Cómo hacer helados caseros

Los helados caseros son una auténtica delicia. Se trata de un postre sano, muy natural y que puede consumirse durante todo el año. Recuerdo que cuando era pequeña resultaba casi imposible encontrar helados en invierno. Sin embargo hoy en día puedes localizar este delicioso producto en cualquier supermercado. Pero, ¿qué puede haber mejor que un helado casero?

En este artículo vamos a enseñarte cómo hacer helados caseros sin necesidad de utilizar ninguna máquina. Aprenderás los pasos de manera sencilla para que puedas ejecutarlos por ti mismo en tu propio hogar. Si eres un auténtico amante de los helados a partir de ahora disfrutarás de este postre sin igual más de lo que lo has hecho nunca.

¿Hacer helados caseros es difícil?

No, hacer helados caseros no tiene por qué resultar difícil. Sin embargo requiere paciencia y sitio en el congelador para poder prepararlos. Pero las ventajas son infinitas. Tú decides los ingredientes y puedes crear tus propios sabores. Además tu propio producto será siempre muchísimo más sano que cualquiera que puedas encontrar en una gran superficie. A no ser que tengas una heladería de toda la vida que prepara helado casero cerca de tu casa, esta es la mejor solución para poder consumirlo durante todo el año.

Si estás preparado para conocer todos los pasos, ¡sigue leyendo este artículo!

¿Que necesitas para hacer helados caseros?

  • Echar un vistazo al apartado de instrucciones del siguiente artículo
  • 8 huevos
  • 1 taza de azúcar. Puede ser moreno o blanca dependiendo de tus gustos. Si quieres un producto todavía más natural usa azúcar moreno o de caña.
  • 2 cucharadas de postre de extracto de vainilla. Puedes encontrar este extracto en cualquier supermercado. En Mercadona lo encontrarás a muy buen precio. Este extracto te ayudará a potenciar el sabor de tu helado.
  • 400 g de nata para cocinar (unas 2 tazas)
  • 400 g de leche evaporada (unas 2 tazas)
  • Sal para potenciar el sabor del helado
  • Frutas al gusto (opcional)

Instrucciones para hacer helados caseros

  1. Separa las claras de la yema. Para hacer helado casero no vamos a necesitar la yema del huevo. Únicamente las claras. Puedes guardar la yema para hacer otros postres, pintar una empanada, rebozar algo de verdura o prepárate una tortilla con mucha proteína.
  2. Monta las claras con el azúcar y añade el extracto de vainilla. Para que tu helado quede verdaderamente espumoso y rico lo mejor es montar las claras. Esta técnica es la misma que se utiliza para hacer el merengue de la tarta de limón. Para conseguir un resultado bueno tienes que colocar las claras de huevo en un cuenco con bastante fondo. Mientras vas batiendo con la batidora de mano a media- alta potencia, tienes que añadir poco a poco el azúcar. No lo eches muy apresuradamente pues si lo haces el merengue no subirá. Una vez comience a coger forma añade una pizca de azúcar. Es el truco para que la mezcla se mantenga fuerte. Aunque el merengue se desmonte en cuanto añadas el resto de ingredientes al batirlo de esta manera conseguirás una consistencia mucho más jugosa. Cuando acabes de montar las claras agrega el extracto de vainilla a la mezcla.
  3. Añade la nata a la mezcla. Sin parar de remover vierte poco a poco la nata en el bol. Puedes encontrar variedades bajas en calorías para que tu helado resulte más saludable.
  4. Agrega la leche evaporada a la mezcla. Si prefieres que tu helado sea más sano puedes eliminar por completo la nata de la receta y sustituir las medidas por leche evaporada. Nestlé ha puesto en marcha una campaña que fomenta esta práctica para reducir el consumo de grasa. El sabor será algo diferente pero igual de rico. Si vas a consumir mucho helado es mejor que cambies la nata por la leche evaporada. Al igual que has hecho con el resto de ingredientes has de unirlos a la mezcla poco a poco. Las claras ya no estarán montadas como al principio pero si todo va bien habrás conseguido una mezcla ligeramente espesa. Cuanto más espesa sea, más cuerpo tendrá después tu helado, no lo olvides. Si quieres asegurarte de que espese lo suficiente sigue batiendo un ratito más.
  5. Truco para congelarlo. Hasta aquí la receta es la misma tanto para hacer helado con máquina como sin ella. Sin embargo ahora es cuando comenzaremos a hacer algunos cambios para evitar tener que usar una máquina. Para que quede un helado delicioso hay que evitar que los ingredientes comiencen a cristalizarse de manera independiente. Esto sucede porque el aire va escapándose mientras el helado se va congelando poco a poco. Para evitar que esto suceda hay que congelar el helado muy rápidamente. Y esto es precisamente lo que hacen las máquinas. Pero, ¿cómo lograrlo sin máquinas y sin nitrógeno? Muy sencillo, ¡usando la cubeta que tienes en el congelador para hacer hielo!
  6. Coge la cubeta de los hielos y rellénala con la mezcla de helado. El siguiente paso consiste en ir colocando la mezcla de helado dentro de nuestra cubeta de hielo. De esta manera se congelará mucho más rápidamente y evitarás que los ingredientes se cristalicen y el helado no congele correctamente.
  7. Sirve como cubitos de helado o junta todos los trocitos en un tupper. Puedes decidirte por presentar el helado en pequeños cubitos o, una vez congelados, mezclarlos todos en un tupper y volver a meterlo en el congelador hasta que vayas a usarlo. Hoy en día existen muchas cubetas de hielo con diferentes diseños y formas, así que puede ser una manera divertida y única de presentar el helado. Los peques de la casa se chuparán los dedos con esta receta, ¡ya verás!

Consejos para hacer helados caseros

Cómo hacer helado casero con plátano y chocolate

Ahora que ya sabes hacer un rico helado casero con sabor a vainilla es el momento de aprender a mezclarlo con otros ingredientes. En este apartado te proponemos una receta muy sencillita para comerlo con plátano y chocolate. Toma nota de los ingredientes:

Ingredientes

  • 4 plátanos medianos
  • 1 cucharada sopera de zumo de limón
  • 100 g de azúcar (aproximadamente ½ taza)
  • 200 g de leche evaporada o de nata para cocinar (si quieres que tu postre sea más sano y menos dulce decántate por la leche evaporada en vez de por la nata)
  • 100 g de chocolate negro al 70 % de cacao
  • 62 ml de agua (aproximadamente ¼ de taza)

Elaboración

  • Corta los plátanos en rodajas de 1 cm aproximadamente. Colócalas en un bol mediano y rocíalas con la cucharada de zumo de limón. Para sacar una cucharada es suficiente con que partes un limón a la mitad y exprimas un poco una de las mitades con un tenedor. Reserva.
  • En una cazuela a fuego medio vierte el azúcar y el agua. Cuando la cazuela ya haya comenzado a calentarse baja la temperatura al mínimo y preparar un almíbar con ayuda de una cucharada de palo. Hazlo con paciencia y removiendo para que vaya espesando poco a poco.
  • Vierte el almíbar sobre las rodajas de plátano. Cuando el almíbar ya tenga un espesor bueno, retíralo del fuego y viértelo directamente sobre el plátano. Reserva la mezcla.
  • Disuelve el chocolate. Puedes hacerlo colocando las onzas en un bol dentro del microondas. Tendrás que echar un poco de agua y bajar la potencia. En aproximadamente 1 minuto o 2 estará hecho. Todo depende de tu microondas. Ve controlando la temperatura y abriendo el microondas para remover el contenido y agregar más agua si ves que se queda muy seco. De esta manera evitarás que el chocolate se queme y te saldrá muy rico. Una vez disuelto resérvalo para más adelante.
  • Bate la leche evaporada para que coja algo de espesor. Te recomiendo que uses leche evaporada. Añadirás menos azúcar al plato y será un postre más dulce.
  • Baña los plátanos con la leche evaporada o la nata. Mezcla bien todos los ingredientes con ayuda de una cuchara. No es necesario que aplastes los plátanos. La idea no es hacer una masa.
  • Vierte el chocolate por encima. Ahora que ya tienes todos los ingredientes, baña los plátanos con el chocolate. Deja que la mezcla se enfríe un poco y cuando ya no esté caliente, guárdala en la nevera. El chocolate se solidificará y quedarán unos plátanos riquísimos para acompañar con la receta de helado que hemos aprendido hacer en el apartado de instrucciones.

Esperamos que esta receta sea de tu gusto. Si eres un amante de los postres caseros y te encanta cocinar, te recomendamos que eches un vistazo a nuestro apartado de recetas dentro del blog de doncomos. Podrás encontrar todo tipo de deliciosos platos para poder preparar y sorprender a tus invitados. Te recomendamos algunas a continuación:

  • Cómo hacer tarta de turrón. Esta receta es ideal de cara a las fiestas navideñas. Sorprenderás a tus invitados con un postre único y especial.
  • Cómo hacer galletas de chocolate. A partir de ahora ya no será necesario que compres cookies en el supermercado. Aprende a hacer tú mismo galletas de chocolate. El toque casero es inigualable.

Si tienes alguna receta nueva que quieras compartir con los lectores y los redactores de doncomos, no dudes en contárnosla en el apartado de comentarios que encontrarás unas líneas más abajo.

¡Buen provecho!

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.