Cómo cocer brócoli

El brócoli o bróculi es una de las verduras más nutritivas que podemos encontrar en nuestra frutería, tanto así que todos podríamos incorporar una mayor cantidad de brócoli a nuestra dieta para obtener mayores nutrientes en menor cantidad de verdura.

El brócoli es en su mayoría agua, por lo que la convierte en una verdura ideal para las personas que están a dieta o que controlan la cantidad de calorías consumidas. Es rico en vitaminas A, B1, C y E. Así como en potasio, calcio, hierro, zinc, yodo y magnesio.

Todo ello convierte al brócoli en un perfecto aliado para el mantenimiento del sistema inmunológico, sistema hepático, sistema nervioso, así como de los tejidos corporales. Ayuda en el crecimiento y también sus nutrientes son importantísimos ya que participan en vitales funciones orgánicas. Además debemos señalar sus propiedades antioxidantes y anti-cancerígenas.

Si después de leer todas sus increíbles propiedades quieres saber cómo cocer el brócoli a continuación te explicamos cuáles son los distintos métodos que puedes usar. Además debes saber que unos métodos conservan más sus nutrientes y otros métodos hacen que el brócoli pierda una gran cantidad de ellos.
Cómo cocer brócoli

Brócoli hervido

La primera forma de cocer el brócoli que te vamos a mostrar es hirviéndolo, aunque te pueda parecer algo normal y fácil hervir el brócoli sin que pierda una gran cantidad de nutrientes tiene su truco.

Comencemos lavando muy bien nuestro ramo de brócoli. A continuación vamos a separar las ramitas del tronco principal, ya que este no se suele comer y así lo desechamos. Y después separa las cabecitas de las ramitas. Te resultará más fácil si lo haces con un cuchillo pequeño y afilado. Dejaremos separadas las cabezas de los tallos, aunque herviremos ambos.

Ahora prepararemos la olla que irá al fuego llenándola de agua. Si vas a preparar un ramo de brócoli con llenar la olla hasta poco más de la mitad te será suficiente. Luego ponla al fuego. Si tapas la olla el agua tardará menos en hervir. Puedes añadirle sal si lo deseas en este momento y a tu gusto.

Mientras vamos a preparar un escurridor de verduras y un cuenco con hielo y agua.

Una vez que el agua esté hirviendo introduce los tallos y déjalos cocer durante dos minutos. Después de este tiempo añadele las cabecillas del brócoli y déjalas cocer durante cinco minutos. Después de este tiempo el brócoli estará blando y suave listo para servir.

Por lo que apagaremos el fuego y verteremos el contenido en el escurre verduras. Pasaremos el brócoli escurrido al cuenco con hielo. Así conseguiremos que el brócoli siga cocinándose debido al calor que le queda. Cuando lo vayas a servir vuelve a escurrir la verdura como antes.

Debes saber que hirviendo el brócoli durante 5 minutos se pierde cerca de un 30% de los nutrientes. Pero esta es quizás la mejor forma de cocinar el brócoli para personas con problemas digestivos.
Cómo cocer brócoli

Blanquear el brócoli

Otra manera de cocer el brócoli es blanqueándolo. Haremos todos los preparativos como en la forma de cocinarlo de antes. Separaremos el tronco, las ramitas y las cabezas. Prepararemos la olla con agua y la pondremos a hervir y también dejaremos listo el cuenco con agua y el hielo.

Una vez que el agua esté hirviendo introduciremos las ramitas y las dejaremos cocer durante 1 minuto. Luego introduce las cabezas y déjalas guisar durante 90 segundos. Después retira el brócoli, tanto como antes vertiéndolo en el escurre verdura como utilizando una cuchara ranurada o con agujeros y pon el brócoli en el agua con hielo.

Esta forma de cocer el brócoli mantiene más nutrientes que la anterior, se trata de ablandar un poco el brócoli y conseguir que salga el aroma y el sabor, pero en este caso el brócoli se quedará crujiente, lo que es ideal para comerlo en ensaladas o como aperitivo.
Cómo cocer brócoli

Saltear el brócoli

En este caso comencemos nuevamente lavando el brócoli y cortándolo separando las ramas, las cabezas y el tronco. Prepararemos un sartén al que añadiremos una cucharada de aceite y lo pondremos a calentar. Cuando el aceite esté caliente añadiremos las ramas y las dejaremos cocinarse durante dos minutos. Debes estar atento y darle la vuelta siempre que sea necesario. A continuación añade las cabezas y saltea todo durante otros dos minutos. Puedes hacerlo a la temperatura que desees, pero si lo haces a fuego lento deberás darle un poco más de tiempo. Lo más recomendable es cocinarlas a una temperatura media alta, aunque a la máxima temperatura, puesto que si no, el calor eliminará muchos nutrientes. Luego retíralo y ¡a comer!

También puedes añadir sal e incluso perejil si lo deseas para darle un toque diferente. Esta forma de cocinar el brócoli es la más recomendable, puesto que con ella se conservarán casi todos sus nutrientes, perdiendo muy pocos en el proceso.
Cómo cocer brócoli

Con estas tres formas diferentes te hemos mostrado cómo cocer el brócoli saludablemente e intentando conservar la mayor cantidad de nutrientes posibles de este gran y completo vegetal.

¿Te ha gustado?
166 usuarios han opinado y a un 91,57% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.