Cómo cocinar las almejas

Hay comidas que definitivamente llevan una preparación más compleja que otras. De igual forma existen aquellas que son poco comunes en algunas partes del mundo, pero que se repiten constantemente en otros lugares. Por ello siempre es bueno conocer la forma de preparar varios platillos de deferentes clases. Cocinar almejas por ejemplo resulta bastante interesante y delicioso para los amantes de los moluscos en general.

Las almejas son un ingrediente completamente natural y es considerada una proteína importante. Estas tienen mucha variedad de especies alrededor del mundo, cada una con sus propias características. Esto hace que la forma de prepararlas sea muy amplia, por lo que existen infinidad de recetas. También se utilizan como ingrediente de un sinfín de platos diferentes y les aporta un sabor exquisito.

Se trata entonces de un elemento que aporta diferentes beneficios, no solo asociados al sabor. Uno de ellos es su bajo contenido en calorías, lo que lo hace ideal para quienes están a dieta. Junto con ello  la gran cantidad de nutrientes que aporta, sobretodo hierro y ácido fólico, que son tan esenciales. Por ello saber cómo cocinar almejas siempre será de gran utilidad para el organismo, garantizando una buena degustación si se hace correctamente.

¿Que necesitas para cocinar las almejas?

como-cocinar-almejas3

  • Agua
  • Almejas
  • Sal
  • Diferentes recipientes
  • Fuego
  • Vegetales de varios tipos
  • Vino blanco
  • Aceite

Instrucciones para cocinar las almejas

Toma nota de todas estas recetas y modos de cocinar almejas paso a paso.

como-cocinar-almejas2

  1. Antes de empezar a cocinar tendrás que ir a comprar las almejas y es fundamental que sepas elegir cuáles son las mejores. Si puedes, acude a una pescadería de confianza y que te aconsejen. Las almejas deben estar vivas al momento de realizar la compra, incluso al llegar a casa. Para confirmar este aspecto hay que tocarlas y ver como se cierran al contacto con las manos. De no hacerlo quiere decir que no sirven para prepararlas, sobre todo si se usaran de inmediato.
  2. Luego de que se eligen las correctas es momento de realizarles una limpieza adecuada. Es fundamental que las almejas no posean arena o alguna impureza en su interior. Para conformar que esto no ocurro lo mejor es prepararlas previamente, tomándose el tiempo antes de llevarlas al fuego. Para ello se las deja con mucha agua y sal reposando por media hora más o menos. Esta es la forma de asegurar la eliminación de todo aquello que no sea comestible en el molusco.
  3. Las almejas tienen la versatilidad de que pueden ser consumidas sin ningún tipo de cocción previa. Esto hace que su limpieza cobre mayor importancia, a pesar de que muchos no son amantes de este tipo de recetas. De todas formas hay que dejarlas unos 15 segundos en agua hirviendo con un colador, antes de poder ingerirlas. De esta forma se hace más fácil abrirlas y disfrutar de la carne que tienen en su interior.
  4. El fuego no es el mejor amigo de los moluscos en general, por lo que hay que tener mucho cuidado. Por ello, independientemente de la forma en que se cocinen se debe esperar simplemente a que se abran. La idea es que no queden con la textura inadecuada por pasar mucho tiempo en la llama. Si tus almejas están correosas, será desagradable al paladar cuando las comas.
  5. El tiempo de cocción variara entonces, dependiendo del tipo de almejas. Regularmente no pasa de diez minutos la cantidad de tiempo necesario para que se abran. Esta es la señal más eficiente de que están listas para consumirse de inmediato.
  6. Una de las ventajas más notorias de las almejas es que resulta ser un ingrediente muy versátil. Las mismas pueden cocinarse al vapor o con agua hirviendo y un poco de sal. De igual manera sirve para realizar diferentes recetas con sabores muy diversos.
  7. Para quienes van comenzando en el mundo de culinario el cocinar almejas a la sartén es una gran forma de comenzar. Se trata de un plato más complicado que hacerlas simplemente hervidas, pero que no requiere de grandes habilidades. Tan solo hay que calentar ajo en el recipiente, con un poco de aceite, para incorporarlas cuando se dore. Le sumas un poco de vino blanco y esperas a que se haga una salsa hasta que se abran.
  8. Otra forma que es deliciosa para cocinarlas es hacerlo en una salsa picante. La misma lleva pimentón picante, ajo, cebolla, tomate frito y laurel. Estos ingredientes se combinan, picándolos previamente y preparándolos a fuego lento. Incorpora el caldo para que se potencie el increíble sabor tan delicioso que les da.
  9. Existen recetas con almejas que son un poco más difíciles de cocinar, pero que realmente valen la pena. Tal es el caso de las que son a las marineras, una de sus formas más tradicionales. Incluye ingredientes como ajo, cebolla, pimentón dulce, guindillas y el toque clásico del laurel. Todos los ingredientes deben picarse de forma muy pequeña, para ser cocinados a fuego medio. La idea es revolverla hasta que todo se prepare adecuadamente para luego incluirle el sabor de la almeja tan particular.
  10. Finalmente cocinar almejas a la plancha también es una buena opción, sobre todo cuando hay poco tiempo. Para ello solo debes incorpóralas a la misma cuando esta esté caliente y con un poco de aceite. Luego se le puede agregar una combinación previa de ajo y perejil para darles un mejor sabor. Para concluir se le incorporan un poco de limón cuando las mismas se abran en señal de que ya están listas para degustar.

Cocinar almejas es una tarea más sencilla de la que parece, si se controla el fuego como se debe. Por ello no hay que dudar al momento de acompañarla con cualquier otro elemento que la complemente. La idea es conseguir un plato que la haga destacar, sobre todo enfatizando sus sabores. El arroz por ejemplo es uno de los mejores agregados para las mismas, juntos con otros mariscos que le añadan mayor gusto.

En definitiva cocinar almejas es una forma de preparar un plato que no suele defraudar. Es muy sencillo realizarlas de la forma correcta, enfatizando son sabores tan característicos. Existen recetas de todo tipo para ello, tan solo hay que atreverse a experimentar de diferentes formas con ellas. Sirven para hacer platos de pescado exquisitos.

Consejos para cocinar las almejas

  • Es muy importante entender que no hay que tenerle miedo a ningún ingrediente. Las almejas suelen combinar con muchos elementos, por lo que siempre habrá sabores que descubrir. Por ello hay que permanecer en constante búsqueda de poder cocinarlas de formas distintas. Para ello siempre se le pueden adjuntar elementos que enfaticen la forma de prepararlas y degustarlas.
  • Por otro lado el secreto de cocinar almejas es no dejarlas exceder su tiempo de cocción. Esto, junto con la selección y limpieza, es realmente clave para que todo salga apropiadamente. Por ello hay que estar muy atentos a los cambios que presenten este y cualquier molusco en particular. De este modo te aseguras de mantener su adecuada textura y sobre todo su rico sabor en todo momento.
  • Cocinar almejas es una forma muy simple de sorprender a tus comensales gratamente. Se trata de un platillo que puede parecer común, pero que necesita de una técnica apropiada. Por ello es motivo de orgullo poder brindar este tipo de recetas que poseen tanto gusto sin muchas complicaciones.
¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.