Cómo hacer buñuelos de viento

Hacer buñuelos es algo laborioso a veces, pero cuando uno mismo cocina pone a prueba su capacidad para crear algo positivamente, por lo cual resulta genial cocinar, en especial si es algo tan rico como los buñuelos, además, siempre es más barato hacer algo que comprarlo, y los buñuelos no son la excepción.

Hay muchas recetas para hacer buñuelos en casa y todas son muy ricas, los buñuelos de feria, los buñuelos colombianos, los buñuelos mexicanos, los de rodilla, los de reguilete, en fin, son muchísimos y muy sabrosos.

Todos requieren de un poco de tiempo de elaboración, pero vale la pena intentarlo y saborearlos. Hacer buñuelos de viento también es algo un poco laborioso para quien no tiene experiencia en ello y se cansa mucho al mover los brazos, pero muy difícilmente no podríamos hacer buñuelos de viento que no sepan bien.

Si no sabes cómo hacer buñuelos de viento y estás por aprender, es mejor que busquen la receta y las instrucciones indicadas. Nosotros te mostraremos cómo hacer buñuelos de viento en casa y como un chef profesional para que los disfrutes cuando quieras y con quien quieras.

Es momento de que vayas al súper, compres un poco de harina y huevo, y manos a la obra, a hacer buñuelos de viento!! Disfruta de tus propias y deliciosas creaciones en repostería.

 

Instrucciones para hacer buñuelos de viento

  1. Para comenzar a hacer los buñuelos de viento, comenzaremos por poner los huevos en un bol y batirlos hasta que las yemas estén bien batidas con las claras y se incorporen bien entre sí, estos huevos no deben quedar como merengue o crema, solo deben tomar un tono pálido que indique que ya están bien mezcladas las yemas con los huevos. Coloca este bol con los huevos batidos en un sitio donde puedas tenerlos a la mano en cualquier momento.
  2. luego en una olla limpia con asa, pon el agua a hervir sobre la estufa, cuando esta esté hirviendo a borbotones agregaremos la sal para que esta se disuelva bien en el agua de la olla.
  3. Tomaremos una pala de madera y comenzaremos a mover el agua y agregaremos el harina de poco a poco con cuidado de no quemarnos. Para que el harina no se pegue al suelo de la olla, es importante que muevas con la pala hasta el fondo de la olla mientras esto siga en la lumbre y evites que se pegue la pasta al suelo de la olla.masa buñuelos de viento
  4. En cuanto notes que el harina comienza a volverse como una especie de engrudo muy espeso o atole muy denso y resulta menos fácil de mover con la pala, es en este momento cuando quitarás de la lumbre la olla con la pasta para los buñuelos de viento con cuidado de no dejar de mover por ningún motivo.
  5. Coloca esta olla sobre una tabla de madera para picar o para soportar ollas, pues esto está muy caliente y necesitarás algo firme donde ponerlo mientras aun lo mueves con la pala. No dejes de mover esto por ningún momento, ayúdate de sostener firmemente el asa con una mano y de mover con la otra usando la pala, puedes pedirle ayuda a alguien si notas muy difícil este paso.
  6. Toma el recipiente con los huevos y agrega una cuarta parte o lo equivalente a un huevo a la pasta dentro de la olla mientras la mueves con la pala de madera, no dejes de mover esto hasta que esta cantidad de huevo este bien incorporada a la pasta, luego agrega otro poco de huevo mientras sigues moviendo, y sigue con este procedimiento hasta terminar de vaciar todo el huevo que ya antes habías batido.huevo bueñuelos
  7. Vierte la ¼ de taza de azúcar de poco a poco dentro de la olla con la pasta de los buñuelos de viento mientras mueves esto rigurosamente. Cuando notes que el azúcar está bien incorporada y ya se disolvió bien en la pasta, agrega el jugo de medio limón y sigue moviendo esto hasta que quede completamente homogéneo y todos los ingredientes estén disueltos uniformemente.
  8. Ahora pon 1 litro de aceite o grasa a calentar en una sartén, puedes usar varios tipos de aceite, desde aceite de oliva, canola, girasol, hasta manteca vegetal, de cerdo, cebo o lo que prefieras. Mientras el aceite esté caliente, ten lista una bandeja con papel absorbente un poco cerca del sartén, también un colador de metal y una cuchara para servir de metal o de madera.
  9. Toma dos cucharas  y con ellas forma una bolita de la pasta para buñuelos que hiciste. Esta bolita debe tener aproximadamente una cucharada sopera llena de pasta. También puedes hacer bolitas con las manos y cubrirlas de harina para poderlas manipular. Coloca con cuidado de no salpicar el aceite caliente, esta bolita dentro del sartén. Verás cómo se fríe el buñuelo, puede que salte un poco el aceite, así que ten una tapa cerca para tapar el sartén y evitar quemaduras.
  10. Cuando el buñuelo deje de mostrar muchas burbujas de aire en su alrededor y notes que ya está cocido, es momento de que lo saques de la sartén con ayuda del colador y de la pala o cuchara y lo pongas en la bandeja sobre el papel absorbente para que pierda el exceso de aceite.freir buñuelos
  11. Haz barios buñuelos en una sola carga dentro del sartén y ponlos en la bandeja. Cuando todos los buñuelos estén listos, colócalos en una bolsa o plato el azúcar para espolvorearlos y darles una pasada en ella. Al terminar esto, ya tendrás listos tus buñuelos de viento para servir con leche o la bebida que más prefieras. Disfruta de comer buñuelos hechos en casa.

¿Que necesitas para hacer buñuelos de viento?

  • ¼ taza de agua
  • ¼ taza de azúcar
  • 1 taza de agua
  • 1 taza de harina
  • 4 huevos
  • Jugo de medio limón
  • Azúcar para espolvorear

Consejos para hacer buñuelos de viento

  • La temperatura del aceite debe estar caliente y humeante, pues si esta frío los buñuelos absorberán mucha grasa y al masticarlos sentiremos la grasa en la boca, por lo cual es necesario el calor, pero no tanto como para que el aceite mismo se queme o queme rápidamente la superficie de los buñuelos y el centro quede básicamente crudo.
  • Para que el aceite se caliente más rápido y a la hora de freír no tengas problemas con cambiar la flama, puedes dejar el aceite a calentar a fuego medio y dejarlo así, cuando busques más calor tapa la sartén y cuando notes que el aceite está en la temperatura ideal, comienza a freír.
¿Te ha gustado?
60 usuarios han opinado y a un 90,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.