Te enseñaremos cómo hacer crepas y algunas opciones para rellenarlas. Hacer crepas es una actividad muy sencilla dentro de la cocina y nos brindan la posibilidad de tener algunas preparadas en la nevera para utilizarlas en cualquier momento preparando una comida o un postre en forma rápida. Las crepas se han convertido en una de las preparaciones más populares del mundo, con distintos nombres en cada país, con distintos rellenos, con rellenos dulces para acompañar un te o un café, o como postre, en preparaciones saladas, como platos fríos o calientes, como entrada o platos principales, según el lugar y las costumbres hay infinidad de opciones. Su delicada textura y su aroma son la envoltura ideal para casi cualquier comida. Hacer crepas es muy simple y rápido, lo mas creativo es cómo las usarás después. Se trata básicamente de una pasta que se rellena a gusto; pueden ser dulces acompañados con helados o algún tipo de crema chantilly, o bien salados con rodajas de verduras y fiambres. Ya sean grandes o pequeñas, gruesas o delgadas, solas o rellenas, las crepas se hacen con cualquier tipo imaginable de harina, desde el maíz hasta la más fina de trigo candeal. Pero la mejor de todas es la crepa francesa, hecha con harina de trigo, delgada y delicada, y al mismo tiempo lo bastante sustanciosa como para envolver un relleno sin romperse. Te mostraremos cómo hacerlas.

Instrucciones para hacer crepas

  1. Licuamos todos los ingredientes juntos  y dejamos reposar unos minutos. La pasta debe quedar en un punto líquido pero espeso.
  2. Después de hacer la primer crepa veremos si la pasta está en su punto o no, si vemos que quedó muy líquida le agregamos un poco de harina y licuamos. Si, por el contrario quedó espesa le agregamos un poco de leche y volvemos a licuar.
  3. Las harinas varían tanto de calidad y los huevos de tamaño que debemos estar siempre dispuestos a rectificar la cantidad de líquido indicada en la receta para que la masa tenga la consistencia  justa. Si las crepas se rompen con facilidad se debe a que a la pasta le falta huevo.
  4. También debemos observar si la cantidad de pasta no es excesiva para que la crepa no nos quede muy gruesa.
  5. Colocamos la sartén en fuego mediano para que se caliente. Luego debemos engrasarla y para ello te sugerimos dos formas: La primera forma consiste en frotar la sartén con papel de cocina impregnado de aceite. El segundo método consiste en fundir una pequeña porción de mantequilla en la sartén, moviéndola rápidamente en redondo para untar bien el fondo y las paredes.
  6. Para hacer la primera crepe echamos un cucharón sopero de pasta  y la movemos inclinándola hacia todos lados para que ocupe toda la base de la sartén.
  7. Debemos esperar que se cocine y dore por la parte de abajo, nos damos cuenta porque la crepa se  vuelve opaca y seca por arriba y se forman  burbujas de aire por debajo.
  8. Una vez dorada por la parte de abajo, más o menos un minuto, a fuego suave, movemos la sartén como para despegarla, si no con la ayuda de una espátula la separamos de la sartén y la damos vuelta para que se dore del otro lado, un minuto más.
  9. Es imposible dar el mismo color a la crepa por los dos lados, el segundo lado suele tener unas manchas oscuras poco atractivas, por eso conviene doblar o enrollarlas con ese lado discretamente hacia dentro o si las vas a doblar en cuatro que se vea su primer lado dorado. Esto mejora la presentación.
  10. Si nos gusta y adquirimos práctica podemos darla vuelta lanzándola al aire.
  11. Debemos repetir la operación de engrasar la sartén con cada crepa.
  12. Hacemos crepas hasta que se nos termine la pasta y las vamos colocando una sobre otra en un plato. La forma en la que mantengamos calientes las crepas dependerá de si queremos que queden tiernas o ligeramente crujientes. Las crepas blandas son mejores para enrollar y doblarlas, porque no se desmigajan, y para ello es mejor apilarlas. Si las preferimos crujientes, lo mejor es mantenerlas a horno suave.
  13. Para tener en cuenta: Para hacer crepas lo mejor es elegir una sartén de 12 o 15 cm de diámetro, lo bastante pesada para disponer uniformemente la masa, con la base bien plana, y lo bastante ligera como para que podamos hacer saltar por los aires la crepa para darle la vuelta, si nos gusta y nos divierte. Vienen sartenes especiales para hacer crepas, con tamaños diferentes según para que las vamos a utilizar, y en su interior cubiertas de material  anti adherente por lo cual es muy poquita la mantequilla que tenemos que ponerle.
  14.  Una opción dulce para rellenarlas es con relleno a base de mango: licuando 160 gramos de queso crema, 1/2 lata de leche condensada y 1/2 lata de mangos en almíbar picados, luego rellenamos las crepas y horneamos por cuatro minutos, una vez listas se pueden decorar con rebanadas de mango, y servirlas con una copa de helado de vainilla.
  15. Una opción salada es rellenarla con jamón, queso y un huevo. Para hacerlo saca la crepa de la nevera, caliéntala en una sartén con mantequilla, coloca en el centro una feta de jamón cocido (doblada) y queso rallado. Luego casca un huevo y deslízalo sobre la base anterior, cocina por unos minutos, dobla los lados de la crepa hacia adentro, encerrando el huevo y sírvelo caliente.

¿Que necesitas para hacer crepas?

  • Sartén para cocinar crepas
  • 1 taza de leche
  • 1/2 taza de harina común.
  • 2 cucharaditas de azúcar moreno o blanca.
  • 1 huevo.
  • 1 pizca de sal.
  • 50 gramos de mantequilla derretida.
  • Ingredientes para el relleno según lo que se quiera preparar.

Consejos para hacer crepas

  • No hay que batir demasiado la masa para que no salgan crepas gordas, pero sí tiene que estar suave, para lo que conviene pasarla por un colador fino. Cuanto más ligera sea la masa, más fina será la crepa y más delicada.
  • Las crepas se conservan perfectamente en la nevera, por lo que son muy útiles si estamos muy ocupados. Es importante que estén bien frías antes de meterlas en la nevera, para que no queden gomosas al recalentarlas. Apiladas y metidas en plástico o papel de aluminio se conservan durante varios días. Y si las congelas pueden durar hasta 2 meses.
¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.