Cómo decorar un pastel

Decorar un pastel es una buena manera de celebrar la navidad y los cumpleaños por todo lo alto, ya que de esta manera vamos a poder tener un pastel que nos sirva no sólo para comer, sino que también nos sirva como un importante elemento decorativo para degustar.

Un pastel puede ser de varios tipos y normalmente los pasteleros le ponen mucho mimo a la hora de su creación, sin embargo muchas veces el pastel que se ha creado se puede mejorar todavía más añadiendo algunos elementos decorativos que a ellos se les ha olvidado añadir.

Por ejemplo, un pastel queda muy bien con nata o con glaseado por encima, pudiendo dar al pastel un toque único si uno es lo suficientemente hábil. Por supuesto, también hay otros métodos que explicaré después para decorar un pastel de una manera efectiva.

Lo mejor de esto es que además es una buena forma de pasar el rato y divertirte haciendo tus creaciones únicas, las cuales después vas a poder enseñar a tus amigos sin ningún tipo de problema.

Además son muy fáciles de hacer, ya que realmente no necesitas muchos conocimientos acerca de cocina y lo podrás hacer en pocos minutos, sin demasiado esfuerzo y sin necesidad de tener experiencia previa.

Realmente como verás no tienes ninguna excusa para no decorar tus pasteles, para tenerlos bien presentados y añadirles incluso nuevos sabores. Si estás asustado no te preocupes, es normal estarlo ante lo desconocido, sin embargo, verás dentro de poco cómo digo la verdad en cuanto a su dificultad.

Ahora vamos con esta receta que te va a enseñar a decorar cualquier pastel y dejarlo rico y listo para comer.

Instrucciones para decorar un pastel

  1. Decorar con colorante comestible:
    La forma más sencilla de decorar un pastel es usar el famoso colorante comestible, el cual es un colorante de diferentes colores y distintos sabores que se puede comer. Este colorante se echa sobre la superficie del pastel no sólo para darle un sabor distinto, sino para tratar de crear una auténtica obra de arte sobre el mismo pastel. Por ejemplo, trata de pintar sobre la tarta alguna forma que te guste, echando el bote de colorante de una manera elegante sobre la misma. Por ejemplo, puedes hacer un dibujo de una cara sonriente, hacer distintas líneas de colorante que decoren el pastel y muchas cosas más, prácticamente todo lo que se te pueda ocurrir, la imaginación no tiene límites y sólo tu mente sabe hasta donde puedes llegar. Te aconsejo combinar varios colorantes para una mejor experiencia tanto de color como de sabor.
  2. Decorar con nata o merengue:
    Todo el mundo sabe lo buena que está la nata o lo bueno que está el merengue, sin embargo, a veces nos olvidamos de que no sólo sirve para comer, sino que también sirve para decorar pasteles. Con la ayuda de una manga pastelera puedes lograr crear un pastel mucho más estético con ayuda de estos dos elementos que sin duda son tus grandes amigos en la cocina. Lo clásico es rodear de nata el pastel o echar un poco de merengue en el centro, sin embargo, de nuevo el límite está en tu mente. Por ejemplo, puedes echar un poco por los lados, crear una forma de cara, dibujar a alguien o hacer una montaña de merengue por encima del mismo. También puedes usar crema como decoración, aunque yo recomiendo más la nata y el merengue por la estética elegante que da el color blanco.
  3. Decorar con frutas:
    A todos nos encanta encontrar alguna fruta encima de un pastel , sin embargo, no todo el mundo pone frutas encima de sus pasteles, algo que es un error. Este paso es muy fácil y muy efectivo, ya que ver un pastel con una pequeña fresa puede dar una impresión de mejor sabor. Corta la fruta en trozos y añádela encima del pastel, mojándola un poco para que se pegue bien y se quede bien fijada a la superficie del mismo. A mí me gusta usar fresas, pero tú puedes usar la fruta que a ti más te guste como por ejemplo el kiwi.
  4. Decorar con pincel:
    El pincel es un elemento que sin duda es tu amigo a la hora de decorar un pastel, ya que para lo que sirve es para combinar los elementos anteriores con tu creatividad artística. Puedes coger un poco de betún comestible de crema, nata o demás y con el mismo hacer la forma que quieras usando un pincel. De esta manera, el pastel será tu lienzo y si eres lo suficientemente hábil, podrás crear un pastel único. También puedes usar glaseado de distintos colores para poder crear un pastel único, el cual se debe usar cambiándolo con otras técnicas efectivas para así lograr un pastel que no sólo tenga buen sabor, sino que también tenga una apariencia espectacular y todo el mundo se lo quiera comer únicamente con mirarlo.
¿Te ha gustado?
9 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.