Cómo cocinar pechuga de pollo

La carne de pollo es una de las carnes preferidas por muchas personas debido a muchas cosas; es una carne suave y muy fácil de cocinar. A deferencia de la carne de res o la de cerdo, no tiende a ser muy pesada para la digestión de nuestro cuerpo y tampoco contiene mucha grasa. Sobretodo cuando hablamos de cocinar pechuga de pollo.

Por si fuera poco podemos cocinarla de muchas maneras, en sopas, en caldos, en guisados, en ensaladas, etc., siempre es algo delicioso y lo mejor de la carne de pollo, es que tiende a ser una carne bastante barata en comparación a otras carnes.

La carne de pollo también cuenta con muchas características que la hacen ideal para el consumo humano como lo son sus proteínas, las cuales son ideales para acortar los resfriados y calmarnos cuando tenemos una gripe fuerte o hemos pasado una noche de insomnio.

Sin embargo, existe el pequeño problema de que amuchas personas no les gusta el sabor del pollo, así es, mientras a muchas más nos encanta, hay quienes no lo disfrutan del todo. De cualquier manera, aquí te mostraremos algunas recetas que serán ideales para que aprendas como cocinar pechuga de pollo en distintas maneras.

Así que no esperes más y mira cómo cocinar esta deliciosa carne. Estas recetas son ideales en caso de que aún no sepas bien cuáles platillos puedes preparar.

¿Que necesitas para cocinar pechuga de pollo?

Para los tacos de pollo:

  • Ajo, cebolla, chile serrano picado
  • 1 pechuga de pollo
  • Sal
  • Tortillas frescas
  • Grasa o aceite para freír

Para las pechugas empanizadas:

  • 1 pechuga de pollo
  • Ajo, cebolla, pimienta y sal
  • Harina, huevo batido y pan molido
  • Aceite para freír

Para pollo a la mostaza:

  • Pechuga
  • 4 patatas tamaño estándar
  • 1 trozo de cebolla
  • 1 ajo grande
  • 45 gramos de mantequilla
  • 3 cucharadas soperas colmadas de mostaza
  • Sal
  • 1 taza de agua

Pechugas a la crema:

  • 1 pechuga de pollo
  • 1 ajo y 1 cebolla molidos
  • ½ litro de crema de leche o nata
  • Sal y pimienta
  • Aceite para freír

Instrucciones para cocinar pechuga de pollo

Cómo limpiar y cocer la pechuga de pollo:

  1. Lo primero que haremos será lavar la pechuga con agua corriente del grifo. Eliminaremos la piel y la grasa si es que no nos apetece comerla.
  2. Podemos cocer la carne entera o picarla en trozos. En una olla convencional pondremos la pechuga con un pedazo de cebolla, ajo y sal. Hay personas que gustan de cocer la carne de pollo con cilantro, salvia o laurel, esto dependerá de tu gusto, si deseas o no portar un toque más de sabor a la carne o si deseas conservar su sabor natural.
  3. En caso de ser en una olla convencional, pondremos a cocer el pollo por 10 a 15 minutos a fuego alto. Una vez que el pollo comience a hervir, bajaremos la temperatura del fuego a medio y dejaremos cocer por 15 a 20 minutos o hasta que notemos que la carne esté cocida al gusto.
  4. En caso de ser una olla rápida pondremos el pollo a hervir por 5 minutos una vez que la olla comience a liberar presión. Trascurrido este tiempo retiraremos del fuego y dejaremos enfriar para poder desmenuzar la carne.
  5. Podemos utilizar el caldo para hacer sopas o guisos, así que sería conveniente conservarlo.

Tacos de pollo:

  1. Lo primero que tenemos que hacer es acitronar la cebolla con ajo, y agregar el chile cuando la cebolla ya esté caramelizada.
  2. Una vez que se hayan cocido es momento de agregar la carne desmenuzada.
  3. Agregaremos sal al gusto y rectificaremos que sea suficiente.
  4. Tomaremos una tortilla y agregaremos un poco de guisado de pechuga de pollo que hemos hecho. Luego de esto lo enrollaremos.
  5. Si deseas freír los tacos, para evitar que los tacos se deshagan, podemos poner un mondadientes atravesado en el taco como si fuéramos a coser como si fuera una aguja e hilo. Luego de esto ya podemos ponerlos a freír en grasa o aceite caliente.
  6. Los moveremos y voltearemos para evitar que se quemen y permitir que se doren uniformemente.
  7. A la hora de servirlos los pondremos en un plato con salsa, crema de leche o nata, un pedazo de aguacate (o guacamole), lechuga o ensalada y podemos poner una pizca de sal si lo deseamos.

Milanesas de pechuga de pollo empanizado:

  1. Para esto lo primero que haremos será lavar la carne y cortarla en láminas o bien, la compraremos ya cortada. Una vez que ya la hemos lavado, la dejaremos escurrir y secar.
  2. Vamos a marinar la carne en una mezcla de ajo, cebolla, pimienta y sal molidos. Dejaremos marinar por 2 horas en un bol con film plástico. De preferencia dentro del refrigerador para evitar que la temperatura afecte la carne.
  3. Una vez que la carne está marinada, la pasaremos sobre harina y huevo batido, posteriormente la pasaremos por pan molido.
  4. En un sartén de teflón para evitar que se pegue la carne, pondremos aceite o grasa y una vez que el aceite esté caliente y humeando, pondremos las láminas de carne a freír.
  5. Dejaremos freír con cuidado de que no se pase la carne a fuego medio hasta que tome un tono dorado. Daremos la vuelta constantemente para que se cosa parejo y quede bien.
  6. Pondremos el bistec en un plato y lo acompañaremos con salsa, ensalada, arroz, frijoles, guarnición de verduras o el acompañamiento que tú quieras.

Pechugas de pollo a la mostaza:

  1. Con la pechuga limpia y cortada en 4 partes. También lavaremos y cortaremos las patatas, aproximadamente a la mitad o 4 partes cada una.
  2. Vamos a picar la cebolla finamente, así como también el ajo.
  3. En una cacerola o cazuela, preferentemente de barro, untaremos la mantequilla. Enseguida agregaremos todos los ingredientes en crudo.
  4. Agregaremos la sal y las tres cucharadas colmadas de mostaza. Removeremos un poco con la cuchara para que se distribuyan los ingredientes uniformemente.
  5. Enseguida agregaremos 1 taza de agua para que el guisado no quede muy seco.
  6. Dejaremos cocer por 1 hora u hora y 30 minutos a fuego bajo o hasta que todo esté cocido. Transcurrido este tiempo dejaremos enfriar un poco.
  7. Podemos servirlo acompañado de un poco de arroz, frijoles, guisantes o cualquier acompañamiento de frutas o verduras que nos gusten. Puedes acompañarlo de pan.

Pechugas de pollo a la crema de leche o nata:

  1. Cortaremos las pechugas limpias en láminas de aproximadamente 1 centímetro de grosor o las aplanaremos. También las podemos comprar ya en láminas para facilitar el proceso.
  2. Vamos a salpimentar las pechugas por ambos lados. Podemos aplicar ajo molido o cebolla a la carne para saborizarla un poco más si lo deseas.
  3. En un sartén con un poco de aceite, lo suficiente para freír la carne, pondremos las pechugas de pollo y voltearemos hasta que estén cocidas por ambos lados.
  4. Una vez que estén a punto de estar completamente hechas, agregaremos la crema de leche o nata y dejaremos hacerse por unos minutos más hasta que las pechugas estén cocidas por dentro y por fuera.
  5. Podemos servirlas acompañadas de arroz rojos con verduras o si lo deseas podemos comerlas acompañadas de ensalada. Sabrá delicioso acompañado de patatas fritas. La salsa picante también el dará un buen sabor.

Consejos para cocinar pechuga de pollo

  • Evita que la carne se cosa por demasiado tiempo o quedará muy desecha.
  • Esta carne es blanca y blanda por lo cual cualquier persona la puede comer y es ideal para diabéticos y ancianos por su fácil digestión y por no tener un impacto grasoso no tan pesado.
  • Es ideal tener pechugas precocidas almacenadas en el frigorífico para poder preparar platillos con más facilidad. Lo mismos es recomendable tener pechugas ya marinadas listas para su preparación.
  • El caldo de la cocción es ideal para hacer sopas, consomés, arroz o saborizar otros platillos.
  • El pollo siempre toma mejor sabor si se cuece con hiervas de olor, cebolla, ajo y sal.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.