Cómo hacer caldo de camarón

Uno de los platos más conocidos en la gastronomía en todo el mundo es el caldo de camarón, el cual es un plato muy rico y típico de algunos países como México. El camarón es un marisco que es similar al langostino, pero un poco más grande y con un sabor más salvaje.

Este plato es muy típico en todo tipo de celebraciones, ya que su increíble sabor y su facilidad de preparación hacen del mismo un plato de 5 estrellas para este tipo de eventos. Además no es muy caro, ya que lleva ingredientes como las patatas y las verduras que no valen casi nada.

Si tienes algún evento o cita, mira esta receta de caldo de camarón para quedar como un rey ante todos tus comensales. No sólo vas a poder prepararla en cuestión de minutos, sino que también vas a poder tener un plato delicioso y nutritivo para todos a buen precio.

Estas dos recetas con camarones también te interesarán: Cómo Preparar Camarones al Ajillo y Cómo Hacer Camarones a la Diabla

Si no sabes cómo hacer esta receta, no te preocupes, ya que para eso estamos aquí nosotros los expertos del blog. Sigue esta receta paso a paso y verás lo fácil que es preparar este caldo, ya que te garantizo que no vas a tener ningún problema para poder hacerlo de forma correcta.

¿Que necesitas para hacer caldo de camarón?

  • 1 diente de ajo.
  • 1 Kilo de camarones.
  • Medio kilo de patatas.
  • Tres Zanahorias grandes.
  • Una pizca de sal.
  • Cebolla picada.
  • Una guindilla o chili picante.
  • Una pizca de aceite de oliva.
  • 4 tomates.

Instrucciones para hacer caldo de camarón

  1. Preparación de los ingredientes:
    El primer paso que vamos a seguir para preparar este delicioso caldo de camarones, es por supuesto dejar los ingredientes listos para poder cocinarlos de la mejor forma posible. Esto sirve no sólo para poder cocinar mejor, sino también para poder hacerlo con más rapidez y que el tiempo no nos coja desprevenidos, ya que vamos a poder ir cogiendo cada ingrediente ya preparado, sin tener que andar preparando los ingredientes a carreras mientras el plato se esté cocinando. En este caso, lo que vamos a hacer es cortar en trocitos la guindilla, pelar las patatas y después de eso limpiar los camarones, ya que estos deben quedar completamente limpios, sin ningún tipo de rastro, ya que esto podría amargar el sabor o incluso pegar algún microbio al plato, algo que por supuesto nadie quiere.
  2. Cocer tomates y guindilla:
    Una vez que hemos preparado todo, ya podemos empezar con la preparación de caldo de camarón y vamos a empezar cociendo los primeros ingredientes, es decir, tomate y guindilla. En esta clase de platos, lo que se trata de hacer es de preparar un caldo homogéneo que vaya cogiendo sabor, algo que haremos cociendo los ingredientes por orden para que quede todo junto. Vamos a cocer primero el tomate y la guindilla, para crear la salsa, la cual luego licuaremos. El tomate y la guindilla o chile se cuecen juntos, para que coja el sabor bien. Si te gusta más picante, puedes tomarte la libertad de echar más guindilla, aunque si eres sensible a esto puede que no sea la opción más acertada. Una vez que lo tengas todo junto, déjalo cocer tranquilamente con un poco de agua, durante aproximadamente 10 minutos o 15 minutos, dependiendo de tu olla y la potencia de tus fogones. Una vez que esté cocido, apaga el fuego y vamos con el paso siguiente para preparar un delicioso caldo de camarón.
  3. Licuar y Hervir aceite:
    Como obviamente esto es un caldo pero estos son ingredientes sólidos, debemos licuarlos para poder proceder con la mezcla como toca. Para ello, vamos a echar un poco de cebolla picada y el diente de ajo y a coger nuestra batidora, para hacer el licuado. Mete la batidora dentro y vete dando círculos lentamente, para que llegue a todos los tomates y todo quede completamente picado. Si lo has hecho bien, te va a quedar una pasta homogénea de color rojo, la cual nos va a servir de salsa para el caldo. Ahora que ya tenemos la salsa, vamos a coger una cazuela y a hervir un poco de aceite, ya que ahora vamos a proceder a cocinar el resto de ingredientes para que todo quede bien. Una vez que el aceite está lo suficientemente caliente como para continuar, es hora de pasar al paso siguiente de esta deliciosa receta de caldo de camarón.
  4. Añadir los ingredientes:
    Ahora que el aceite está caliente, lo primero que debemos hacer, es echar la salsa que hemos puesto antes dentro de la mezcla, para que hierva todo junto durante aproximadamente 5 minutos. Como ya dije antes, lo íbamos a hacer todo junto, para que quedase con un mejor sabor, ya que así los camarones más a coger el sabor del tomate y del resto de la salsa. Ahora que ya tenemos la salsa de tomate y el aceite juntos, es hora de echar más ingredientes, siendo los primeros las patatas y las zanahorias. Las patatas deben de estar cortadas en trozos pequeños, para que se deshagan bien en la boca y que sea un caldo de camarón y no unas patatas con camarón. Las zanahorias también me gusta picarlas pequeñas, ya que desde mi punto de vista quedan bastante mejor así que echándolas en un tamaño grande. Una vez lo tengas, debemos dejarlo un rato para que las patatas y las zanahorias estén cocidas sólo un poco, ya que aún nos queda el último paso y es el más importante de esta receta por supuesto.
  5. Añadir los camarones en último lugar:
    Como ya dije en el paso de arriba, este es el paso más importante, los camarones, ya que le dan el nombre a la receta y si no están estos presentes, directamente es un caldo de patatas y tomate, no de camarón. Estos se echan en último lugar, junto con toda nuestra mezcla y se dejan hasta que las patatas, las zanahorias y por supuesto los camarones estén listos, algo que se puede ver por la dureza de las patatas (se ponen blandas), por el sabor de las zanahorias (cambia por completo) y por supuesto por los camarones (se abren). Ahora ya podemos quitar el fuego, porque tenemos el caldo de camarón listo para comer. Eso sí, no te aceleres mucho, ya que aún nos queda un último paso que dar en esta deliciosa receta.
  6. Añadir especias y servir de la manera que quieras:
    Ahora ya tenemos nuestro caldo listo para servir, pero antes, hay que hacer algunas cosas para poder comerlo correctamente. Yo le suelo añadir siempre una pizca de sal, ya que si no pues me queda un poco soso y no me gusta demasiado. Hay gente que echa alguna especia como el romero o la albahaca, pero sinceramente no lo considero lo más adecuado, aunque eres libre de probar lo que quieras ya que es tu plato de comida, no el mío. Finalmente decirte que este caldo se puede comer solo o en guarnición con otros platos como por ejemplo arroz. A mí me gusta comerlo como entrante, sobre todo en comidas tipo nochebuena o año nuevo, ya que es un plato ligero que viene muy bien para entrar en calor de cara a alimentos más pesados, como el cordero o el pavo.
¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.