Las croquetas de queso son una delicia sobre todo para los más pequeños, que suelen ser quienes disfrutan  más las recetas de cocina que contengan este importante ingrediente, aparte de nutritivo bastante delicioso que puedes hacer en múltiples recetas para merendar, desayunar o como entremés.

¿Quieres destacarte en la cocina? Preparando este tipo de recetas para tus invitados si tienes alguna celebración, llenarás sus paladares de ricura, además tienes la posibilidad de ponerle tu toque mágico con algún otro ingrediente que te ofrecemos aquí, y lograr darle tu etiqueta personal.

No sufras pensando qué prepararle a tus niños de merienda, con estas recetas tendrás la posibilidad de hacerlas divertidas, disfrutar en familia, ya que pueden ayudarte y contar con la posibilidad de cocinar un rico plato para cualquier momento del día.

Por ahora solo prepara tu delantal y gorro, busca los ingredientes que te mencionamos a continuación y comienza ya a preparar estas recetas que te ofrecemos a continuación y podrás destacarte en la cocina, así que no te apartes y sigue leyendo.

¿Que necesitas para hacer croquetas de queso?

  • Leche.
  • Harina de trigo.
  • Mantequilla o margarina.
  • Queso amarillo de cualquier clase.
  • Huevo.
  • Pimienta negra.
  • Pan rallado.
  • Aceite para freír.

como-hacer-croquetas-de-queso3

Instrucciones para hacer croquetas de queso

¿Qué son las croquetas de queso? Son una ricura, que lleva como principal ingrediente el queso, que son un deleite tanto para grandes y chicos, nutritivas, llenas de vida y con la facilidad de hacerlas rápidamente con cualquier otro ingrediente que quieras colocarle.

como-hacer-croquetas-de-queso2

Las croquetas de queso llevan leche y muchos otros elementos que deberás tener en casa a tu disposición, por lo que antes de elaborarlas piensa, busca y lee los que necesitará para no tener que estar corriendo después porque te hace falta algo.

Lo mejor es estar pendiente de todo y así comenzar a elaborarlas con total seguridad esta deliciosa receta que llenará de alegría la cara de tus pequeños además de los invitados que tengas, si decides hacerlas para un evento social o un encuentro con amigos.

Cómo preparar croquetas de queso paso a paso

Ya tienes los ingredientes, pero en esta parte te los damos más especificados para elaborar una receta de croquetas de queso para un mínimo de 8 o 12 personas, para una merienda simple, pero si lo quieres para un evento deberás colocar más.

Recuerda que cada ingrediente debe ser pesado para que coloques la cantidad exacta y no tengas problemas al final con que te falta o tienes que agregarle un poco más de cualquiera de ellos, ya que muchas veces necesitarás un poco más.

Ingredientes a usar con peso:

  • 400 ml de leche
  • 40 gr de harina
  • 40 gr de mantequilla o margarina
  • 40 gr de queso amarillo
  • 1 o 2 huevos
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • Un poco de harina, huevo y pan rallado para rebosar
  • Aceite suficiente para freír las croquetas.
  1. Las croquetas de queso datan de muchos siglos antes, por lo que estás elaborando una receta especial para reyes, así que siéntete orgullosa de prepararlas y ofrecerlas en una reunión o simplemente como meriendas a los niños.
  2. Aquí es una tradición, ya que se ha mejorado mucho, gracias a que se les coloca otros ingredientes con los cuales nos podemos lucir, frente a invitados, pero en realidad la receta simple lleva solo los ingredientes antes mencionados.
  3. Es importante estar consiente de colocar los ingredientes que quieras, además de la cantidad para elaborar la cantidad justa de croquetas para lo que queremos hacer, por ello es importante tener presente la posibilidad de usar lo que tengamos en casa.
  4. Además de todo esto, también hay la posibilidad de hacer salsas o cremas que puedas usarlas para bañarlas y así hacerlas más llamativas y deliciosas, aunque solas harán las delicias de quienes le gusta este tipo de platos.
  5. Usar la proporción de queso que desees, no es necesario apegarte a una receta, puedes hacerlas con cualquier cantidad de elementos e ingredientes que quieras, así no te perderás de comerlas si los demás se las come antes que llegues tú.
  6. Para comenzar a prepararlas, tienes que colocar una sartén a fuego lento y derretir en él la mantequilla, si ves que es muy poco podrás agregarle la cantidad que desees o si lo deseas, ponerle un toque más según lo que vas a preparar.
  7. Le incorporas la harina poco a poco y vas dándole vuelta por espacio de 2 minutos para que la cocines junto a la mantequilla, cosa que deberás hacer de manera lenta y por supuesto a fuego bajo hasta que los dos ingredientes estén unificados.
  8. De manera lenta, vas colocando la leche a la sartén donde tenías las harina y la mantequilla, dejando que ésta a su vez se integre con os otros dos elementos, siempre y cuando lo hagas despacio, cosa que te ayudará a que la mezcla no tenga grumos.
  9. Mientras estás añadiendo los ingredientes, debes seguir removiendo a fuego bajo para que todos se integren bien y así no se te peguen o se formen pelotas, ahora es tiempo de colocar la sal y la pimienta negra a tu gusto además de cualquier otro elemento que desees.
  10. Sigue dándole vueltas a la mezcla que has formado por espacio de 8 minutos, a una temperatura moderada para que no se queme o pegue a las paredes de la sartén, ya que esto nos dará una mezcla homogénea y fácil de hacer bolas.
  11. Incorpora el queso previamente rallado, y sigues removiendo para evita que éste haga grumos con la mezcla y quede uniforme, deberás esperar que se disuelva bien, apando después el fuego, tapando la sartén y ahora solo esperar a que se enfríe un poco.
  12. Cuando este templada la mezcla, incorpora el huevo y llevas al fuego de nuevo a una temperatura baja, dejando que este elemento que has incorporado en último minuto de disuelva bien en la mezcla y así obtengas una pasta homogénea.
  13. El huevo debe integrarse bien a la mezcla, por lo que después de unos minutos, baja la mezcla y la colocas en una fuente, tapándola con papel de cocina para que se enfríe y así puedas manipularla más fácilmente, si lo deseas puedes dejarla de un día para otro y no pasa nada.
  14. Cuando vayas a preparar las croquetas, recuerda que la mezcla ya debe estar fría, y es hora de empanar por lo que usa 3 platos hondos ara la mezcla consistente en uno con huevo batido, otro con harina y el tercero con el pan rallado.
  15. Seguidamente elabora las croquetas de la forma que desees, aquí te lo dejamos a tu imaginación para que cambies esa forma redonda o alargada, que tienen las croquetas y así puedes inventar las formas que quieras, hasta de estrellas con un utensilio de formas.
  16. Las pasas primero por huevo, luego harina, después por el huevo de nuevo y finalmente por el pan rallado, dejando que se solidifique bien todos los ingredientes en la mezcla que has hecho, además hazla todas de una vez y así no tendrás que esperar a la hora de freír.
  17. Si lo deseas, puedes guardar algunas para otra ocasión en el congelador o freír todo de una vez dependiendo de la ocasión, por lo que es hora de tú decidir lo que vas a hacer, por ello lo dejamos a tu criterio.
  18. Recuerda que si vas a congelar las croquetas de queso, la sacas directo cuando vayas a prepararlas y las tiras de una vez en el aceite sin esperar a que se descongelen, van directamente para evitar que se te desarmen de acuerdo al tiempo que las congelaste.
  19. En una sartén grande colocar aceite suficiente para freír y comenzar a cocinar las croquetas sacándolas de acuerdo al tiempo en que creas que estén listas y dando vuelta para que queden doradas de un lado y del otro sin problemas.
  20. Debes colocarlas en un plato con papel absorbente para que elimines el exceso de aceite que en ellas queden y puedes colocarlas en un bol, grande para servir de manera inmediata, tibias y ricas, aunque también se pueden comer frías.
  21. Debes batir muy bien los huevos, ya que es fundamental que no te queden partes de clara sin batir, debido a que que se quedarían pegados a la figura que has hecho y caerían al pan rallado y queremos que te quede un rebozado perfecto y limpio.

Consejos para hacer croquetas de queso

  • Las croquetas son deliciosas como aperitivos, meriendas o para cualquier idea que quieras realizar algo ligero.
  • Cambia el queso por otro ingrediente y obtendrás cualquier tipo de comida excelente a cualquier hora.
  • Recuerda que la mezcla debe estar fría antes de conservarla en la nevera de un día para otro así podrás tener una masa unificada.
  • Puedes guardarlas en una bolsa, después que las hayas realizado y guardado en el congelador ya solidificadas.
  • Usa aceite bien caliente para que las sofrías, no dejes que éste esté tibio antes de tirarlas, así no se llenarán de aceite.
  • Puedes usar cualquier tipo de queso que desees, aunque no debes excederte en la cantidad que te aconsejamos de cualquiera de los ingredientes.
  • Puedes usar un colador para que la croqueta bote el exceso de aceite al freír y así te quede más crujiente, aunque recuerda que debes dejarle que se fría bien para que queden doradas.
  • Si lo deseas hazle una salsa bechamel, kétchup o de cualquier otro estilo para que puedas disfrutarla mucho mejor.
  • Recuerda que también puedes inventar tu misma en la cocina.
¿Te ha gustado?