No es un secreto que algunos nacen con estrellas mientras que otros nacen estrellados. Esto quiere decir que no todos tenemos talentos naturales. En ocasiones, estos hay que aprenderlos a cultivar.

Claro, al igual que una semilla no germina y se convierte en una planta de la noche a la mañana, no podemos hacernos diestros en algún arte tan rápido como quisiéramos. Sin embargo, eso no significa tampoco que no podamos conseguirlo.

Puede que nos tome algún tiempo, esfuerzo y muchos errores pero, si le ponemos corazón a nuestro cometido, de seguro lo podremos conseguir.

Esto es aplicable en todo, incluso en el ámbito culinario. Es verdad que hay personas que pareciera que tuvieran la sazón de la cocina en sus manos, pues todo lo que hacen les queda exquisito. Lo que incluye hasta lo más básico.

Pero, aunque ese no sea tu caso, también puedes llegar a cocinar platos deliciosos. Para conseguirlo, puedes practicar en casa. Tu familia será tu conejillo de indias.

En Internet encontramos muchas recetas sencillas que puedes cocinar en un abrir y cerrar de ojos. Esta recetas son fáciles y, generalmente, muy económicas ya que puedes hacerlas con los ingredientes que tienes en casa. Tal es el caso del tradicional pollo con verduras.

pollo

Este es un platillo del cual disfrutan tanto adultos como chavales. Y no te preocupes si insisten que no comen vegetales, si los sabes preparar, igualmente se terminarán chupando los dedos.

El día de hoy estaremos compartiendo contigo esta receta que nos remite a una comida en familia. Con las instrucciones que te daremos, podrás ver que es realmente muy fácil de hacer. Además, te diremos qué necesitas para prepararla ahora mismo y no olvidaremos darte algunos tips o consejos adicionales sobre cómo hacer pollo con verduras.

Instrucciones para hacer pollo con verduras

Es importante que tengas presente que existen varias formas de hacer pollo con verduras. Puedes hacerlo guisado, salteado, en salsa blanca, etc.

Sin embargo, la receta que el día de hoy compartiremos contigo será la de salteado de pollo con verduras. Cuando hayas terminado de leer la receta te darás cuenta de que es súper sencilla de hacer.

Además, es ideal para compartir en casa ya que se trata de una comida muy ligera y saludable, ya que el pollo aporta muchos nutrientes y es bajo en calorías. Eso sin tomar en cuenta que los vegetales son ricos en minerales, vitaminas y fibras.

Así que esta combinación es perfecta para todas las edades. Si te gusta la idea de hacer este delicioso plato, no puedes dejar de leer las instrucciones que te estaremos indicando a continuación.

  1. Lo primero que debes hacer es lavar muy bien los vegetales. Luego, tendrás que trocearlos o picarlos en trozos grandes. Eso sí, procura que sean del mismo tamaño para que visualmente sean más atractivos debido a su uniformidad.

pollo

Puedes jugar con el platillo colocando más o menos verduras. Eso dependerá de tus gustos. Aquí tienes completa libertad para crear y expresarte.

  1. Sofríe la cebolla en buena cantidad de aceite hasta que se torne transparente. Luego será el momento de agregar los pimientos y las zanahorias. Después puedes agregar el resto de las verduras con excepción de los champiñones y el calabacín. Estos podrán añadirse cuando estén casi a punto las verduras.
  2. Después será el momento de añadir los champiñones y el calabacín. Puesto que se trata de una receta que te permite tomarte muchas libertades, puedes decidir si le agregar brócoli, berenjena o puerro.
  3. A estas alturas de la preparación puedes agregarle, a las verduras, sal y pimienta al gusto.
  4. Corta el pollo en pequeños dados o en julianas como lo prefieras o sea más atractivo visualmente para ti.
  5. Agrega el pollo a las verduras cuando notes que los champiñones ya estén listos. A fin de darle más sabor a la receta, puedes marinar el pollo en salsa de soja por unas dos horas aproximadamente.
  6. Para finalizar, agrega brotes de soja, un poco de vino blanco o salsa de soja, según el sabor que quieras proporcionarle a la receta. Mezcla lo suficiente y permite que la salsa se reduzca un poco para que consigas un espesor apropiado y ¡listo!

Tu salteado de pollo con verduras estará terminado y puedes acompañarlo con diferentes tipos de guarniciones. La más común, si se quiere, es el arroz blanco. Pero también puedes comerlo solo o acompañado con pan tostado. Todo según sea tu preferencia personal.

¿Que necesitas para hacer pollo con verduras?

Para una comida romántica de dos personas, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Un calabacín.
  • Una cebolla redonda.
  • Un pimiento verde y uno rojo.
  • Dos tazas de champiñones finamente picados.
  • Dos zanahorias.
  • Una pechuga grande de pollo o, en su defecto, dos de tamaño regular.
  • Vino blanco o salsa de soja, según sea tu preferencia y según disponga tu economía.
  • Un puñado de brotes de soja.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Aceite de oliva extra virgen.

pollo

Claro, como ya lo hemos señalado, esta comida es para dos. Si tienes una familia de unos cuatro integrantes solo tendrás que duplicar las cantidades. En caso de no poder llegar al punto de duplicarla, solo tendrás que preparar un poco más de arroz blanco para que todos puedan quedar satisfechos.

Esto en cuanto a los ingredientes que necesitas. Sin embargo, también es necesario que emplees ciertos utensilios. Por ejemplo, necesitarás una sartén grande poder hacer el salteado.

También, una cuchara o un cucharón de madera a fin de revolver cada cierto tiempo las verduras y el pollo.

En caso de querer marinar el pollo en salsa de soja, necesitarás un recipiente grande con cerrado hermético para obtener mejores resultados.

Por último, es indispensable que tengas paciencia a fin de que las verduras puedan cocinarse bien. No queremos comer un platillo que esté crudo. Cabe destacar que debes tener la misma paciencia con el pollo. Si lo haces, podrás disfrutar de un excelente salteado de pollo con verduras.

Consejos para hacer pollo con verduras

Esta receta de pollo con verduras puede tener sus variantes. Toda va a depender de cuáles sean tus expectativas con esta comida. Por ejemplo, si estás a dieta o alguno de tus invitados lo está, deberás sustituir el vino blanco por la salsa de soja.

También será necesario que reduzcas la cantidad de aceite en donde saltearás las verduras y el pollo y, si te es posible, preferiblemente cómelo solo sin ninguna guarnición. En caso de no querer hacerlo de esta manera, elige una que sea baja en calorías.

pollo

Por otra parte, también puedes añadirle camarones, ¿cuál es el momento ideal para hacerlo?… Puedes agregarlos al pollo con verduras al finalizar la receta ya que estos suelen cocinarse muy rápido, en solo un par de segundos.

Esta preparación también es ideal para acompañarla con pasta larga. De seguro dejarás sin aliento a más de uno.

Para darle a esta receta un toque asiático, no uses el vino blanco. En su lugar, utiliza la salsa de soja que es tradicional en este tipo de comidas. Por otra parte, deja marinando el pollo, ya picado en trozos, en salsa de soja por un mínimo de dos horas. Esto lo puedes hacer en el frigorífico.

Pero, ¿a qué nos referimos con marinar?… Muy sencillo. Simplemente se trata de dejar un alimento en un líquido durante cierto tiempo. Este tiempo puede variar dependiendo de lo que quieras preparar. El marinado logrará que el alimento se haga más tierno y que tenga mayor sabor de especies.

En el pasado, esta técnica se empleaba para conservar durante más tiempo los alimentos. Hoy en día, se usa para obtener ciertos sabores, y eso es lo que haremos con en pollo en la salsa de soja.

Claro, hay diferentes tipos de marinado. Lo puedes hacer con alimentos crudos y también con alimentos cocidos. En este caso, emplearemos la segunda opción ya que es la más rápida. No queremos que nuestra receta sea tan tardía.

Después, puedes seguir todos los pasos anteriores de nuestra receta. Sin embargo, deberás añadir a la lista de los ingredientes el brócoli. A este lo puedes cocinar en agua hirviendo o al vapor, según sea tu preferencia.

También deberás incluir en la lista, el jengibre. Cuando se haya cocido el brócoli, lo añades junto con los champiñones. Luego, al momento de añadir los brotes, coloca la suficiente salsa de soja como para que los ingredientes queden impregnados.

Finalmente, coloca una pizca de jengibre en polvo. No te olvides de probar la preparación, así sabrás si tienes que añadir un poco más de sal y pimienta o no.

De igual modo, permite que la salsa se reduzca lo suficiente pero no tanto como para que no quede nada de ella. Con esta variante podrás sorprender a los miembros de tu familia con una comida totalmente fuera de lo común.

Haz la prueba y verás que no te arrepentirás. Pasarás un momento muy agradable y tu receta será el tema de conversación de la noche, en caso de que quieras hacerlo como cena.

Como lo hemos señalado al principio, puedes hacer tu pollo con verduras de diferentes maneras. En Internet también puedes encontrar cómo hacerlo guisado.

Recuerda que puedes darle tu toque personal añadiéndole algún ingrediente adicional. Atrévete a hacerlo solo cuando tengas la confianza suficiente para ello. Mientras tanto puedes apegarte a estas dos recetas que hemos tenido el placer de compartir contigo el día de hoy.

¿Qué estás esperando para preparar tu pollo con vegetales?… Revisa tu alacena y verifica que tengas todos los ingredientes y ¡buen provecho!

¿Te ha gustado?