Consumir coliflor es muy beneficioso para el organismo por los múltiples nutrientes que tiene para mejorar el desarrollo y desenvolvimiento de cada uno de los órganos de nuestro cuerpo, aparte que son ideales para personas que deben mantenerse en dieta.

Por ende el día de hoy te hemos traído una sencilla receta de croquetas de coliflor, que hará las delicias de grandes y chicos en tu familia, sobre todo los más pequeños, quienes no suelen ser amantes de las verduras o legumbres y así te pedirán más.

Quedarás asombrada si le presentas las diferentes formas de croquetas que puedes elaborar a los más pequeños y se las comerán en segundos, por lo que si quieres que se coman cualquier tipo de pescado, zanahorias entre muchas otras y sobre todo coliflor, esta es la manera de obligar a comer verduras sin que lo sepan: las croquetas.

Por ello te hemos traído una manera sencilla de prepararlas, para que las puedas comer y aprovechar todo lo que tiene la coliflor para darte en beneficio de tu cuerpo, aparte que las puedes tener para cualquier ocasión en el congelador sin que les pase nada.

¿Que necesitas para hacer croquetas de coliflor?

  • Una coliflor (Dependiendo las croquetas que quieras)
  • Pimentón.
  • Perejil.
  • Zanahoria rallada.
  • Cebolla.
  • Orégano.
  • Comino.
  • Sal, pimienta y curri.
  • Cilantro.
  • Harina.
  • Huevos.
  • Pan rallado.
  • Mantequilla o margarina.
  • Aceite para freír.
  • Aceite de oliva al gusto.

como-hacer-croquetas-de-coliflor3

Instrucciones para hacer croquetas de coliflor

La coliflor es un vegetal cruciforme de la familia de las coles, que puedes comer de diferentes maneras desde cruda, salteada, en salsas, sola cocida además de insertarla en el arroz sin que se llegue a cocinar demasiado y verás que tienes una comida bastante distinta.

como-hacer-croquetas-de-coliflor2

La coliflor es una fuente natural de vitamina C, por lo que es indispensable que la ingieras para evitar cualquier ataque en contra de tu organismo de las diferentes enfermedades, sobre todo respiratorio, gripe o catarros en temporadas frías del año.

Además la coliflor es muy suave, por lo que es fácil para realizar las preparaciones, sobre todo a la hora de hacer las croquetas debido a que tienes que triturarlas, pero si lo que deseas es sentir algunos trozos, también puedes picarla muy menuda, tú escoges cómo las quieres en la croqueta.

Preparar croquetas de coliflor paso a paso

  1. El tiempo para elaborar estas croquetas es relativamente corto, más o menos 1 hora si tienes todos los ingredientes a la mano, aparte de cocinada la coliflor, además que no tiene ningún grado alto de dificultad, por ello manos a la obra.
  2. Debes primero cocinar la coliflor, puede ser un día antes y guardarla en un recipiente con tapa en la nevera para que no se seque o adquiera un color raro con lo cual no puedas usarla para las croquetas, aunque si te quedó cocida de un almuerzo te puede servir.
  3. En un bol, debes picar el pimentón y colocarlo, además introducir todas las especies que mencionamos curry, comino, sal, pimienta y el orégano y mezclar todo añadiéndole un poco de agua de manera lenta hasta que quede como una pasta.
  4. A esta preparación deberás añadirle la coliflor en trozos, ya cocida o si lo prefieres la pisas primeo con un tenedor para que quede tipo puré, si sientes que bota un poco de líquido, no te preocupes, lo principal es cuando la añadas a la preparación anterior quede como una masa seca.
  5. En un sartén coloca un poco de aceite de oliva con una cucharada de mantequilla o margarina, coloca la cebolla a dorar, cuando se esté tornando transparente le añades la zanahoria rallada, dejando cocinar por espacio de 5 minutos.
  6. Debes estar atenta a trabajar siempre a fuego bajo, para evitar en todo momento que se queme, recuerda que es sólo para darle un buen sazón a la croqueta y no embarrarla si se te quema algo, así que no dejes de remover mientras se cocina un poco.
  7. Deja de último el perejil y cilantro, poniéndolo a la mezcla anterior, así le dará sabor y no se cocinarán mucho, para que las hojas entren frescas a la mezcla de la coliflor para conseguir un buen sabor, así tus hijos lo disfrutarán mejor.
  8. Mezcla los ingredientes de la sartén con los del bol y remueve para que puedas conseguir una buena masa, suave además de manejable para que las croquetas te queden exquisitas, cosa que es lo que se quiere y no un mal sabor. Reserva esta masa.
  9. En tres platos hondos vas a colocar harina de trigo, pan rallado y huevo, la cantidad acorde a las croquetas que quieras preparar y para esto el huevo debe estar bastante batido, es decir que no te queden espacios con clara, porque entonces el pan rallado no se adhiere bien.
  10. Es hora de ir haciendo las bolas de masa, por lo que saca la mezcla de la nevera después de 20 minutos que habías guardado en la nevera para que se solidificara un poco, sin secarse, tratando que te queden redondas o en forma de bola alargada, es a tu gusto.
  11. Pasa las croquetas primero por la harina muy bien, que quede bien blanca, luego pásala por el huevo y finalmente por el pan rallado, si lo deseas antes del pan rallado, pásalo nuevamente por la harina, verás que queda mejor.
  12. Termina de hacer todas las croquetas intentando colocarlas en un plato para que no se te peque ninguna y así el pan rallado no se despegue de ninguna, lo ideal es que queden recubiertas por éste en todo momento, para que se doren con facilidad.
  13. Guarda en la nevera las croquetas que vas a freír para el almuerzo, la cena o quizás para un tentempié, y las demás las puedes guardar en el congelador en un bol con tapa para que el frío no te las parta o se fracturen por dentro.
  14. Seguidamente en un sartén con abundante aceite para sofreír, lo colocas a fuego medio, esperando que se ponga bien caliente y así puedas colocar las croquetas con mucho cuidado de no quemarte, sin lanzarlas o tirarlas de golpe.
  15. Debes dejar que se doren por ambos lados para que queden bien, dejando que se cocinen bien en el centro y con mucho cuidado de no se fracturen, por ende debes usar dos cucharillas para que puedas maniobrar bien la croqueta.
  16. Saca cada una de ellas y colócalas en papel absorbente para que escurran bien el aceite y queden bastante secas, para que sepan bien y no las sientas rebosadas de aceite que no es la idea, lo lógico es su sabor característico.
  17. Deja enfriar un poco, pero no tanto ya que tibias son deliciosas, estas croquetas las puedes acompañar con carne y arroz, porque vienen a ser como tipo ensalada, pero de diferente forma o simplemente solas con ensalada. Verás que quedarán muy ricas.
  18. Si tienes algún evento cercano puedes usarlas para aperitivo o como tapita en una fiesta, reunión o cumpleaños donde necesites de algún tipo de relleno, aparte de bebidas y para ello una salsa osada preparada con mayonesa y salsa de tomate sería espectacular.
  19. Recuerda que tus pequeños no suelen gustarle mucho las verduras, hortalizas o el mismo pescado, pero con unas croquetas de este estilo, podrás tener la posibilidad que las coman todas sin necesidad de estarles obligando.
  20. En una merienda te puedes lucir con las croquetas de coliflor agregando en un pan, salsas diferentes, lechuga, tomate y encima las croquetas, verás que es un bocata excelente para que los niños queden satisfechos y felices. ¿Te atreves?
  21. Las croquetas que has guardado en el congelador para usar otro día las puedes pasar directamente al aceite y freírlas, puesto que no es necesaria una descongelación del producto, es muy fácil y así no tienes que trabajar mucho cuando estés apurada.
  22. Si lo deseas, coloca la mezcla directa en el aceite sin pasarla por a harina, el huevo y el pan rallado, ya que pueden servirte como una especie de masita para colocarle queso, así acompañarlas y comerlas con un pescado al horno o a la plancha.
  23. La cocina se trata de inventar e innovar para que todos en la familia puedan disfrutar de diferentes platillos, quedando en buen lugar frente a todos, por ello ponemos diferentes recetas fáciles de hacer en cualquier momento para ti.
  24. Los diferentes ingredientes que te damos son opcionales, puesto que puedes cambiar algunos y dejar a tu imaginación unas croquetas diferentes, pero el principal ingrediente que no hay que cambiar es la coliflor, protagonista de estas deliciosas croquetas.
  25. Las ricas croquetas de coliflor ya listas pueden ser ingeridas durante la cena también porque son muy ligeras, así que si lo deseas, puedes prepararlas en la tarde y las fríes a la hora de la cena, verás que quedarán muy bien acompañándolas con vainitas y tomates.
  26. Recuerda algo, los pequeños pueden ser engañados de distintas formas, así que ponte manos a la masa y prepara estas croquetas de coliflor, verás que les van a encantar, repetirán y quedarán con ganas de comer más, haz la prueba y verás.

Consejos para hacer croquetas de coliflor

  • Recuerda que el aceite debe estar bien caliente para que queden bien las croquetas.
  • Trata que la masa de las croquetas quede seca, pero a su vez procura hacer las croquetas sin que se rompan o quiebren.
  • Colócale queso a la preparación y verás que tendrás un rico sabor de la croqueta de coliflor.
  • Puedes comerlas tanto fría como caliente en todo momento, incluso durante el almuerzo.
  • Escúrrelas bien para que no queden llenas de aceite y deja que el papel vegetal adsorba toda la grasa.
¿Te ha gustado?