Cómo es la comida madrileña

España es reconocido por ser un país cuya gastronomía es muy variada. Y es que esta posee diferentes características dependiendo de la región que visites. Por supuesto, aunque todas son extraordinarias, siempre hay unas que son consideradas como emblemáticas, ya que representan la idiosincrasia del español.

Tal es el caso de la comida de Madrid, la cual ha decidido adaptarse a las nuevas tecnologías, pero sin renunciar por completo a sus sabores más tradicionales. Entre ellos, el más reconocido de sus representantes, es el cocido madrileño que, acompañado de un buen vino, es una apuesta a ganar.

No obstante, la comida de Madrid es más que el cocido madrileño. Existen una gran variedad de platos representativos de la región, como las tapas y los dulces cuyos sabores son auténticos y nunca te defraudarán.

¿Disfrutas de la buena comida? ¡Seguramente sí! Mejor aún, ¿Te gusta cocinar? Si ese es el caso, es probable que tengas el deseo de familiarizarte bien con la gastronomía de diferentes regiones. De esa manera, le darás variedad a la dieta de tu familia y nunca te aburrirás de cocinar, pues todos los días representará un nuevo aprendizaje.

carbohidratos

En esta oportunidad, por medio de este breve post, te estaré dando a conocer cuáles son las características más importantes de la gastronomía de Madrid. No conforme con ello, también compartiré contigo algunas recetas básicas, fáciles de preparar, para que se las hagas a tu familia hoy mismo.

Asimismo, estarás al tanto de algunos tips de cocina que harán que la comida, no solo te quede super deliciosa, sino que también, al probarla, evoques una cantidad de recuerdos relacionados con esa región. Verás que, al ponerlos en práctica, no te vas a arrepentir y, al poco tiempo, te convertirás en un verdadero experto preparando la comida típica de Madrid.

Instrucciones para la comida madrileña

Tal como ya lo he mencionado, la gastronomía de Madrid es muy diversa. Esto se debe al hecho de que trata de adaptar distintos platos que provienen de otras zonas de España. De hecho, cabe destacar que muchos de sus platos más emblemáticos son el resultado de la emigración de distintas poblaciones de todas partes del país.

Por tal motivo, en la actualidad, no es de extrañar ver cómo los platos típicos de otras culturas llegan a Madrid para quedarse, y formar parte de una oferta, que se hace cada vez más y más rica, y que abre las puertas a una cocina fusionada.

Los madrileños suelen cocinar con distintos tipos de ingredientes. No obstante, los más predominantes son el aceite de oliva y el cardo borriquero. Sin embargo, debido a los diferentes medios de transportes, las zonas productoras se unen con los mercados de la ciudad, haciendo que en las comidas puedan aparecer ingredientes lejanos, como el pescado y los mariscos.

Además del aceite de oliva y el cardo borriquero, en Madrid se suele cocinar con los siguientes ingredientes:

  • Las frutas y verduras de temporada. Por ejemplo, en primavera y verano, es común que se coma el melón, las fresas, os espárragos, etc. Durante el invierno, destacan las uvas y las castañas a la brasa, los cacahuates, las bellotas, las almendras y diversos tipos de legumbres, como el garbanzo y las judías. Asimismo, es notorio el hecho de que disfrutan mucho de los encurtidos, como los pepinillos, las aceitunas y las berenjenas.
  • Las carnes. Dentro de esta categoría existen muchas variedades, pese a que el consumo de esta se encontraba restringido en la antigüedad, lo que dio lugar a diferentes tipos de platos que, hoy día, son típicos de la cultura madrileña, como las gallinejas, los callos, entre otros.
  • El pescado y los mariscos. Su consumo es muy elevado. Algunos platos típicos de Madrid incluyen productos del mar, como el bacalao, los calamares, las gambas, las sardinas, el atún y la trucha.

Entre sus preparaciones más populares se encuentra el escabeche de varios tipos de pescados, el cual mantiene el pescado en buen estado por más tiempo.

¿Que necesitas para la comida madrileña?

En la actualidad, en Madrid existen diferentes restaurantes de comida regional e internacional, que se adaptan a todo tipo de presupuesto, desde los gustos más refinados para los clientes más prestigiosos, hasta los más populares, sin dejar a un lado una extraordinaria relación de la calidad con el precio.

Debido a su gran diversidad de alimentos y sus precios accesibles para todos, Madrid se ha convertido en un destino obligatorio para todo visitante extranjero.

Como dato curioso, tengo que decir que la única queja que podrían tener los visitantes extranjeros tendría que ver con el horario de las comidas, ya que los restaurantes de España suelen abrir sus puertas dos o tres horas más tarde que cualquier otro país de Europa.

Por otra parte, si estás próximo a visitar Madrid, es necesario que sepas qué platos debes probar antes de irte. Entre ellos se encuentran:

  • El cocido madrileño. Este es un estofado de verduras con carne popular y es muy frecuente en los restaurantes de la localidad. También contiene garbanzos, hortalizas y embutidos y, por lo general, se sirve en tres vuelcos. Es decir, primero el caldo, luego las legumbres y hortalizas y, finalmente, las carnes y los encurtidos.
  • Los callos a la madrileña. Esta es una variante de los callos tradicionales y se prepara con tripas de ganado vacuno o de cordero, chorizo, morcilla, pimentón, entre otros ingredientes.
  • Las judías a lo tío Lucas. Es decir, judías remojadas que luego se cocinan en aceite de oliva y ajo.
  • La ensalada de san Isidro. Esta ensalada contiene hojas de lechuga, aceitunas negras, huevos cocidos rebanados y una lata de atún.

Asimismo, no puedes quedar sin probar algunas de sus famosas tapas, como las orejas a la plancha, las gallinejas, las gambas al ajillo, las croquetas, las patatas bravas, los huevos estrellados, etc.

Consejos para la comida madrileña

 

En caso de que tengas el deseo de recrear algunos de estos platos en la intimidad de tu casa, estaré compartiendo contigo la receta del popular cocido madrileño, el cual es muy fácil de preparar. Solo debes seguir, con cuidado, el paso a paso que te dejaré a continuación:

  1. La noche anterior a la preparación, pon en remojo los garbanzos en agua templada y agrégales dos cucharaditas soperas de sal.
  2. En una olla grande coloca la morcilla, los huesos, la gallina y el tocino. Una vez que el agua haya hervido, baja la llama y retira la espuma que se haya formado.
  3. Una vez que el caldo se vea limpio, agrega los garbanzos, los cuales deben estar dentro de una red.
  4. Permite que todo esto se cocine por un espacio de 3 horas o hasta que observes que los garbanzos ya se encuentran en su punto.
  5. Mientras esto sucede, en otra cacerola, cocina medio repollo sin picar, durante unos 30 minutos.
  6. Al pasar este tiempo, escúrrelo, trocéalo y sofríelo con un poco de aceite y un par de ajos. Antes de retirarlo del fuego, sazónalo al gusto y reserva.
  7. Pon a cocinar los chorizos por 5 minutos y resérvalos.
  8. Pela y trocea las zanahorias y las patatas, procurando que estas queden de igual tamaño. Y, cuando quede media hora de cocción, de las 3 que tarda el procedimiento completo, agrega las verduras.
  9. Este será el momento de rectificar la sal. Luego, tapa la olla y permite que se cocine por los 30 minutos restantes.
  10. Retira los tropezones y añade los fideos a ese caldo para que se cocinen por unos 2 minutos, aproximadamente.
  11. Mientras se cocinan, puedes ir sirviendo las verduras y los garbanzos en una fuente y las carnes en otra.
  12. Una vez que la sopa esté lista, lleva todos los ingredientes a la mesa para servir este cocido en sus tres respectivos y tradicionales vuelcos.

Lo interesante de esta receta es que, si queda cocido, puedes refrigerarlo. Verás que estará mucho mejor al día siguiente.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.