Cómo comer aguacate

Los aguacates han adquirido una gran popularidad en los últimos años, siendo cada vez más frecuentes en las dietas para adelgazar y para mantener una dieta equilibrada puesto que, además de ser una fruta cremosa y deliciosa, cuenta con vitamina E, potasio y otros nutrientes esenciales. 

Por todas sus propiedades es muy recomendable su consumo para personas de todas las edades. Una de sus grandes ventajas es que se pueden consumir como un bocadillo o utilizarlos para la preparación de elaboraciones más complejas.

Los aguacates tienen una textura muy cremosa que pueden aportar a los platos que se elaboren, además de grasas de carácter saludable a diferentes platos. Independientemente de cómo decidas consumir el aguacate, debes saber que tienes que coger uno que esté bien maduro y cortarlo para separar la pulpa de la cascara y el hueso, no comestibles.

Si quieres saber cómo comer aguacate, a continuación te explicaremos los pasos que debes seguir.

Los beneficios del aguacate

Esta fruta tiene numerosos beneficios para la salud, ayudando al crecimiento y la reparación de la masa muscular. Es por ello que es muy popular entre los deportistas, que además se ven beneficiados de su aporte de potasio, proteína, zinc…

Algunos de sus principales beneficios son:

  • Ayuda a adelgazar: Gracias a su efecto saciante ayuda a reducir el consumo de elementos y, por lo tanto, a bajar de peso. Sirven para controlar el apetito y las ansias de comer.
  • Antiinflamatorio: Sirve como antiinflamatorio de articulaciones, por lo que se puede consumir en casos de artritis para la reparación de los cartílagos.
  • Rico en ácido fólico: Es aconsejable para mujeres embarazadas por su elevado porcentaje en ácido fólico. De esta manera contribuye a la formación del feto y reducir el riesgo de malformación.
  • Reduce el colesterol: Es una fruta indicada para quienes necesitan reducir el nivel de triglicéridos y colesterol.
  • Buenos para el corazón: Son buenos para el corazón gracias a sus grasas saludables y vitamina E. Ayuda a prevenir problemas cardíacos.
  • Antioxidante: Ayuda a la hora de prevenir la aparición de arrugas y otras señales de la edad y el envejecimiento.
  • Tratar el tracto gastrointestinal: En muchos países las semillas del aguacate se utilizan para tratamientos relacionados con el tracto gastrointestinal. Pueden prevenir la aparición de algunas enfermedades ocasionadas por virus o bacterias.
  • Antibiótico natural: Actúa como un antibiótico natural, ayudando a tratar diferentes problemas de salud.
  • Mejoran la función cerebral: Contribuyen a reducir la presión arterial y mejorar el flujo sanguíneo.
  • Cabello más brillante: Con la semilla del aguacate se puede contar con un aceite natural que se puede emplear en cosmética para aportar brillo al cabello. También favorece a la hora de prevenir que aparezca caspa.
  • Tratar la celulitis: Preparando un macerado a base de aguacate para aplicar sobre las zonas afectadas se puede combatir la celulitis.

Instrucciones para comer aguacate

Cortar aguacate

  1. En primer lugar debes apretar suavemente el aguacate para poder saber si está maduro. En el caso de que lo esté podrás ver como cede un poco a una presión ligera y podrás tener una sensación similar a una textura de piel. Si notas que está demasiado duro al tacto es que aún no está maduro. Aunque no lo esté podrás consumirlo pero no podrás disfrutar de su máximo sabor. Si está muy blando es que está demasiado maduro y tampoco será muy sabroso.Otro indicio para saberlo es tener en cuenta su cáscara. Si es verde oscura o casi negra es que está maduro.  Si el aguacate no está maduro, puedes hacer que madure más rápido sellándolo en una bolsa de papel junto a otra fruta como una manzana, un plátano o una fruta.
  2. Una vez comprobado que el aguacate está maduro debes proceder a cortar la fruta. Para ello debes sostener el aguacate de manera firme y, con un cuchillo de cocinero afilado, cortar la fruta a lo largo, desde el tallo hacia la parte inferior de mayor tamaño. Cuando notes que el cuchillo entra en contacto con el hueso, mantén el cuchillo firme y gira el aguacate para cortar toda la circunferencia. De esta manera se abrirá en dos.
  3. A continuación debes retirar el hueso golpeándolo con el cuchillo.  Sosteniendo la mitad del aguacate que tiene el hueso, golpearás este último de forma controlada para quitar el mismo
  4. Posteriormente debes cortar la pulpa del aguacate sin perforar la cáscara. Si quieres disfrutar del aguacate cortado en dados tendrás que cortarlo con el cuchillo en trozos formando cuadrados haciendo cortes horizontales y verticales. En este caso debes tener en cuenta que hay que no tienes que perforar la cáscara mientras haces el corte. Para extraer los trozos usa una cuchara grande.
  5. Como quinto paso procederás a retirar la pulpa con una cuchara si quieres cortar el aguacate en trozos o machacarlo. Puedes macharcar la fruta haciendo uso de un tenedor.

Como comer aguacate en bebidas

Si quieres disfrutar de un buen aguacate en una bebida, debes seguir estos pasos:

  1. En primer lugar debes coger una licuadora e introducir en su interior la pulpa de un aguacate. También añade dos plátanos congelados y 420 ml de leche.
  2. Licua todo hasta conseguir una mezcla homogénea y sirve de inmediato la mezcla. No obstante, si lo deseas puedes añadir el aguacate a batidos de frutas. De esta manera  puedes conseguir que sean más cremosos.

¿Que necesitas para comer aguacate?

  • Un aguacate
  • Cuchillo
  • 2 plátanos congelados y 420 ml de leche (para prepara un batido de aguacate)

Consejos para comer aguacate

  • El aguacate es una fruta con numerosos nutrientes, por lo que puedes consumirla en diferentes momentos del día, ya sea como plato principal, como complemento para otro, etcétera.
  • Es aconsejable no comer un aguacate que esté poco madura, ya que aunque no será dañino, la textura y su consistencia hará que sea menos apetecible.
  • Debes evitar ingerir aguacates podridos con pulpa que se ha vuelto completamente marrón.
  • Existen numerosas variedades de aguacates en todo el mundo. Algunas de las más populares son los Hass, Fuerte y Ettinger.
¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.