El brócoli a pesar de ser una hortaliza que los niños no suelen querer como parte de su alimentación, tiene muchas propiedades y beneficios que van a dar al organismo muchos nutrientes, por ello te traemos una receta que les encantará a tus pequeños: las croquetas de brócoli.

El brócoli es familia de la col, y posee mucha vitamina C, lo que te garantiza una serie de anticuerpos que te van a evitar las enfermedades que tienen que ver con el sistema respiratorio o alergias ante cualquier cosa, por ello aprovecha esta fórmula especial para tu cuerpo.

Además de esta vitamina, el brócoli contiene minerales como el calcio y el potasio, por lo que tus huesos estarán protegidos siempre si te llenas de este alimento especial y más si la usas para diferentes formas en la elaboración de diferentes platos.

Así que prepara tu delantal, gusto por la cocina además de tu talento para cocinar y comienza a elaborar este plato que encantará a quienes les puedas dar a probar, sobre todo si te decides a hacerlo para algún evento social que tengas. ¿Quieres probar a ver qué sale?

¿Que necesitas para hacer croquetas de brocoli?

  • Un brócoli más o menos grande.
  • Leche.
  • Ajo.
  • Harina de trigo.
  • Mantequilla.
  • Queso amarillo rallado.
  • Sal, pimienta y curry.
  • Huevo.
  • Aceite de oliva.
  • Pan rallado.
  • Aceite suficiente para freír.

como-hacer-croquetas-de-brocoli3

Instrucciones para hacer croquetas de brocoli

El brócoli es un alimento que viene a ser una fuente de acción contra el tiempo en tu rostro o cuerpo, porque ataca las células que han sido atacadas por radicales y elementos libres en el ambiente que son nocivos para verte y sentirte más joven o con vitalidad.

como-hacer-croquetas-de-brocoli2

Además de todo esto, el brócoli se encuentra entre los ingredientes más efectivos contra las células cancerígenas, por lo que tienes la posibilidad de comerlo en grandes cantidades y darle a tu cuerpo lo necesario para que esté bien siempre con salud y energía.

Aparte que es un aporte más para quienes gustan de las verduras y una opción para que tus hijos lo puedan comer sin chistar, son las croquetas así que sigue leyendo y entérate cómo puedes elaborarlas de una forma rápida, deliciosas y sin tener que hacer mucho esfuerzo.

Así se preparan las croquetas de brócoli

  1. Es importante que laves bien el brócoli abriendo las partes que suelen ser muy apretadas y que además de suciedad pueda guardar una sorpresa con un bicho dentro de sus partes, para evita eso tienes que abrirlo un poco sin reventarlo.
  2. Colócalo en agua hirviendo con un poco de sal y vinagre, si lo deseas coloca una hoja de laurel para darle un poco de sabor, ten en cuenta que vas a darle solo un toque especial a tu nombre, así que cambia los ingredientes que deseas.
  3. El brócoli debe quedar bien cocido, por lo general hay que darle más tiempo e el fuego para que esté más blando y puedas trabajar mejor con él, es una de las técnicas que suelen ser la más efectiva para lograr obtener una croqueta deliciosa.
  4. Al sacarlo del agua, debes pasarlo a un escurridor o coladera que pueda hacer que el brócoli elimine el exceso de líquido que siempre le queda, así te puede quedar mejor la receta y das la oportunidad de que te queden totalmente secas por dentro.
  5. Si lo deseas, puedes colocarle un poco de cebolla rallada, por lo que en este punto lo haces y colocas en una sartén del ajo y la cebolla esperando que ésta se transparente y el ajo tome una consistencia un poco blanda por el cocimiento.
  6. Agregas la harina a estos ingredientes y esperas hasta que tome un color dorado, lo que quiere decir que se está tostando, recuerda que debe estar a punto y no quemada, por lo que debes tener cuidado de no dejarla mucho tiempo.
  7. Trituras el brócoli con un tenedor en un bold y lo agregas a la mezcla en el sartén, bajando el fuego para que el trabajo se haga de manera lenta y los ingredientes se puedan unificar dando un mejor sabor a las croquetas.
  8. Incorporas la mantequilla y el aceite de oliva, le añades las especias y la sal para que vaya poniéndose delicioso, sirviéndole la leche poco a poco también esperando a que espese todo el conjunto que ya tienes listo en la sartén.
  9. Colocas el queso al final y bajas del fuego esperando a que se enfríe a temperatura ambiente. Si lo deseas puedes dejar la mezcla de un día para otro, dando oportunidad que puedas manejarla bien a la hora de hacer las croquetas.
  10. Recuerda que la masa que has elaborado no debe quedar ni tan dura o tan suave, lo ideal es que sea manejable en tus dedos y que no se disuelva o se quiebre mientras estás haciendo la forma deseada de las croquetas.
  11. En este punto toma la masa después de haber esperado el tiempo reglamentario y le vas dando la forma que quieras, trabajando la masa hasta que no quede nada y así aprovechar el tiempo para que a la hora de freír lo hagas rápidamente.
  12. En platos hondos colocas harina de trigo, huevo y pan rallado respectivamente y vas pasando las croquetas en el orden siguiente: harina, huevo y pan rallado hasta que no te quede ninguna sin empanar y trabajes holgadamente
  13. En un sartén con abundante aceite coloca las croquetas, esos sí que el aceite esté bien caliente y así dejar que se doren por un lado y luego por el otro, sacándolas antes que se quemen para que puedan quedar crujientes.
  14. Hay que tomar en cuenta la posibilidad de guardar algunas en el congelador para otra ocasión y ya las tengas listas, basta con solo con tirarlas en el aceite directo del congelador y verás que te quedarán frescas como si las hubieras hecho el mismo día.
  15. Estar pendiente siempre de cuando la saques del aceite dejarlas en papel absorbente para que tengas oportunidad de que elimines el exceso y queden sequitas y esponjosas, lo que las pone más deliciosas a la hora de comer.
  16. Las puedes servir calientes en una salsa bechamel, rosada con salsa de tomate y mayonesa, tártara o de queso, verás que el sabor suele ser muy diferente si le das ese toque especial con cualquier salsa que tengas en la despensa.
  17. Recuerda que los peques suelen gustarle mucho este tipo de plato, que servirás con arroz, ensalada y un puré de patata, así tendrás el almuerzo especial como segundo plato especial del día y una sopa antes para aligerar el estómago ¡Animo¡

Consejos para hacer croquetas de brocoli

  • Los ingredientes los tienes en casa así que no tienes excusa para prepararte estas croquetas que te pueden servir como merienda también.
  • Trata de congelarlas en una bandeja con papel absorbente para que no se te peguen.
  • Guarda las que te sobren o has suficiente para que te sirvan para otra ocasión de manera rápida y no tengas que cocinar con  prisas.
  • De ahora en más verás que estas croquetas serán un elemento acostumbrado en tu mesa porque va a gustar mucho, sobre todo a los niños.
  • Puedes usar pimiento verde y rojo para darle color a tu croqueta de brócoli.
¿Te ha gustado?