Cómo cocinar el mijo

El mijo es un grupo de cereales comestibles, como por lo es también la quinoa y de los cuales se han hecho diversidad de platillos desde la antigüedad hasta nuestros días, y lo puedes conseguir en una amplia gama de colores según la variedad que son el amarillo, rojo, negro y blanco así que conoce cómo cocinar mijo.

El mijo es el elemento que más importancia tiene en la alimentación porque hasta en el libro sagrado del cristianismo se nombra como ingrediente principal de un pan que era elaborado de manera artesanal en casa sin que llegar a fermentar.

Por eso se toma en consideración este ingrediente que es muy nutritivo y de fácil elaboración, ideado para acompañar diversidad de platillos e incluso en la elaboración del mismo para reforzar el sabor de loa ingredientes a quienes acompaña.

Para prepararlo no se necesita de ninguna receta especial que sea laboriosa o dé mucho trabajo, al contrario; es tan fácil que puede llegar a ser un plato principal desplazando la pasta o al mismo arroz, ya que tiene muchas vitaminas y es fácil de digerir.

¿Que necesitas para cocinar el mijo?

como-cocinar-mijo4

  • Cereal energético.
  • Fácil preparación.
  • Fuente de hierro y magnesio.
  • Ideal para dietas veganas y vegetarianas.
  • Contiene proteínas.
  • Recomendado para niños.
  • Previene la anemia.
  • Sirve para adelgazar.
  • Fácil de preparar.
  • Ingrediente idóneo para la dieta diaria.
  • Sabor dulce.

Instrucciones para cocinar el mijo

El mijo le proporciona a un organismo mucha energía, por eso es un ingrediente que puede ser tomado en cuenta para preparar desayunos para aguantar las diferentes actividades que se realizan a diario, además de obtener la posibilidad de mejorar la circulación sanguínea.

como-cocinar-mijo3

¿Cómo lo haces? A través del hierro que posee el cual va a la sangre y facilita la absorción del oxígeno que es transportado por esta para todo el organismo, por este motivo es un elemento que no debe ser descartado para su consumo en personas con problemas cardiovasculares.

Se presenta como un excelente apoyo además como fuente natural del magnesio, un mineral idóneo para combatir la diabetes tipo 2, por este motivo y por ser una fuente de energía, es que el mijo representa un elemento idóneo para los deportistas.

Cocinar el mijo

Fuente de proteínas. Este elemento se presenta con la oportunidad de poder comerlo solo sin ningún otro ingrediente, puesto que contiene vitaminas y proteínas esenciales para el funcionamiento de cada uno de los órganos del cuerpo sin problemas y con alto perfil de rendimiento.

Aparte de todo esto, el mijo es uno de los cereales altamente recomendado para los niños en crecimiento y deportistas que necesitan una dosis de energía para lograr fortalecer sus músculos además de ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo que no son necesarias.

Los que deben comer mijo. Las personas que necesitan de un alto valor calórico, además de muchas proteínas son las que tienen que ingerir este tipo de alimento, asimismo quienes quieran tener una dieta balanceada y sin grasa, por esto los más aptos para comer mijo son:

  • Las mujeres embarazadas.
  • Las personas con enfermedad crónica como la diabetes y el cáncer.
  • Debilidad.
  • Para quienes quieren mejorar el aspecto de cabellos, uñas y salud bucal.
  • Los que tienen problemas de piel.
  • Los que sufren de anemia.

Como se come el mijo

El mijo se puede comer a manera de pan, pero también en otras presentaciones sin problemas, aunque también puedes agregarle otro tipo de grano que te ayude a mejorar su consistencia o textura, en oportunidad de también obtener un sabor único y delicioso.

Asimismo se puede comer con el cuscús, mezclándolo o separando cada uno para establecer el sabor de cada uno, aunque el del mijo es más dulce, siendo el de color dorado o amarillo el que más dulce al paladar lo encuentras, sin embargo también los hay de otros colores como dijimos anteriormente.

Componentes del mijo

El mijo está compuesto por:

  • Vitaminas A y E.
  • Vitaminas del complejo B12.
  • Calcio.
  • Hierro.
  • Magnesio.
  • Hidratos de carbono siendo un gran sustituto de la pasta y el arroz.

Preparar el mijo

Es necesario cocinar el mijo a la vez de saberlo hacer para que no quede ni muy crudo ni muy pasado de cocción, por lo que se hace indispensable que quien lo prepare sepa bien cuál es el punto de elaboración en el cual debe quedar el mijo.

Es importante tomar en consideración hacer con el mijo, lo que se hace con otros granos, lo cual se refiere a tostarlo para que coja mayor consistencia, asimismo queden el grano entero para que se pueda manipular más fácilmente y el procedimiento sea más viable.

Pasos para cocinar el mijo

  1. Lo primero que hay que hacer es tostar el grano de mijo como te hemos dicho anteriormente y para ellos debes lavarlo bien para que quede totalmente limpio y después dejarle que se seque bien, para luego llevar a tostarlo.
  2. En una sartén que no se pegue, debes colocarlo después que el grano de mijo esté totalmente seco, sin dejar de remover para que no se pegue o algunos granos no lleguen a tostarse de forma óptima, es cuestión de unos minutos para que quede seco.
  3. En una cacerola colocar el mijo ya tostado y agregar el agua para comenzar a cocinarlo, con la medida exacta tanto de mijo como de agua, es decir si tomas una medida de una taza de grano, deberás agregar dos tazas y media de agua ¿Te suena parecido al arroz?
  4. El tiempo para que el mijo esté blando y fácil de comer es más o menos 20 o 30 minutos en el fuego, por tal motivo tienes que estar pendiente de ver la consistencia deseada para ofrecerte una delicia a la hora de comer los alimentos.

Otra forma de cocinar mijo

Existen muchas formas de cocinar el mijo, ya te hemos indicado una y aparte de todo esto, también te proponemos ésta a ver cuál es la que mejor te conviene o es con la que mejor te quedas, para deleitarte con el sabor dulce del mijo sobre todo del amarillo:

  1. Esta vez no vas a tostar el mijo, pero sí vas a dorarlo con un poco de aceite, y si es de oliva mucho mejor por ser totalmente natural, asimismo con este ingrediente sorpresa, verás que el mijo desprende un aroma y sabor distinto más delicioso.
  2. Recuerda que unir los dos ingredientes como el mijo y el aceite es normal que tengas la posibilidad de remover constantemente para que no se pegue y pueda darte la consistencia deseada, este procedimiento puede llevarte de 15 a 20 minutos.
  3. Debes tomar en cuenta que si quieres que el mijo tenga una consistencia o textura suave debes atender a la proporción de agua, es decir a 1 taza de mijo, le debes colocar dos tazas y media de agua, pero si lo quieres más suave, ten en cuenta colocar las 3 tazas de agua.
  4. Con el agua, le darás la consistencia deseada, ya que también cabe la posibilidad de hacer que el mijo quede con el grano entero o quizás más moldeable y suave en forma de papilla que puedas comer con diferentes tipos de frutas.
  5. Mientras estás removiendo, colócale sal a tu gusto y espera que el agua hierva para que le bajes de inmediato la llama de medio a bajo, además de tapar la cacerola para que se cocine gracias a que se una con el agua que le has puesto.
  6. Después de esto, debes darle como 10 minutos más en el fuego para que adsorba la cantidad de agua necesaria y se asiente, cosa que procederá a apagar la hornilla y dejarle 20 minutos más tapadito con su tapa y un paño por encima de ésta para mayor protección del calor.
  7. Es importante que escojas que tipo de ingrediente le puedas poner dependiendo de la comida a ingerir, ya sea dulce o salada así podrás usar distintas especias cuando se trate de un postre como la canela o el clavo de olor.
  8. Bate el mijo con un tenedor para que se suelten los granos y se vea la consistencia del mismo, así te darás cuenta si está en su punto para comer y eliges a partir de ahora el contenido que vas a acompañar este plato.

Una comida diferente

Ya llegado a este punto, te darás cuenta que es muy fácil el cocinar el mijo, mucho más sencillo que con otros granos de mayor tamaño, además es una forma de poder tener un cereal que incluso puedes dar de comer a los niños más pequeños en forma de papilla.

Lo importante de este cereal, es que contiene fibra y te ayuda a estimular el metabolismo, proporcionando una mejor absorción de los nutrientes además de tener energía para todo el día, por ello puedes comerlo e el desayuno o en el almuerzo según lo prefieras.

Tú misma le darás la consistencia deseada al mijo, por tal motivo ten en consideración el poder obtener los granos ni tan duros ni tan blandos, para que sientas que se deshacen en la boca al comerlos, verás que es una sensación deliciosa.

Ideal para las personas celiacas

Las personas celiacas son las que presentan una alergia al gluten y no lo pueden consumir porque les daña su intestino y le sobrevienen consecuencias graves para su salud, por tal motivo el mijo es un cereal ideal para las personas as que sufren de esta condición.

Si eres celiaco tienes que tomar en cuenta las recomendaciones en cuanto al consumo de este cereal y verás que te aporta muchos nutrientes a la hora del desayuno, dándote la fuerza necesaria para lograr mantenerte fuerte durante todo el día.

Consejos para cocinar el mijo

  • Pregunta a tu doctor si puedes consumir mijo.
  • Inventa nuevas recetas con el mijo.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.