Cómo cocinar kale

Aprender a cocinar Kale es algo que ampliara tu menú casero de una manera increíble. Este primo hermano de la col llena de sabor y multitud de nutrientes harán de tus platillos algo más sano. Infaltable para aquellos que pretender realizar una dieta baja en calorías o vegetariana.

A lo largo de este artículo aprenderás con nosotros cada uno de sus beneficios, así como la cantidad de nutrientes que aporta este vegetal a nuestro organismo. Descubre de qué maneras puedes cocinar Kale sacando su máximo partido y poder potencia tus ensaladas y comidas en las que lo agregues.

Cabe mencionar que el Kale ha ganado una increíble popularidad en los últimos años pues con sus hojas rizadas y carnosas y apariencia fresca. Deleito los paladares de muchos chef, tanto aficionados como profesionales. Por lo que ahora te toca a ti aprender a cocinar Kale y descubrir todo su potencial.

kale

También puede interesarte leer la siguiente publicación de nuestra sección de recetas en doncomos, explicando cómo preparar… «Receta de Lubina al Horno con Patatas«.

Datos Interesantes sobre el Kale.

  1. El Kale es un alimento con cualidades depurativas que ayuda a prevenir trastornos como el Alzheimer.
  2. Al igual que la col y las espinacas, el Kale es un vegetal bajo en calorías y muy rico en fibras.
  3. Este vegetal contiene ácidos grasos omega-3. Por lo que también posee propiedades anti inflamatorias y nos protegerá de cualquier tipo de enfermedades cardiovasculares.
  4. El kale es nativo de la costa sur y oeste de Europa.
  5. Si de vitaminas hablamos, el Kalé no se queda atrás. Pues proporciona una gran variedad de vitaminas a nuestro cuerpo. Tales como la vitamina K, la vitamina C y la vitamina A. Por lo que fortalecerá en gran medida a nuestro sistema inmunológico.
  6. En un excelente Antioxidante, debido a que provee de Fito nutrientes.
  7. No solo es un vegetal bajo en calorías, sino que también favorece en la digestión. Esto significa que nos ayuda a evitar el aumento de peso.
  8. Muchos creen que la carne de vaca y su leche son las mejores fuentes de Hierro y calcio. Pero ¿cómo te quedas si te decimos que el Kale contiene mucho más Hierro y calcio que los alimentos anteriormente mencionados?

Es innegable la cantidad de beneficios que nos aporta este vegetal. Por lo que seguramente ya te encuentres muy entusiasmado por conocer cómo se preparan y de qué maneras lo podemos cocinar.

Formas de Cocinar Kale.

A continuación te presentaremos las diferentes maneras en las que puedes cocinar Kale y poder aprovechar todos los beneficios anteriormente mencionados.

Hojas de kale guisadas para sopas.

Como cualquier vegetal de hoja verde, el kale puede prepararse en sopas, para conseguir así dar un añadido de sabor a la misma. Podemos optar por preparar en guisos y acompañarla de recetas como el pote de repollo.

La forma de prepararla no tiene mayor complicación. Ya que solo bastará con lavar muy bien sus hojas y añadirlas a la sopa o guiso.

Preparar una ensalada con hojas de kale.

Para preparar una ensalada con hojas de kale, lo mejor es inclinarnos por las hojas más nuevas y tiernas del ramo. La razón de seleccionar estas hojas ante las más grandes. Es que estas últimas son mucho más fibrosas al paladar, por lo que al comerlas en una ensalada quizás no sea del agrado de todos la sensación que produce al masticarla.

Prueba ligar con alguna ensalada de col y manzanas o bien opta por acompañar las hojas de kale con garbanzos cocidos y nueces. Quedaras deleitado con el sabor que resulta de estas combinaciones. Incluso puedes añadir a la ensalada algo de queso y si te apetece un poco de salmón.

Por lo general se suele aderezar las hojas de kale y se dejan reposar por un rato. Un poco antes de la hora de comer. Pues de esa manera las hojas no se mantienen tan recias al comerlas.

Prepara un zumo de hojas de kale para empezar el día.

Prepara estos zumos por las mañanas para llenarte de energía y afrontar tu jornada diaria de trabajo o entrenamiento. O bien toma un vaso de este zumo previo a tu entrenamiento de la tarde, pues como cualquier zumo de hojas verdes te va a aportar una gran cantidad de energía. Claro está que puedes añadir al zumo otro tipo de vegetales y frutas. Que lo potenciaron aún más, sin mencionar lo fácil que es de preparar.

Basta con añadir unas cuantas hojas muy bien lavadas y sin el tallo a la licuadora junto con cualquier otro vegetal o fruta que quieres aportar en la bebida. De esta forma obtendrás como resultado un increíble batido Détox, que potenciará tus mañanas.

batidos detox

Quizás te interese leer esta entrada sobre «10 zumos détox«.

Cocinar kale al vapor o hervidas.

Si tuviésemos que escoger quedarnos con una de las dos opciones, la más recomendable es cocinar kale al vapor. Principalmente porque de esta manera se mantienen mejor sus nutrientes y conserva su textura. Esto es algo que no solo pasa con el kale sino con cualquier otro vegetal de hoja verde.

Sin embargo, si no cuentas con una vaporera en casa. Puedes optar por hervir agua y verter algunas hojas de kale. Sabrás que estas están listas cuando las hojas queden tiernas.

Cocinar kale al horno.

Vamos a explicar el método más curioso de este listado. Se trata de cocinar las hojas de kale al horno. Obtendrás como resultado unos chips muy sanos y crujientes. A lo mejor y se vuelven tu nuevo aperitivo para comer mientras ves una película ¿Quién sabe?

El proceso consiste en tomar las hojas de kale más grandes del ramo y cortarlas en tiras (No muy delgadas). Luego tomas un poco de aceite (de preferencia aceite de oliva). Y con el dedo cubres por ambos lados la superficie de las tiras. Luego de hacer eso las colocas en el horno pre calentado a una temperatura de 220 grados.

Déjalas dentro del horno durante unos 5 minutos y luego las sacas. De esa manera conseguirás unos nutritivos chips de kale.

Cocinar las hojas de kale salteadas.

Y como último método de cocina que enseñaremos en este artículo. Tenemos el preparar las hojas de kale salteadas. El proceso no tiene mayor complejidad, ya que solo vas a necesitar cocerlas previamente al vapor. Luego ponte a saltearlas en un sartén con un poco de condimentos y algo de aceite de oliva.

En caso de que de nuevo no dispongas de una vaporera. Puedes recurrir a sofreírlas sobre fuego fuerte. Con los condimentos que desees añadir. Para luego saltearlas en aceite de oliva. Importante mantener el aceite de oliva ya que de esa manera el resultado es más saludable.

Hay una multitud de recetas con las cuales puedes acompañar las hojas de kale salteadas. Solo es cuestión de indagar y buscar con qué te apetece comerlas.

Y de esta forma concluimos con el artículo de hoy. Esperamos que la información aportada te sea de gran utilidad. Pero que sobre todo hayas descubierto nuevas maneras de cocinar este vegetal. Ahora no tendrás excusas para no cocinar pues ideas, te hemos aportado y por montones. Goza de este vegetal y sus magníficas propiedades

También te invitamos a leer la siguiente entrada sobre «10 recetas de verduras que no conoces«.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.