Las croquetas. Amamos las croquetas. No creo que en este mundo no haya ser que haya probado las croquetas y no se haya prendado de este rico manjar, fáciles de elaborar y además de ello, son ideales para todo tipo de ocasión, en especial para almuerzos, entremés, entrada entro otros usos.

Son típicas de la cocina casera, es decir que proceden de las abuelitas, quienes tienen la sazón en sus manos y estipulan un rico plato que es hoy en día muy típico en España, que ha trascendido latitudes por la elaboración y que ayudan en cualquier emergencia culinaria que se tenga.

Lo bueno de la croqueta es que las puedes elaborar con cualquier tipo de ingredientes, desde queso, carne, pollo, pescado e incluso con verduras y hortalizas en este caso te traemos una rica receta de croquetas de espinaca que te servirá a la hora de lucirte en la cocina.

Con estas croquetas de espinacas, lograrás un sabor único, especial además de original, sobresaliendo el hecho que muchos pequeños no son adeptos a las verduras u hortalizas y con estas coquetas podrás engañarlos para que coman algo verde y nutritivo ¿Te atreves?

Las croquetas de espinacas también pueden llevar otros ingredientes con ellas, pero el principal es este elemento verde que le dará tu toque especial y como siempre te decimos, también le puedes añadir queso, panceta, acelgas, coliflor entre muchos otros más.

¿Que necesitas para hacer croquetas de espinacas?

  • Espinacas nuevas y frescas.
  • Ajos.
  • Cebollas.
  • Leche.
  • Mantequilla.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Huevo.
  • Harina.
  • Pan rallado.
  • Aceite de oliva.
  • Zanahorias, panceta, queso (Opcional)

como-hacer-croquetas-de-espinacas3

Instrucciones para hacer croquetas de espinacas

Las croquetas de pollo, queso y carne son las que quizás conoces como más tradicionales o nombradas, o por alguna casualidad has probado, pero ¿Sabías que puedes prepararlas de lo que quieras? La base de estas croquetas es hacerles el empanado para freír.

como-hacer-croquetas-de-espinacas2

El elemento principal de las croquetas vienen siendo las mezclas que hagas, por ello no te preocupes si no quieres hacerlas de forma tradicional, sino más viene quieres destacarte en la mesa haciéndolas con otros ingredientes para darle un sabor único que nadie ha robado antes.

Por eso te traemos las croquetas de espinacas, para hacerlas más ricas y todos puedan comer verduras u hortalizas de manera divertida sin tener que arrugar la cara, sobre todo los peques de la casa quienes siempre le ponen peros a las comidas, verás que te lo agradecerán.

Cómo hacer croquetas de espinacas paso a paso

Las croquetas de espinacas son fáciles y rápidas de hacer comenzando con la base que es la mezcla para las croquetas y que te harán la delicia la hora de cocinar, porque no llevan mucho de tu tiempo, además vas a sobresalir si le colocas otro ingrediente delicioso.

Para elaborar las croquetas de espinacas para cuatro personas, te damos una receta específica a continuación si las quieres para más personas, debes hacerlas añadiendo más cantidad de ingredientes mientras vayas a elaborarlas. Por ello:

  • 150 gr de espinacas que estén verse, frescas y robustas.
  • 2 dientes de ajos triturados.
  • Media cebolla o una pequeña entera finamente picada.
  • 1 taza de leche completa líquida o preparada si es en polvo.
  • 2 cucharadas de mantequilla.
  • Sal al gusto.
  • Pimienta negra al gusto.
  • 2 huevos.
  • Harina de trigo.
  • Pan rallado al gusto.
  • Aceite de oliva para freír.
  • Otros ingredientes opcionales sería, queso, zanahoria rallada o panceta.
  1. Antes que nada debes escoger las mejores espinacas que estén verdes y nuevas, para que te queden más sabrosas, limpiarlas, lavarlas y colócalas a cocinar en una olla para después sacarlas y dejarlas escurrir reservando para más tarde en la preparación.
  2. Si vas a agregarle zanahoria rallada o panceta, es importante pasar las primeras por agua caliente para ablandarlas un poco y cocinar la panceta para que estén listas a la hora de hacer la mezcla de croquetas de espinacas, si te parece bien usa jamón o mortadela.
  3. Las espinacas debes cocerlas durante 10 o 15 minutos para que se ablanden y luego pasado ese tiempo escurrirlas en un colador para que pierdan todo el líquido y así poder usarlas secas cuando vayas a unir todos los ingredientes.
  4. Después que hayan perdido el agua y estén lo suficientemente frías para manipularlas, comienza a picarlas finamente en trozos pequeños, asimismo la cebolla completa en trocitos pequeños para que puedas incorporarla a la mezcla.
  5. Recuerda que debes añadir a la mezcla de espinacas, las zanahorias, queso, panceta u otro ingrediente que hayas escogido para hacer la mezcla con la que piensas elaborar tus croquetas de espinacas o si te parece inclúyelos todos y quedarán más deliciosas.
  6. Reserva las espinacas con los demás ingredientes a un lado para comenzar a hacer la mezcla colocando las cucharadas de mantequilla en una sartén, además de un poco de aceite de oliva para que se integre con la mantequilla.
  7. Seguidamente agrega la cebolla que has cortado anteriormente esperando  que cambie su color a cristalino tiempo en el cual le colocas los dientes de ajo triturados para añadir después la mezcla de espinacas con los otros ingredientes que has escogido.
  8. Saltea todo un tiempo y agrégale poco a poco la harina para que se haga una pasta homogénea cuidando que no se pegue a las paredes de la sartén además que se unifiquen todos los ingredientes con cuidado, dejando ver que estén todo junto.
  9. Pasado un tiempo estipulado o cuando veas que la mezcla está consistente, añade la leche poco a poco sin dejar de remover para que la mezcla no tenga grumos o quede una pasta con la cual puedas trabajar haciendo las bolas o figuras de croquetas.
  10. Debes ir viendo la consistencia de la pasta, porque si ves que queda muy líquida o muy seca, deberás añadirle harina o leche según la necesidad que tengas en la mezcla y trabajando a fuego lento para que no se te queme la mezcla.
  11. No debes aflojar el estar removiendo constantemente, porque debe quedar ligera la masa por ello cuando veas que queda de esta manera, bájala del fuego y deja que se enfríe a temperatura ambiente, antes de poder llevarlo al congelador y así puedas manipular bien la masa.
  12. Pasado un tiempo prudencial coloca la masa fuera de la nevera y comienza a hacer las croquetas al tamaño que desees, ya sea grande, redondas, tipo estrella, triangulares entre muchas otras formas hasta que hayas hecho toda la masa en croquetas.
  13. Déjalas en una bandeja a medida que las vayas terminando y coloca en 3 platos hondos huevos batidos, pero que queden bien sin que se le vea la clara, si quieres usa batidor, harina de trigo y pan rallado cada uno por separado para que reboses las croquetas.
  14. Pasa las croquetas en la mezcla de huevo, luego en harina, seguidamente en huevo y finalmente el pan rallado para que queden bien rebosadas las croquetas y puedas trabajar con ellas más fácil, rápida y sin dañarse.
  15. En esta parte puedes guardar algunas croquetas en el congelador para cualquier otro día, ya que estas pueden ayudarte en cualquier momento que necesites una comida distinta o simplemente para un tentempié asimismo para entremés.
  16. Al hacer las croquetas debes esperar al menos veinte minutos para que la mezcla de huevo, pan rallado y harina se mezcle con la masa que has elaborado, recuerda que esto puede hacerlas más consistentes y no se te abrirán o desaceran.
  17. En una sartén coloca suficiente aceite para freír las croquetas de espinaca, colocándolas una a una sin tirarlas, y dejando que el aceite las tape para que queden bien además debe estar bien caliente, deja que se doren por un lado y procede a darle vuelta para que se doren por el otro.
  18. Sácalas del aceite con cuidado y colócalas en un colador con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite que queda después de sacarlas, seguidamente pásalas a otro recipiente esperando que se enfríen un poco para servirlas.
  19. Puedes hacer una bechamel o salsa blanca agregándole una mezcla de pimentones rojos picaditos, perejil y cilantro y las bañas con la mezcla para darle más sabor, aunque ellas de por sí tienen la consistencia y el sazón especial.
  20. Recuerda que las croquetas se pueden servir calientes o a temperatura ambiente, por lo que puedes hacerlas mucho antes que tengas el evento o antes de almorzar media hora antes, así tendrás la posibilidad que le cojan el sazón sin quemarse.
  21. Acompáñalas con lo que más te guste, e incluso puedes hacerle una salsa, le colocas queso y las gratinas unos minutos al horno, en cuestión de cocina tú tienes la batuta a la hora de intentar nuevas recetas para dar sorpresa a tu familia cuando quieras.
  22. Te destacarás con estas croquetas de espinaca, por ello a la hora de elaborarlas aparte de algunos ingredientes que te hemos dado acá, también le das tu toque colocando alguno más para que tus niños puedan disfrutar de las legumbres, verduras y hortalizas.

Consejos para hacer croquetas de espinacas

  • Retira del fuego lentamente para que no te quemes y déjalas enfriar en un recipiente aparte antes de servirlas.
  • Puedes acompañarlas con arroz, ensalada y purés para un almuerzo.
  • Si lo prefieres puedes prepárale a los peques en un bocadillo con un trozo de pan y salsa de tomate y mayonesa, además de unas hojas de lechuga.
  • Unas croquetas son un complemento perfecto para cuando salgas de excursión o para un día de playa.
  • Recuerda que puedes tenerlas en el congelador y usarlas cuando quieras por un tiempo largo. Las croquetas congeladas saben ricas también y nos sacan de más de un apuro.
¿Te ha gustado?