Cocinar albóndigas de pescado vestidas de zanahoria

Hay quienes creen que el dulzor de la zanahoria no da para poder realizar un exquisito guiso ¡Vaya error más grande! Y estoy seguro que si te digo que elaboraremos una receta de albóndigas de pescado bañadas en zanahoria nos tacharas de locos. Y en efecto, estamos locos… Pero de sabor, por que vaya cosa más divina la que os voy a enseñar hoy. Si no sabías que uso darle a esas merluzas o salmón que yace en la heladera, te invito a probar suerte con esta receta, y ya de paso te ensañamos como sacarle un mayor provecho a la zanahoria.

Esta receta puede tomar algo de trabajo, pero si estáis dispuestos a dedicarle una hora la podéis tener lista para la cena, el almuerzo o la merienda. Aunque si ya conoces como es el proceso de creación de las albóndigas tradicionales, venga, las de toda la vida con carne molida. Esta no resultara muy complicada.

Albóndigas de pescado

Hablando de albóndigas tradicionales, ¿Tienes idea de cómo hacerlas? Si la respuesta es no y quieres cambiar ese hecho, entonces os invitamos a leer nuestra entrada sobre “Cómo hacer albóndigas”.

Ingredientes necesarios para la elaboración de las albóndigas de pescado bañadas en zanahoria.

Los ingredientes necesarios para preparar las albóndigas de pescado se describen a continuación, toma nota:

  • Ajo en polvo, aliño en polvo o simplemente sal y pimienta.
  • Unos 700 gramos de pescado cortado en filetes (Puede ser cualquier tipo de pescado, preferiblemente uno con pocas espinas).
  • Pan rallado.
  • Unas dos zanahorias medianas.
  • Una rama de cebollita de Ram.
  • Dos cebollas.
  • Una patata.
  • Dos cucharadas de harina de maíz.
  • Un tomate.

Tened en cuenta que estas cantidades son equivalentes a cuatro raciones. Si bien queréis más o menos cantidad. Tendréis que sacaros vuestros propios cálculos tomando como referencia las cantidades aquí descritas.

Es posible que también os apetezca echar un vistazo a nuestra entrada sobre “Cómo hacer albóndigas en salsa”.

Pasos para la elaboración de la receta.

A continuación se describen cada uno d els pasos para poder elaborar esta receta de albóndigas de pescado bañadas en zanahoria.

  1. Lo primero es tomar los filetes de pescado y limpiarlos. Yo por ejemplo he usado bagre blanco para esta receta. Sin embargo como comentamos antes, podéis usar cualquier pescado siempre y cuando sea de pocas espinas.
  2. Lo siguiente es usar un procesador para triturar el pescado y tener así la “masa” para las albóndigas. Acompañado de la cebolla en rama, se busca obtener una especie de masa molida. Si no dispones de un procesador, podéis hacerlos hirviendo los filetes de pescado previamente, para posteriormente desmecharlo. No se logra la misma consistencia, pero es funcional.
  3. Lo siguiente es añadir los polvos… Es decir, el ajo el polvo, el aliño en polvo o la sal y pimienta. Y un chorrito de aceita, así como algo de harina de trigo si queréis tener una consistencia más homogénea. Si no habéis usado un triturador, la harina de trigo es indispensable.
  4. Ya con la masa para albóndigas de pescado hecha, lo que procede es darles su característica forma esférica. Podes hacerla a vuestro gusto, aunque os recomiendo que no sean muy grandes. Ya que de esa manera se cocinan mejor, y se evita que las albóndigas queden crudas en su interior. En este mismo paso aprovecharemos de polvorear las bolas con el pan rallado.
  5. Este quinto paso es el más sencillo, pues solo nos corresponde freír las albóndigas de pescado hasta que notemos se tornen de un color dorado.
  6. Se ralla la zanahoria y picamos el resto de vegetales, para de esa manera colocarlos con un poco de aceite en una sartén. La intención es sofreír los vegetales, de tal manera que agarren algo de gustico.
  7. Finalmente integramos las albóndigas al sofrito y las bañamos con el resultado.

Albóndigas de pescado

¿Con que acompañar las albóndigas?

Como toda buena albóndiga comerlas por si sola resulta exquisitas. No obstante, es recomendable acompañarlas de un plato de espaguetis, aunque al tratarse de pescado, quizás el arroz resulte mucho más compatible para algunos. De cualquier forma ambos son buenas opciones para acompañar, y si hacéis las bolas de un tamaño mucho más reducido. Se pueden servir como aperitivos en una fiesta o reunión, funcionando así como unos snack que pueden ser acompañados de alguna salsa cítrica, como la guasacaca.

De esta manera damos fin a la redacción de este artículo. Esperamos que la receta les sea de gran utilidad, y que sobre todo. Disfrutéis en familia de las albóndigas de pescado bañadas en zanahoria. Si aun queréis conocer más recetas interesantes, o estas en la búsqueda de nuevas formas de preparar y servir el pescado, os invitamos a leer nuestra entrada sobre “Cómo hacer sopa bullabesa”.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.