cultivos lácticos se desarrollen en forma controlada. Si tienes ganas de aprender a hacer yogurt lee nuestro artículo y manos a la obra!

Instrucciones para hacer yogurt

  1. Colocamos un litro de leche en una  cacerola  y calentamos hasta que alcance la temperatura de 45°C. Debes controlar bien la temperatura, no debe pasar los 45ºC, en caso contrario espera a que se enfríe. Lo ideal es tener un termómetro para cocina pero si  no tienes puedes hacerlo poniendo un dedo en la leche, si aguantas el calor por 10 segundos la temperatura está en su punto justo.
  2. Este mismo paso podemos hacerlo en el microondas colocando la leche en un recipiente de vidrio apropiado calentándola por espacio aproximado de 3 minutos a potencia máxima.
  3. Apenas  revolvemos  para unificar la temperatura de la leche  ya que el microondas suele calentar en forma despareja.
  4. Apagamos el fuego (o retiramos del microondas) y agregamos un yogurt a la leche. La primera vez usaremos uno comprado,  en lo posible de sabor natural. Cada vez que hagas yogurt podrás usar uno de los anteriores, como dijimos al principio, dura por 10 generaciones de yogurt pero estas se van debilitando. Entonces te sugerimos que lo uses así unas 6 veces, luego compra otro y comienza de nuevo a contar. Lo ideal es comprar los que vienen en frasco de vidrio, ya que podremos reutilizar los envases para hacer más yogur o como recambio si se nos rompe algún recipiente de la yogurtera.
  5. Agregamos el azúcar. Si tienen  balanza, son exactos  80 gr. si no  agrega 5 cucharadas soperas. La leche debe estar dulce, para luego contrarrestar la mayor acidez que adquiere cuando se transforma en yogurt.
  6. Si quieres que te quede más consistente y cremoso agrégale los  50gr de leche en polvo (dos cucharadas soperas), esto sirve de alimento a las bacterias responsables de transformar la leche en yogur. Así que le adicionamos dos cucharas colmadas de leche en polvo.  Esto lo dejará mucho más firme y gustoso.   Puedes lograr un punto intermedio agregando sólo una cucharada.
  7. Revolvemos bien para mezclar el azúcar y la leche en polvo, cuidando además que no quede ningún grumo.
  8. Ahora puedes saborizar el yogurt, incorporándole una cucharadita de esencia de vainilla natural. Antes de esto, si lo desean, pueden llenar un recipiente de yogurt natural para seguir conservando el de arranque con gusto natural.
  9. También puedes usar edulcorantes químicos a tu gusto teniendo en cuenta que no todos sirven para usar con calor, aunque vamos a trabajar con temperaturas bajas. No todos los edulcorantes químicos saben igual, así que prueba cual es el que más te gusta.
  10. Todo el proceso descripto parece largo pero en realidad no tiene que tomar más de 5 minutos para que no se enfríe la preparación, debes para esto tener todo a mano.
  11. Llegó el momento de colocar la preparación en frascos de vidrio individuales que trae la yogurtera.
  12. Colocamos los recipientes sin tapa adentro de la yogurtera, la tapamos y la programamos para que guarde el calor por espacio de 8 horas. Con este tiempo y calor constante, conseguiremos el punto óptimo del yogur. Debes tener cuidado con el tiempo porque si te pasas el yogurt será más ácido. Las yogurteras tienen indicaciones de tiempo en sus instrucciones que te permitirán corregir o ajustar mejor el tiempo.
  13. Una vez transcurrido el tiempo indicado, sonará la alarma. Retiramos la tapa  de la yogurtera  y procedemos a cerrar cada uno de los envases.
  14. E l yogur, durará una semana en la heladera. La yogurtera ya trae envases donde se puede seleccionar la fecha de vencimiento. Recuerda controlar el tiempo de duración para evitar problemas de consumir un lácteo vencido.
  15. Ya podemos guardarlos en la nevera y consumirlos después que se haya enfriado bien. La consistencia ideal se logra con 24 horas de frío pero se pueden consumir mucho antes. A disfrutarlo!

¿Que necesitas para hacer yogurt?

  • 1 litro de leche
  • 125 gr de yogur natural
  • 50 gr de leche en polvo (opcional)
  • 80 gr de azúcar o 5  cucharadas soperas.
  • 1 cdita. De esencia de vainilla.
  • Yogurtera eléctrica

Consejos para hacer yogurt

  • Para aumentarla cremosidad puedes agregar nata y para darle mayor consistencia es que se agrega la leche en polvo. Si lo quieres más apropiado para una dieta puedes hacerlo con leche descremada y agregarle leche en polvo descremada también.
  • La temperatura ideal de fermentación es la de 45ºC. Nunca hagas yogur aumentando en la mezcla los 50º porque puedes matar las bacterias del yogur y te quedará líquido.
  • En caso de querer añadirle fruta ya sea en trozos o procesada,  hazlo después de que esté totalmente hecho, si no los jugos  frutales entorpecerán proceso de fermentación.
  • En caso de no disponer de una yogurtera, hay varias técnicas que pueden utilizar para remplazarla. Algunos acercan el preparado a una almohadilla térmica. Otros lo guardan en un termo. También hay quien prende el horno, lo apaga y luego deja reposando el yogurt tapado con una manta que ayudará a mantener la temperatura.
¿Te ha gustado?
13 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.