Cómo hacer guacamole

El aguacate también conocido como palta o avocado, es una fruta originaria de México que se ha esparcido por todo el continente americano desde antes de la llegada de los españoles, especialmente por Centroamérica y Sudamérica.

El guacamole es uno de los aderezos más famosos de la comida mexicana que se ha popularizado en todo el mundo utilizado como guarnición, aderezo o salsa para acompañar diversas comidas, especialmente totopos, nachos o doritos.

En la comida mexicana lo común es que el guacamole acompañe platillos como flautas, tacos, gorditas, sincronizadas, sopes, tostadas, quesadillas o empanadas, pero se puede utilizar como acompañante para cualquier comida.

Aprender cómo hacer guacamole es realmente fácil, no tardarás ni 10 minutos en tener tu guacamole hecho en casa. Si quieres aprender cómo hacer guacamole correctamente, te tenemos algunos consejos e instrucciones que aliviarán todas tus dudas sobre la preparación de este aderezo.

No requerirás de muchos ingredientes, de hecho la gran mayoría de éstos los encuentras en cualquier supermercado, verdulería o frutería.

Toma nota de los ingredientes, instrucciones y consejos que mostraremos a continuación, para que podamos comenzar a preparar este delicioso guacamole casero fácil y rápido.

¿Que necesitas para hacer guacamole?

  • 3 aguacates grandes, maduros y sanos
  • 2 tomates medianos frescos
  • ½ media cebolla
  • 1 chile jalapeño o chile serrano
  • 1 cucharada sopera de perejil picado o cilantro.
  • ½ cucharada de zumo de limón (opcional)

Instrucciones para hacer guacamole

  1. Lo primero que haremos será escoger los aguacates correctos. Una de las grandes dificultades a la hora de hacer guacamole es no saber cómo escoger un buen aguacate. La verdad, saber cómo es un buen aguacate es muy sencillo. Toma un aguacate y siéntelo, si éste está suave sin estar aguado ni muy duro, quiere decir que este aguacate posiblemente está maduro y bueno.Cómo hacer guacamolea
  2. Si quieres asegurarte de que el aguacate no esté ennegrecido o demasiado verde, quítale el ombligo y míralo por dentro, si se ve de un color verde amarillento el aguacate está sano y maduro, si por el contrario notas el aguacate muy verde y lo sientes duro, quiere decir que el aguacate es demasiado joven para consumirse y que por lo tanto no tiene mucho sabor. Por último, si al quitar el ombligo del aguacate notas que éste está café por dentro, quiere decir que ese aguacate no debe ser consumido.
  3. Ahora que ya hemos escogido bien nuestro aguacate es momento de elegir el tomate o jitomate. El tomate que elijamos puede ser rojo o verde, pero lo tradicional es que el tomate sea rojo. Además, en tomate debe ser firme y maduro.Cómo hacer guacamolea
  4. Cortaremos el tomate y la cebolla en cubos pequeños. La cantidad de cebolla que utilicemos para hacer el guacamole dependerá únicamente del gusto del comensal. Para no darle un sabor muy fuerte a cebolla, agregaremos sólo un cuarto de cebolla grande.Cómo hacer guacamolea
  5. También picaremos finamente el perejil o cilantro. No necesitamos mucho, con una cucharada será suficiente.
  6. Lo mismo da para con el chile, a menos que quieras que el guacamole esté muy picoso, lo ideal es que éste esté picado finamente y sin excederse en la cantidad.Cómo hacer guacamolea
  7. Machacaremos los aguacates junto con el resto de los ingredientes. Lo ideal es hacer esto con un mortero, molcajete o machacar con un tenedor en un tazón, aunque hay quienes lo hacen con licuadora pero el sabor no es el mismo ni la consistencia.Cómo hacer guacamolea
  8. Si hacemos el guacamole con un mortero éste quedará un poco más firme, mientras que sí lo hacemos con la licuadora o el procesador quedará como un puré incluso un poco aguado.Cómo hacer guacamolea
  9. Una vez que hemos machacado todos los ingredientes hemos terminado de hacer nuestro guacamole.

Consejos para hacer guacamole

Para evitar que el aguacate se oxide muchas personas agregan el jugo de medio limón, pero si a ti te gusta el sabor del aguacate un poco más puro, puedes omitir el uso de limón y comer el guacamole recién hecho.

Otro modo de evitar la oxidación del guacamole es que inmediatamente después de haberlo hecho, tapemos el tazón donde está con film plástico para cocina procurando que el film este directamente en contacto con el guacamole, luego de esto los siguiente es ponerlo en el frigorífico, así atrasaremos más la oxidación.

Otro truco para evitar la oxidación aunque no cuenta con ninguna base científica, es poner el hueso del aguacate dentro del guacamole inmediatamente hemos terminado de hacerlo.

También existe otro truco que sí nos asegura atrasar la oxidación del guacamole. Para esto lo único que tienes que hacer es poner el aguacate sin cáscara y sin hueso en un colador y meterlo en agua hirviendo durante 30 segundos, no más. Luego preparar el aguacate como anteriormente se ha indicado. Hirviéndolo ayudamos a trazar el proceso de oxidación del mismo.

Si te ha gustado el artículo por favor comparte lo con tus contactos en Facebook.

¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.