La sopa de miso es uno de los platos más característicos de la cocina japonesa. Se trata de un plato básico que se puede tomar con cada comida, especialmente aquellas que van acompañadas de arroz. Además es un plato tan básico que incluso se puede tomar en el desayuno, lo que es de agradecer especialmente en invierno.

Es un gran plato relajante, sano y nutritivo. Existen varias recetas para preparar este delicioso plato, por lo que si deseas aprender cómo hacer sopa de miso sigue leyendo este artículo de doncomos.com donde te damos algunas recetas maravillosas para hacer la sopa de miso.

Sopa de miso tradicional

Empezaremos preparando el caldo de dashi natural y tradicional. En un litro de agua dejaremos en remojo las tiras de alga kombu para que se hidraten durante 2 horas, aunque puedes dejarlas un poco más si lo deseas, pero ten en cuenta que nunca podrá sobrepasar las 5 horas, ya que si no el alga se volverá muy viscoso y liberará las sustancias que la vuelven amarga.

Después de tener las algas en remojo el tiempo suficiente pondremos una olla al fuego a temperatura alta con las algas y el agua en el que estaba en remojo. En el momento en que empiecen a formarse burbujas sacaremos las algas del caldo con unas pinzas y las reservaremos aparte.

Dejaremos el agua hirviendo durante 2 minutos más. A continuación vamos a añadir copos de bonito. Dejaremos la sopa al fuego durante 15 minutos, sabrás que está listo cundo los copos se hayan hundido.

Ahora vamos a forrar un colador con un paño tipo muselina y procederemos a colar el caldo. Puedes coger el paño por las esquinas y exprimirlo para sacar el líquido que puedas, pero recuerda no apretar demasiado y que sólo gotee el líquido.

A continuación procederemos a elaborar la sopa de miso. Vamos a cortar el tofu en trozos cuadrados de 1 centímetro más o menos.

Fuente: http://www.oshis.es/blog/como-preparar-sopa-de-miso/

Pondremos el caldo dashi otra vez al fuego pero a temperatura baja. Sacaremos un poco del caldo en un cuenco a parte donde podremos disolver la pasta de miso. Debes poner la cantidad suficiente para que la pasta se diluya correctamente.

Una vez que la pasta esté bien disuelta vuelve a introducir el caldo en la olla. Cuando hierva añade los trozos de tofu y mantén el caldo al fuego durante un minuto más y después apagaremos y apartaremos del fuego.

Corta la cebolleta en rodajitas finas y pequeñas y añádelas a la sopa. Por último vuelve a incorporar las algas. Sirve la sopa de inmediato.

Sopa de miso muy rápida

En este caso podemos hacer el caldo dashi como antes o bien comprarlo instantáneo (caldo ya hecho). Tan solo tendremos que hervir el caldo y después añadir las algas wakame, el tofu cortado en trozos cuadrados y la cebolleta tierna cortada en rodajas finitas.

Fuente: https://oasisurbanoba.wordpress.com/2015/05/24/misoshiru-sopa-de-miso/

 

Sopa de miso con setas shiitake y espinacas

Pondremos una olla al fuego a temperatura alta con el caldo dashi (puedes hacerlo naturalmente con las algas o comprar el caldo instantáneo). Cuando el caldo esté hirviendo añadiremos la sal, media cucharadita de jengibre rallado, las setas shiitake, dos cucharadas de miso, así como el tofu cortado en dados cortaditos previamente. Dejaremos la sopa al fuego durante 5 minutos más. Un minuto antes de apagar el fuego añadiremos las espinacas cortadas en tiras. Después retiraremos la sopa del fuego y la serviremos.

Sopa de miso con arroz y gambas

En una olla pondremos agua a hervir, cuando esté hirviendo cocinaremos las gambas. En cinco minutos estarán listas. Apartaremos del fuego y cuando estén frías las pelaremos y las reservaremos.

Pondremos un litro de caldo dashi a hervir en una olla al fuego a máxima temperatura junto con un cucharón del agua de guisar las gambas previamente colada. Cuando el agua esté hirviendo añadiremos una cucharada de copos de bonito, dos cucharadas de miso y sal al gusto. Cuando esto esté bien disuelto añadiremos un vaso de arroz. Dejaremos que se cocine a fuego medio durante 15 minutos. Después incorporaremos las gambas y dejaremos la sopa durante 5 minutos más.

Sopa de miso y verduras

Comenzaremos pelando, lavando y cortando las verduras en trocitos pequeños. Pondremos una olla al fuego con agua a temperatura alta. Cuando esté hirviendo añadiremos media pastilla de caldo de verdura disuelta en un poco del agua hirviendo que habremos sacado de la olla.

Después añadiremos las verduras para que se guisen. Añade sal y especias a tu gusto. Cuando las verduras ya estén blandas aprovecharemos para agregar el sobre de miso y el tofu que habremos cortado previamente en cuadrados pequeños.

Fuente: http://sugarnobaby.com/sopa-de-miso/

Dejaremos hervir la sopa dos minutos más y ya podremos retirar y servir. Es un plato fácil y muy sano.

Sopa de miso blanco

Para empezar vamos a pelar, lavar y cortar el ajo, las cebollas y el nabo. Pondremos una olla al fuego con dos cucharadas de aceite. Cuando el aceite esté caliente añadiremos el ajo, las cebollas y el nabo para sofreírlos durante unos minutos. Una vez que la cebolla esté transparente añadiremos 1 litro de agua caliente, sal al gusto, una hoja de laurel y una cucharada de copos de bonito. Taparemos la olla y la dejaremos hervir durante media hora a temperatura baja.

Por otro lado vamos a rallar la zanahoria y cortaremos en rodajitas la cebolla tierna. Añadiremos todo al caldo junto con los guisantes. Dejaremos la sopa al fuego durante 5 minutos más.

Después vamos a apagar el fuego, y antes de retirarlo del fuego vamos a añadir las cucharas grandes de miso y comprobaremos cómo ha quedado de sal para ponerle un poco más si fuese preciso.

Deja la sopa de miso reposar con el fuego apagado durante 5 minutos más y ya podremos disfrutar de esta deliciosa sopa.

Después de saber varias versiones sobre cómo hacer sopa de miso, elige la que más te guste y disfruta de esta deliciosa y sana sopa.

¿Te ha gustado?