Cómo deshidratar frutas

La deshidratación de los alimentos es un método de conservación que el ser humano ha utilizado desde hace miles de años y ha sido habitual en todas las culturas. Consiste básicamente en eliminar o extraer el agua de los productos, en este caso las frutas, para ralentizar su proceso de putrefacción. Algo verdaderamente importante cuando las neveras no existían y sólo podías mantener frescos los alimentos o bien enterrándolos o bien dejándolos protegidos en espacios secos y con una temperatura lo más baja posible.deshidratar fruta, fruta

Con la deshidratación, además de lograr que la fruta dure largos periodos de tiempo sin necesidad de estar refrigerada, conseguimos potenciar algunas de sus propiedades, como por ejemplo su cantidad de vitamina C y E y su alto contenido en fibra que pasan, prácticamente, a duplicarse.

Si eres una persona estreñida y ya no sabes qué remedio utilizar, ésta es una forma perfecta de conseguir que el tránsito intestinal se regule de forma natural. Nada mejor que una infusión acompañada de un par de ciruelas pasas para lograrlo de forma efectiva y sana. ¡Un gran remedio casero!

Qué debes de saber para poder deshidratar la fruta en tu propia casa

Existen muchas maneras diferentes de hacerlo. Ten en cuenta que es muy importante disponer de bastante tiempo y algo de espacio para aplicar algunas de estas técnicas. Por ejemplo, si decides deshidratarlas sin usar ningún método artificial, es decir, al aire libre, necesitarás disponer de por lo menos unos 10 o 20 días para conseguirlo. Si quieres que el proceso sea mucho más rápido has de aplicar calor. El horno, en este caso, puede ser el aliado perfecto. También puedes hacerlo con energía solar o incluso con electricidad. Con estos 3 últimos métodos el tiempo de espera ronda entre las 3 y 8 horas, dependiendo de la cantidad de agua que posea la fruta que quieres deshidratar.

En este capítulo aprenderás a deshidratar la fruta con el horno. Verás que es una forma sencilla, fácil y muy higiénica. ¡Comencemos!

¿Que necesitas para deshidratar frutas?

Necesitarás

  • Fruta
  • Un horno
  • Agua con un poco de zumo de limón (sólo para frutas que se oxidan)

Instrucciones para deshidratar frutas

Paso a paso

Para conseguir que la fruta se deshidrate de forma correcta, has de seguir estas recomendaciones.

  1. Sumergir previamente en agua con un poco de zumo de limón aquellas frutas que se oxidan –como las manzanas o las peras- durante aproximadamente 1 minuto.
  2. Cortar nuestra fruta en rodajitas muy finas o en cuadrados pequeños. Cuanto mayor sea el grosor de los pedazos de fruta, mayor será el tiempo de espera para que éstos se deshidraten. Además, es importante que el grosor y el tamaño de cada pedazo sea lo más similar posible para que todos los trozos tarden el mismo tiempo en secarse.deshidratar frutas, fruta2
  3. Utilizar papel de horno o una lámina de silicona para la fuente que vamos a utilizar. Así evitamos que los trozos muy pequeños se queden pegados y se estropeen.
  4. Poner la temperatura del horno a 60 º. De esta forma la fruta preservará sus propiedades y quedará muy sabrosa.
  5. La puerta del horno debe de permanecer ligeramente abierta, de 5 a 10 cm, durante todo el proceso para que el aire circule sin parar. Así nos asegurarnos de que nuestro horno nunca supera los 60º recomendados.

Consejos para deshidratar frutas

Trucos y ventajas de esta técnica

  • En los veranos muy calurosos puedes prescindir del horno y utilizar el propio sol para acelerar el proceso de deshidratación. Es mucho más económico y ecológico.
  • La pérdida de vitaminas de este tipo de conservación es inferior al de otros métodos.
  • Este tipo de alimento se almacena muy fácilmente en cualquier lugar puesto que no precisan de unas condiciones especiales. Además, como ocupan muy poco, puedes almacenar gran cantidad.
  • Si vas a pasar un día al aire libre, ¡llévalas contigo! Pesan poco, ocupan todavía menos y tienen gran cantidad de nutrientes. ¿Qué más se puede pedir?
  • Puedes conseguir hacerte con una gran cantidad y variedad a precios súper razonables. Puedes comprar las frutas de temporada y deshidratarlas. Después, sólo es necesario almacenarlas y comerlas durante todo el año. ¿A quién no le apetece unas fresas fuera de temporada acompañando a un buen tazón de cereales?
  • Puedes mezclarlas con cereales, yogures, en tus ensaladas y postres o incluso para hacer una pizza con sabores exóticos y divertidos… las opciones son infinitas y las combinaciones… ¡Riquísimas!
  • Sabemos lo que estamos comiendo. Al hacerlo nosotros mismos nos estamos asegurando de preparar nuestras frutas deshidratadas con alimentos de gran calidad y que se encuentran en condiciones óptimas a la hora de comenzar el proceso. Y ya sabes que todos nosotros somos lo que comemos.
  • Su fecha de caducidad es muy longeva. Puedes mantenerlas durante un año entero sin que pierdan sus cualidades ni su sabor. ¡Y siempre estarás seguro de que estás consumiendo un producto de la mejor calidad!
  • Al eliminar el agua de la fruta los azúcares naturales que ésta contiene quedan concentrados en la pieza que se deshidrata. El resultado es un sabor muy intenso que perdura durante todo el tiempo. ¿Qué más se puede pedir?

 

¿Estás preparado para hacerlo tú mismo? ¡Pues adelante!deshidratar fruta, pasas

¿Te ha gustado?
64 usuarios han opinado y a un 95,31% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.