Cómo hacer gazpacho

Si nos tenemos que fijar en la cocina andaluza y en uno de los platos más conocidos de la misma, se nos va a ocurrir sin ninguna duda el famoso gazpacho, uno de los platos más conocidos en la gastronomía de nuestro país.

El gazpacho es consumido por millones de personas en toda España, sobre todo en las zonas calurosas y en el sur en épocas de verano. La razón de que el gazpacho sea tan popular, es que es una bebida refrescante que a la vez es muy nutritiva, es decir, que va a cumplir con los necesidades fundamentales en estas épocas de una sola vez.

En España tenemos un clima muy caluroso y se hacen necesarios los inventos ingeniosos para combatir el calor. Un gazpacho bien frío es muy refrescante en verano, dejándote la boca con una buena sensación y además sintiendo como sirve además para dejarte bien lleno.

Y no es para menos, ya que el gazpacho es algo más que zumo de tomate. Aunque el ingrediente principal del mismo sean los tomates, también tiene otros ingredientes como la cebolla,el aceite y el ajo.

De esta manera, conseguimos un sabor más salvaje, con un pequeño toque picante y siendo en conclusión uno de esos sabores que son capaces de engancharte y de hacer que bebas más y más gazpacho.

Además el gazpacho es un alimento que apenas engorda, ya que al estar hecho a base de verduras con pocas calorías, puedes beber gran cantidad que vas a necesitar beber litros y litros de gazpacho para poder engordar.

Eso si, que no engorde no significa que el gazpacho no sea un alimento nutritivo, ya que realmente el gazpacho tiene muchos ingredientes que contienen vitaminas, minerales y otros elementos que te van a ayudar a conseguir completar tus necesidades nutricionales del día a día.

Además de eso, este plato es ideal para todo tipo de personas y es de estos platos que se pueden tomar prácticamente en cualquier parte. No necesitarás muchas veces ni una cuchara, ya que con tener tan sólo un recipiente que te permita beberlo, ya es suficiente.

Estas dos recetas también te interesarán: Cómo Cocinar Gazpacho con la Thermomix y Cómo Hacer Gazpacho de Remolacha

Si quieres aprender a cocinar un buen gazpacho para chuparte los dedos, estás en el lugar correcto, ya que hoy te vamos a enseñar cómo puedes cocinar un gran gazpacho para varias personas y así disfrutar en familia de uno de los platos insignia de la dieta mediterránea, cuna de nuestro país.

¿Que necesitas para hacer gazpacho?

  • Una malla de un kilo de tomates.
  • Una cebolla
  • Un ajo
  • Un pimiento verde
  • Un pepino
  • Un cuarto de vaso de vinagre de vino blanco
  • Tres tapones de aceite de oliva.
  • Una pizca de sal.
  • Una batidora y sus correspondientes envases para hacerlo.

Instrucciones para hacer gazpacho

  1. Dejar los ingredientes preparados:
    Lo primero que debemos hacer a la hora de preparar el gazpacho, es tener los todos los ingredientes preparados para poder echar a la batidora que vamos a usar para hacer este delicioso plato. En primer lugar, los tomates, el cual es el ingrediente base, deben estar cortados, para facilitar así lo máximo posible el trabajo a la batidora. En segundo lugar, tenemos que tener la cebolla cortada y preparada para echar, haciéndolo también en trozos pequeños para que la batidora trabaje lo menos posible.En cuanto al ajo y al pimiento verde, debemos quitar la piel y el rabo respectivamente. Además en el caso del pimiento, trata de quitar también sus pepitas, ya que sin duda dan un sabor raro al gazpacho y lo estropean un poco. También por supuesto ten el pepino en rodajas y el vino y el aceite listos para echar en la receta, para que no tengas problemas de ningún tipo a la hora de cocinar.
  2. Añadir el tomate:
    Una vez que tengamos todos los ingredientes listos, vamos a añadir el primer ingrediente de todos, el cual además será el ingrediente base que nosotros vamos a usar para hacer el gazpacho. Normalmente echaremos un kilo de tomates para un kilo de gazpacho, sin embargo, si quieres hacer más o menos gazpacho, trata de subir o bajar la cantidad de tomates en proporción 1 litro un kilo, por ejemplo, si quieres hacer 3 kilos de gazpacho, deberás hacer 3 kilos de tomates, siguiendo la misma proporción en el resto de ingredientes. Una vez los tengas listo, déjalos al fondo de la licuadora y pasa al siguiente paso de esta receta.
  3. Añadir la cebolla, el pimiento y el pepino:
    Una vez que tenemos listo el tomate, vamos a pasar a más ingredientes, los cuales son en este caso la cebolla, el pimiento y el pepino por este orden. El pepino le va a dar un sabor más suave, como más a frutas y verduras que a algo tan picante. En cambio, el picante se lo van a dar la cebolla y el ajo que echaremos después. El pimiento le da un toque a hortaliza que parecerá la huerta, así que es un ingrediente que también tiene su importancia en esta receta. Los tres ingredientes los debemos echar de la manera que se ha explicado antes, es decir, bien pelados y bien partidos en trozos para que la batidora trabaje lo menos posible.
    Borrador automático
  4. Añadir el ajo, el aceite y el vinagre de vino blanco:
    Ahora vamos a añadir el ajo, el aceite y el vinagre de vino blanco a la receta del gazpacho. El ajo como ya dije antes, le va a dar un toque picante al gazpacho, dándole así un sabor muy especial y característico al mismo. En cuanto al aceite, es para darle al gazpacho una textura algo más espesa, para que parezca algo más que zumo de tomate con algunos ingredientes. En cuanto al vinagre de vino blanco, aparte de darle también espesor tal y como hacer el aceite, también es capaz de darle una buena textura al gazpacho y lograr así que este tenga una gran textura y un gran fondo. Una vez que tengamos todo echado de la forma correcta, ya sólo nos quedan unos pocos pasos para completar el gazpacho.
  5. Añadir la sal y poner la tapa:
    Sólo nos queda un ingrediente, la sal, un ingrediente a menudo infravalorado y no echado, sin embargo, es muy importante. Es importante darle la pizca justa de sal, ya que si no haces esto, te va a saber muy soso y si te pasas, te va a saber demasiado salado. Una vez que hayas conseguido echar la cantidad de sal justa para este tipo de plato español, vamos a poner la tapa de la batidora, es decir, que ya habremos terminado de echar todos los ingredientes. Eso si, ten en cuenta que la tapa se debe cerrar bien, ya que si no la cierras de la forma correcta, la fuerza centrífuga que va a ejercer la batidora sobre la mezcla, va a hacer que esta salte por los aires y te ponga perdida la cocina. Por este motivo, asegúrate siempre de que la tapa está bien puesta, para así evitar males mayores y que se te salga el gazpacho.
  6. Encender la batidora y empezar a batir:
    El siguiente paso que tenemos que dar es encender la batidora y empezar a batir para hacer nuestro gazpacho. La forma que tenemos de batir es en círculos pequeños y lentamente, ya que de esta manera, vamos a lograr que se vaya juntando todo y se vaya quedando cada vez más triturado. Si tal que te ha quedado muy espeso, puedes echar una pizca de agua, sin embargo, no hace falta normalmente ya que el propio tomate y las propias verduras sueltan el agua que hace falta para hacerlo. El tiempo a batir es de entre 2 y 5 minutos, dependiendo de la batidora que tengas. Una vez hayas acabado de hacerlo, tienes que pasar un paso más antes de poder tener el gazpacho listo, uno de los pasos más importantes.
  7. Probar a ver si está listo o si hacen falta cambios:
    Mucha gente comete el enorme error de no probar el gazpacho una vez está listo, ya que se fían demasiado de sí mismos y luego dan lugar a un gazpacho soso, sin cuerpo. Lo que hay que hacer es probar un poco al acabar de batir, para ver que tal está. Si te queda soso, echa un poco más de sal para corregir este fallo, si está muy salado, echa un poco más de agua y otro tomate para disminuir la densidad salina, si está poco picante, echa otro poco de ajo y cebolla, si tiene demasiado color rojo, echa algún otro ingrediente y si no está suficientemente picado, vuelve a pasar la batidora. Una vez que eches el ingrediente, pasa la batidora otra vez durante un rato para que vuelva a quedar homogéneo y vuelve a probarlo para ver que tal está. Si ya está bien, sólo nos queda un paso para disfrutarlo.
    Borrador automático
  8. Enfriar y tomar:
    El último paso que debemos dar en esta receta es el de enfriar el gazpacho y tomarlo, ya que es un alimento que caliente directamente no tiene buen sabor. Si alguna vez has probado el gazpacho caliente te habrás dado cuenta que no tiene ni punto de comparación, así que mételo en la nevera durante al menos 4 horas y sírvelo bien frío, como los refrescos. Eso si, el gazpacho natural se estropea rápido, así que no te demores mucho en comerlo.
¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 75,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.