Cómo hacer buñuelos

Los buñuelos son deliciosos y puedes comerlos en cualquier ocasión que desees, en especial, para celebrar algo. Es común comerlos en navidad o en cuaresma, pero la verdad no importa que día del año sea, siempre es agradable sorprender a alguien con estas delicias.

Si deseas mimarte un rato, ¿qué mejor que comer algo rico? Los buñuelos son esa opción que podría satisfacerte cuando deseas pasar un rato a gusto y comiendo algo rico y dulce.

Lo bueno de los buñuelos es que puedes hacerlos con azúcar estándar o con edulcorantes en caso de no querer tener problemas con tu glucosa. También, puedes acompañarlos con leche, nata, frutas o simplemente comerlo con miel al estilo tradicional.

Hay muchas recetas de buñuelos y en recetas.doncomos.com, encontrarás varias de estas, así que no dudes en navegar por nuestra web.

Mientras tanto, te mostraremos una rica receta de buñuelos  de estirar caseros, esta receta es la más tradicional para hacer buñuelos y la puedes hacer con pocos ingredientes. Solo tómate un día de una semana para poder preparar y disfrutar de estos ricos buñuelos mientras los cocinas en casa.

Aprende cuanto antes cómo hacer buñuelos y comparte esta delicia con quien más quieras.

 

Instrucciones para hacer buñuelos

  1. Pon a cocer las cáscaras de tomate con el agua y el comino. Esta agua la usarás para hacer la masa de los buñuelos y tiene que estar tibia a la hora de ingresarla a la masa. Pero si no quieres usar agua puedes usar leche, el sabor de los buñuelos quedará más suave si usas leche, aunque es común usar agua condimentada para hacerlo y quedan con un sabor incomparable.
  2. Limpia bien la mesa en la que vas a preparar los buñuelos, lávate muy bien las manos y todos los trastes que vas a usar, es importante mantener espacio para trabajar en la cocina sin tener problemas aparatosos y necesitamos limpieza para garantizar el orden. Coloca harina en la mesa limpia y seca en forma de fuente. Agrega a la harina una cucharada sopera de azúcar estándar o cualquier tipo de azúcar que tengas, también agrega el polvo para hornear o la levadura en polvo dentro de la fuente de harina que está sobre la mesa. Mezcla estos ingredientes con el harina de la fuente y vuelve a hacer la fuente igual que antes.fuente de harina
  3. Agrega las 2 tazas de agua condimentada poco a poco o leche dentro de la fuente de harina y comienza a mover esto creando una masa. Puedes usar agua o leche, pero si usas leche los buñuelos quedarán más suaves y la masa estará lista mucho más rápido que si usas agua, pero ambos líquidos son aceptables y quedan a tu decisión y puedes dimitir de la leche si lo prefieres o del agua condimentada.
  4. También agrega el huevo, puedes batir el huevo un poco antes de agregarlo a la masa con algo de agua o mezclarlo con la leche o el agua condimentada que vas a usar, para que al integrar esto a la mezcla se incorpore uniformemente por toda la masa y nos ahorremos amasar por mucho rato para integrar los ingredientes y distribuirlos bien en toda la masa de los buñuelos. Si notas que la masa está muy aguada, agrega más harina de poco a poco mientras amasas.
  5. Dejaremos esto en un bol y taparemos con plástico adherible para que no entre ni salga aire, esto servirá para que la masa doble y fermente bien. Es recomendable que pongas la masa en un lugar un poco caliente como por ejemplo junto a la estufa (cuidando no provocar accidentes), o en la ventana durante los días soleados para que la masa doble más rápido y puedas hacer los buñuelos en menos tiempo y sin esperar tanto a que la masa doble. Deja esto reposar 2 horas.masa buñuelos
  6. Cuando la masa ya haya doblado, espolvorea un poco de harina en la mesa y saca la masa del bol, pon la masa sobre el harina que espolvoreaste y amasa una vez más. Ahora has pequeñas bolitas y colócalas sobre una bandeja con papel encerado y tápalas con una servilleta. Deja que estas bolitas de masa doblen nuevamente.bolas de buñuelos
  7. Cuando te des cuenta de que la masa ya volvió a doblar pon a calentar 1 litro de aceite o manteca en una olla o sartén grande. Mientras el aceite se calienta, amasa las bolitas y crea unas tortillas planas y delgadas, no es necesario que sean extremadamente delgadas, pero si un poco, porque al freír los buñuelos, estos aumentarán de tamaño considerablemente.amarsar buñuelos
  8. Con el aceite muy caliente y los buñuelos ya extendidos, es hora de que los pongas a freír. Hazlo uno por uno si no tienes experiencia en freír, porque si te descuidas y pones imprudentemente la masa en el aceite caliente, te podrías quemar seriamente. Incluso es conveniente tener una tapa cerca de la olla por si el aceite comienza a saltar.
  9. En cuanto tengas fritos los buñuelos, ponlos a escurrir en una bandeja sobre papel absorbente para que no tengan un exceso de grasa o aceite. Si es posible para que la grasa escurra más rápido, acomoda los buñuelos recién salidos del aceite de manera que estos estén acomodados en línea vertical para que se escurran más rápido.
  10. Ahora que los buñuelos ya están listos, es hora de hacer la miel con la que los acompañarás. Pon 1 taza de azúcar en medio litro de agua y deja que esto se disuelva bien, agrega 2 clavos de olor a esta miel y también una cucharadita de semillas de anís. Una vez que todo esto hierva bien, apaga la lumbre y deja que esto repose bien un momento, luego cuela la miel en una jarra y baña los buñuelos con esta rica miel.buñuelos

¿Que necesitas para hacer buñuelos?

  • 18 cáscaras de tomate
  • 1 cucharadita de polvo para hornear o levadura en polvo
  • 150 gr de mantequilla de leche, margarina o manteca
  • 150 gr de azúcar
  • 1 huevo
  • 2 clavos de olor
  • 1 kilo de harina de trigo estándar
  • 2 tazas de Agua

Consejos para hacer buñuelos

Puedes usar té de anís o té de hojas de naranja para usar como agua durante la preparación de la masa de los buñuelos.

¿Te ha gustado?
81 usuarios han opinado y a un 72,84% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.