Cómo hacer queso

El queso es un producto derivado de la leche, es decir un subproducto lácteo, el cual tiene un gran sabor y gusta a casi todo el mundo.

Podemos encontrar cualquier variedad de queso en cualquier supermercado o tienda, tenemos quesos curados,blandos, semicurados, de burgos, frescos, batidos... Éste producto lácteo se consume diariamente y por ello hay muchísimas fábricas de queso dispuestas a ofrecer su producto y a competir por cuotas de mercado.

Normalmente la gente cree que el queso es de las cosas que únicamente se pueden comprar, es decir, que creen que lleva demasiado trabajo fabricarlo de manera artesanal.

Si hablamos del tipos como el tipo curado, tienen razón ya que requiere de un proceso de curación de meses, pero hay otros quesos como el queso fresco que se pueden preparar fácilmente y en casa y que tiene un sabor igual o mejor que el del queso industrial.

Si sigues leyendo éste artículo, vas a ver lo sencillo, barato y rápido que es fabricar queso fresco de manera casera.

¿Que necesitas para hacer queso?

  • Una botella de leche entera,si puede ser que sea leche de granja sin conservantes para facilitar el proceso.
  • Un bote de nata para cocinar.
  • Un limón.
  • Un exprimidor.
  • Sal.
  • Una olla.
  • Un colador.
  • Un tupperware

Instrucciones para hacer queso

  1. Calentar la leche:
    Vamos a coger nuestra botella de leche entera y vamos a empezar con la primera parte del proceso de la fabricación de la leche, es decir su precalentamiento. Antes de nada debemos meter la leche en la nevera para que esté muy fría, ya que de ésta forma vamos a facilitar que se corte, ya que es lo que queremos para facilitar la fabricación del queso.Vamos a empezar a calentar la leche a fuego lento durante más o menos una media hora. A los 10 minutos empezará a hervir, entonces en cuanto hierva apagaremos el fuego, taparemos la olla y esperaremos un cuarto de hora para que se enfríe.
    Bebidas o leches vegetales4
  2. Exprimir el limón:
    Necesitamos zumo de limón para ésto, la razón es que gracias al zumo podremos hacer que fermente la leche antes y que se corte para hacer queso. Hemos optado por un limón exprimido manualmente ya que primero no necesitaremos mucha cantidad de zumo y segundo que preferimos algo que sea natural. Vamos a exprimir el limón por las dos partes y a continuación lo pasamos por el colador para dejarlo completamente limpio.
    la-dieta-del-limon-366339
  3. Mezcla:
    Ahora vamos a coger la leche y a quitar la tapa, a continuación vamos a añadir el limón que acabamos de exprimir y a revolver un poco con nuestra cuchara de madera, a continuación, vamos a echar un poco de nata líquida para cocinar para darle un toque dulce al queso y a seguir revolviendo. Lo deberemos revolver lentamente para que no se contamine antes de tiempo y hasta que se haya mezclado de forma homogénea. Ahora vamos a taparlo otra vez y a esperar otros 5 minutos.
    Cómo hacer arroz con lechea
  4. Al fuego:
    Ahora vamos a poner nuestro proyecto de queso al fuego quitando la tapa previamente.Ahora el fuego va a ser rápido y vamos a remover con nuestra cuchara de madera sin parar hasta que notemos que se ha cortado la leche. Para saberlo basta con fijarse en que empieza a cuajar la leche y a separarse del suero.Una vez esté hecho, apagamos el fuego y seguimos adelante.
    leche-torrijas
  5. Colar:
    Ahora hay que deshacerse del suero, ya que sino no será queso auténtico. Para ello volcamos el contenido de la olla al colador, entonces el queso se queda y el suero de leche se va por la pila de la cocina. Hay gente que guarda el suero ya que tiene algunos usos como por ejemplo fabricar proteínas de culturismo, pero las empresas de nutrición no compran cantidades pequeñas así que es mejor tirarlo directamente.
    Cómo hacer queso
  6. Enfriar:
    Ahora vamos a darle al queso aún caliente la forma que queramos, puedes usar algún molde, por ejemplo algún molde usado de un queso de burgos que hayas comprado. Cuando acabes mételo en el tupper para  que no entre aire y lo metemos a enfriar a la nevera. Cuando pasen 12 horas ya podremos consumirlo siempre que queramos.
    Cómo hacer queso

Consejos para hacer queso

  • ¿Cuánto dura?: El queso casero no contiene conservantes, es decir, que no te va a durar meses al igual que dura el queso de burgos comprado. La duración es aproximadamente de unos 5 días antes de que se ponga malo. Aunque la duración sea poca, tenemos que tener en cuenta que vamos a gozar de un queso natural fabricado a partir de leche de vaca de granja sin conservantes, así que no estaremos metiendo apenas aditivos ni porquerías a nuestro organismo lo cual se agradece.
¿Te ha gustado?
65 usuarios han opinado y a un 78,46% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.