El bizcocho es uno de los postres más tradicionales del mundo y suele servirse a modo de postre, desayuno o merienda. El bizcocho de yogur es una versión del tradicional muy fácil de elaborar y que, además, nos permite darle un toque original a nuestros bizcochos. El aporte del yogur nos permite incrementar la suavidad y la textura de nuestro postre.
A continuación se detallan las instrucciones que debes seguir para elaborar la receta. Se trata de una receta muy simple y fácil de seguir que te permitirá elaborar tus bizcochos en unos diez minutos (a parte del tiempo de cocción). Anímate a probar esta receta, seguro que te encantará y la relizarás a menudo.

¿Que necesitas para hacer un bizcocho de yogur?

Para 6 personas

  • 3 huevos
  • 2 yogures naturales griegos
  • 1 sobre de levadura
  • 250 gramos de harina
  • 250 gramos de azúcar
  • 150 gramos de mantequilla
  • 1 limón o naranja

Instrucciones para hacer un bizcocho de yogur

  1. Bate los huevos en el recipiente en el que más tarde vas a incorporar todos los ingredientes. Asegúrate de que el tamaño del bol es suficientemente grande para albergar toda la mezcla. Los huevos deben de estar a temperatura ambiente ya que esto facilitará la fase del batido, por lo que debes extraerlos de la nevera unos cinco o diez minutos antes de comenzar a elaborar el bizcocho.
  2. Añade el azúcar y mézclalo todo muy bien. Puedes usar varillas de cocina o utilizar una batidora. En caso de que no tengas ninguno de los dos instrumentos puedes utilizar un tenedor, pero esto hará que la tarea de batir sea más pesada y tu brazo quedará dolorido. Sin embargo, a medida que te acostumbres a batir con un tenedor cojerás práctica y cada vez te costará menos tiempo y esfuerzo.
  3. Añade el yogur griego. También puedes utilizar yogur natural. La receta es muy versátil y se adapta a todo tipo de ingredientes. Selecciona el yogur que más te guste: desnatado, con calcio,..
  4. Derrite la mantequilla (al baño maría o valiéndote del microondas) e incorpórala a la mezcla. Si lo prefieres puedes utilizar margarina o aceite. En caso de decantarte por el aceite puedes usar de cualquier clase, aunque te recomiendo el aceite virgen de oliva por su sabor.
  5. Bate y mezcla todo muy bien.
  6. Incorpora la harina previamente tamizada y mezclada con la levadura. Bátelo y asegúrate de que no hay grumos, pues la suavidad será la clave de nuestro bizcocho de yogur.
  7. Por último añade la ralladura de un limón o de una naranja que dará un toque de frescura a toda la receta.
  8. Deja reposar la masa durante unos minutos. Durante la fase de reposo los ingredientes se asientan y unifican, homogeneizando la textura final.
  9. Engrasa el molde con mantequilla para que el bizcocho no se pegue. Asegúrate de que no dejas ninguna superficie sin untar. También es buena idea que utilices un molde desmoldable o un molde de silicona ya que son más fáciles de desmoldar. Uses el molde que uses siempre debes engrasarlo.
  10. Precalienta el horno a 180 grados y cuando esté caliente introduce el bizcocho. Déjalo hacerse durante media hora. Cuando finalice la cocción apaga el horno y deja el bizcocho en su interior ya que terminará de hacerse y se enfriará con el horno.
  11. Deja enfriar el bizcocho y desmóldalo.                                   file3191332600689
  12. ¡Tu bizcocho ya está listo! Ahora llega la parte más divertida del proceso que es la de la decoración y el relleno. El bizcocho de yogur tiene un sabor suave y delicado lo que lo hace perfecto para tomar solo, pero si quieres puedes rellenarlo de otros ingredientes que , sin duda, mejorarán la receta básica. Para ello parte el bizcocho a la mitad y rellénalo de lo que más te guste. Puedes rellenarlo de chocolate o nutella. Otra buena idea es rellenarlo de crema de yogur y fresas.                                                                                          01122
  13. En nuestra categoría de tartas encontrarás muchos buenos consejos para hacer deliciosas y exquisitas tartas caseras.

Consejos para hacer un bizcocho de yogur

  • La receta que te hemos presentado con anterioridad es la que debes seguir para elaborar un bizcocho tradicional de yogur. Si deseas innovar y experimentar con la receta básica puedes realizar interesantes innovaciones variando levemente los ingredientes. Una gran idea es la de utilizar yogur de limón en lugar de un yogur griego. Esto aportará a nuestros bizcochos un sabor diferente y muy original. También puedes utilizar yogures de otros sabores, aunque el que mejor suele funcionar es el de limón.
  • Como en el caso anterior, si eres un amante del chocolate puedes incorporarlo a la receta. Puedes utilizar chocolate para el relleno, o para la cubrición, pero también pueden usarlo en la elaboración de la masa. Para ello sírvete de cacao en polvo o de chocolate fundido e incorpóralo a la masa una vez que ya has mezclado todos los ingredientes.
  • Otra forma de personalizar tus bizcochos es mediante el uso de esencias y especias. Puedes utilizar esencia de vainilla o bien comprar una vaina de vainilla y partirla a la mitad extrayendo su interior e incorporándolo a la mezcla de la masa. También puedes utilizar especias como canela o nuez moscada. Ve incorporándolas progresivamente a tus bizcochos. No es una buena idea que incorpores de repente todas las esencias y todas las especias que se te ocurran al mismo bizcocho, seguramente todos los sabores juntos no funcionen bien. Ve experimentando poco a poco e irás descubriendo combinaciones únicas y exquisitas de sabores.
  • La cocción del bizcocho depende en gran medida del horno que estés utilizando. Los tiempos y temperaturas de las recetas son orientativos pues cada horno es un mundo y tiene sus propias peculiaridades. Vigila la evolución de tu bizcocho y cuando te parezca que está listo sácalo. Coge un palillo e introdúcelo en la masa. Si sale limpio el bizcocho está listo. Si aún le falta cocción el palillo saldrá impregnado de restos de masa húmeda. Esa es la señal que necesitas para comprobar que a tu bizcocho aún le falta tiempo de cocción. Introdúcelo de nuevo en el horno y déjalo unos 5 minutos más. Luego repite la operación.
  • Cualquier harina es buena para realizar esta receta. En el mercado actual existen muchos tipos de harina: para postres, integral, para pasta,..Selecciona la que más te guste. Si eres intolerante al gluten selecciona una harina sin gluten. Experimentar con diferentes tipos de harina también te permitirá personalizar tus bizcochos, adquiriendo nuevas texturas y sabores.00535
  • Si estás a dieta o simplemente te preocupa tu alimentación y el número de calorías que ingieres cada día puedes realizar una versión light de esta receta. Para ello utilizarás básicamente los mismos ingredientes, salvo por algunos leves modificaciones. El yogur debe ser desnatado y la harina integral. En lugar de mantequilla utilizarás aceite virgen de oliva y de los 3 huevos sólo utilizarás las claras. Reduce la cantidad de azúcar. El resto de la receta es igual.
  • La fase de relleno y decoración es la más divertida de todo el proceso y la hace perfecta para introducir a los niños en la cocina. A lo niños les encanta participar en la elaboración de postres y dulces, ¡permíteles que te ayuden a cocinar!.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.