Cómo hacer queso en casa

El queso es un producto fresco o madurado que se obtiene a partir de la coagulación de la leche y la separación del suero, un alimento que apasiona a una gran cantidad de personas por su sabor.

Se trata de un producto que ya se elaboraba desde la antigüedad, siendo un producto fácil de realizar y que puedes llevar a cabo en tu hogar sin problema. Si quieres saber cómo hacer queso en casa te vamos a explicar todo lo que debes saber para prepararlo.

Contando con unos materiales básicos, una materia prima apropiada y si quieres disfrutar de todas las ventajas que tiene un producto casero frente a uno industrial, podrás realizar tu propia elaboración y disfrutar de un queso que puede sorprenderte con su sabor.

Para elaborar tu propio queso tan solo tendrás que cuajar y/o acidificar la leche para, a continuación, separar el suero del propio queso. Este proceso se puede llevar a cabo haciendo uso de diferentes elementos. En base a ellos podrás obtener una clasificación para el queso.

Tipos de cuajo

Cuajaza enzimática

En este caso se utilizan cuajos naturales que se producen en base a las enzimas renina, pepsina y quimisona, extraídas del cuarto estómago de los rumiantes. En este caso el queo obtenido será de pasta elástica y firme.

Cuajado ácido

Para ello se recurre a la acidificación de la leche. Para ello se pueden emplear limones y en otras ocasiones por fermentación. El queso obtenido es blando y húmedo.

Cuajada por microorganismos

Se modifican genéticamente microorganismos para la producción de quimosina. No se pueden realizar a uso doméstico.

De igual modo también existe la posibilidad de llevar el cuajado con enzimas de origen vegetal, empleando para ello pistilos de flores como los cardos o la bromelina de piña. El riesgo que tienen es que el queso puede adquirir sabores amargos.

Lo más aconsejable a nivel casero es optar por uno de los primeros tipos de cuajo, ya que el último está reservado para el ámbito industrial.

A través de estos métodos se consigue el mismo efecto, que es el provocar una cuajada láctea. En la gran mayoría de los quesos se pierde una parte de las proteínas hidrosolubles, salvo en el requesón, que se obtiene con la cocción elevada de dicho suero.

De esta manera si quieres saber cómo hacer queso en casa, podrás hacerlo tan solo con leche y cuajo.

Instrucciones para hacer queso en casa

Existen diferentes recetas sobre la elaboración de queso. Si quieres probar a elaborar tu propio queso casero sigue las siguientes instrucciones:

  1. En primer lugar debes calentar la leche entera en un recipiente a fuego suave hata que esta alcance una temperatura de 37 grados centígrados, cuando le será añadido el zumo de limón o el cuajo diluido en un poco de agua. La proporción a añadir es de la equivalente a una cucharadita por 1,5 litros de leche.
  2. Puedes añadir de forma opcional cloruro de calcio a la mezcla. Este elemento hace que se recupere parte del calcio de la leche que esta perdió durante la pasteurización. Si añades una cucharadita por cada cuatro litros de leche conseguirás que el cuajado sea más consistente y también mucho más rápido.
  3. A continuación remueve para lograr una mezcla homogénea y añade sal al gusto. Ten en cuenta que cuánta mayor sal, mejor se conservará. Luego deja que repose durante una hora hasta que haya cuajado firmemente.
  4. A continuación corta la cuajada en cuadros para que el suero pueda separarse con mayor facilidad.
  5. Pon la cuajada en el paño colocado en el colador y deja que escucha gran cantidad de humedad. En ese momento procederás a recoger el pago formando un hatillo que colaremos en algún lugar del hogar para que el queso se pueda secar. De seta manera podrás conseguir la textura y consistencia deseada.
  6. Si no quieres exponer el queso mientras se seca puedes hacer uso de un recipiente con varias capas de papel absorbente y guardarlo en la nevera, sustituyendo el papel  cada cierto tiempo por papel seco.
  7. Cuando ya haya pasado el tiempo oportuno será el momento de sacar el queso del paño y lo colocarás en un recipiente para guardarlo en la nevera.
  8. Posteriormente podrás consumir en un par de días tu propio queso casero.

De esta manera tan sencilla podrás crear tu propio queso casero, que, como puedes ver, no entraña una gran dificultad. Por este motivo te animamos a que te decidas a probar tu propia elaboración. Puede que su sabor y textura te llegue a sorprender.

¿Que necesitas para hacer queso en casa?

  • 1 litro de leche pasteurizada.
  • Cuajo o zumo de limón.
  • Cloruro de calcio (opcional).
  • Sal.
  • Paño fino limpio y colador de gran tamaño.

Consejos para hacer queso en casa

 

  • Presta una gran atención a la limpieza e higienización durante todo el proceso de elaboración. Debes ser cuidadoso para poder obtener un queso fresco sabroso.
  • Logra conseguir una buena leche. Que sea lo más natural posible.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.