Cómo hacer crema de whisky

La crema de whisky es una bebida ideal para tomar después de una comida copiosa, pues ayuda a hacer la digestión, pero también a media tarde en una bonita cafetería de Madrid mientras observas pasar a la gente desde tu mesa.

Una de las marcas más conocidas y respetadas gracias a su sabor y calidad es Baileys. A día de hoy tienen una gran variedad de cremas en el mercado con diferentes aromas a cual más delicioso. El orange truffle, el coffe o el irish cream, son sólo algunas de ellas.

Pero, ¿de dónde procede la crema de whisky?

Se trata de una bebida irlandesa que vio por primera vez la luz allá por 1974. A su inventor, David Dan, se le ocurrió la genialidad de mezclar el whisky con la crema, con la intención de abrir las puertas de sus productos al mercado internacional. Quería que todo el mundo conociera los sabores tan exquisitos de sus whiskys y apreciase la grandeza de la cultura gastronómica de Irlanda, pero sabía que para conseguirlo sería necesario crear una receta que fuese del gusto de todo tipo de público y no solamente de los irlandeses, ya acostumbrados al sabor fuerte y seco de este licor. Por eso pensó que la forma de conseguirlo y no perder la esencia de su país, era hacer una mezcla cuyo sabor llamase la atención de todo el mundo. Y así fue como en la década de los 70 Baleys llegó al mundo y con ella vio la luz la crema de whisky.

Hoy día son muchas las recetas que han convertido a esta bebida en un ingrediente más para cocinar y obtener resultados verdaderamente espectaculares. Puedes preparar helado con ella, una bebida con café, ricos cócteles como el ruso blanco, e incluso usarla como base para tartas o salsas en tus guisos más atrevidos. Las posibilidades son infinitas.

Y hoy, además, estamos de enhorabuena, pues puedes preparar tú mismo la receta de este rico licor en tu propia casa ¡y en menos de 15 minutos! ¿Quieres saber cómo? Pues sólo necesitas leer el siguiente post. ¡Comencemos!

¿Que necesitas para hacer crema de whisky?

Receta para 1 botella

  • Elaboración: fácil
  • Dificultad: baja

Vamos a necesitar los siguientes ingredientes

  • 250 ml de whisky de calidad media
  • 250 ml de nata líquida especial para montar
  • 1 lata pequeña de leche condensada
  • 1 cucharada de café de extracto de vainilla
  • 1 cucharada de café con café instantáneo (puedes usar descafeinado si quieres. El de la marca Marcilla combina a la perfección con esta receta, aunque siempre puedes usar la marca que más te guste para potenciar el sabor de la crema)
  • 2 onzas de chocolate negro con un 70% de cacao

Instrucciones para hacer crema de whisky

Elaboración paso a paso

  1. En un bol de capacidad media vertemos el whisky y lo mezclamos con la leche condensada. Batimos con una batidora de varillas a velocidad media durante unos 3 minutos para que los ingredientes casen correctamente.
  2. A continuación agregamos la nata a la mezcla y volvemos a batir durante 2 minutos más. Reservamos.
  3. En un bol de cereales metemos las dos onzas de chocolate con un poco de agua, aproximadamente unas 2 cucharadas soperas. Calentamos el contenido en el microondas durante unos segundos hasta que el chocolate se deshaga. Hay que tener cuidado de no quemarlo mientras se calienta, por ello es recomendable bajar la potencia del microondas. Una vez derretido, añadimos a nuestra mezcla y removemos con suavidad con la ayuda de una cuchara de palo. Reservamos.crema de whisky, chocolate
  4. A continuación, en otro recipiente pequeño, mezclamos el café con un poco de agua hasta diluirlo. Una vez hecho, añadimos a nuestro bol y volvemos a remover con suavidad para que todos los ingredientes liguen.crema de whisky, café
  5. Y para terminar la preparación de esta riquísima bebida casera, ya sólo nos falta agregar el extracto de vainilla. Batimos el contenido a velocidad media durante unos 3 minutos más y guardamos la mezcla en la nevera.crema de whisky, vainilla
  6. Pasadas dos horas aproximadamente, ya tendremos nuestra crema de whisky casera bien fresquita y lista para tomar. Ya sólo necesitas un poco de hielo picado y una coctelera para mezclar ambos ingredientes con brío y servirlos a tus visitas o tomarte tú tranquilamente una copita mientras disfrutas de una tarde agradable de frío leyendo un libro y escuchando música. Verás cómo a partir de ahora repites.

Consejos para hacer crema de whisky

Consejos de última hora

  • Una vez que hayas finalizado la elaboración de esta receta puedes almacenarla dentro de una botella de cristal que se cierre herméticamente. Te aconsejamos que la guardes dentro de la nevera hasta que la termines. Así la tendrás siempre fresquita y te asegurarás de que los ingredientes no se estropeen.
  • Si quieres probar su sabor en una receta, te animo a que lo hagas en el tiramisú casero. Sólo has de añadir un chorrito a tu receta tradicional. Podrás comprobar cómo los sabores se duplican y tu tarta mejora muchísimo de calidad.
¿Te ha gustado?
16 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.