Cómo cocer arroz integral

Si deseas añadir una buena cantidad de fibra a tu cuerpo para ayudar a mejorar el tránsito intestinal así como controlar los niveles de azúcar y colesterol entonces opta por comer arroz integral. Esta además es la opción más recomendable para personas con colesterol y diabetes, así como otros problemas de azúcar alta en sangre. El arroz integral tiene muchos más nutrientes y más sanos que el arroz blanco, puesto que es un carbohidrato complejo.

Por otro lado, el arroz integral es ideal para acompañar tanto carnes como pescados, e incluso algunos tipos de recetas con huevo o sólo verdura. Pero con él además también puedes realizar deliciosas recetas.

Si quieres aprender cómo cocer arroz integral presta atención a los siguientes pasos. En principio debes saber que para cocer arroz integral necesitará más cantidad de agua y un poco más de tiempo al fuego, ya que es un poco más duro que el arroz blanco.

Esta receta también te puede interesar: Cómo Hacer Arroz Blanco

Si deseas ablandar un poco los granos de arroz integral antes de comenzar a cocerlo pon la cantidad de arroz que vayas a cocinar en un bol cubierto de agua, y déjalo reposar así durante 45 minutos. Después escurre el agua, para no añadir más cantidad de agua de la que necesitas a la olla. Dejando el arroz integral en agua de esta forma conseguirás ablandarlo y suavizarlo un poco y además su sabor será más gustoso.

Cómo cocer arroz integral

Si ya vas a comenzar a cocer el arroz integral busca una olla lo suficiente grande como para abarcar el arroz cuando se haga. Recuerda que al cocinarse el arroz aumenta su tamaño en unas tres veces, por lo que la olla debe ser bastante grande. Además debes tener una tapa para ella. Procura que no sea una olla estropeada, ya que si no el arroz se pegará en el fondo de la olla y podría quemarse dañando el sabor del arroz.

Pon la olla al fuego y añade unas dos cucharadas soperas de aceite de oliva. Una vez que el aceite esté caliente añade las tazas de arroz que vayas a cocinar. Ve removiendo espaciadamente para evitar que el arroz se pegue, pero de esta forma conseguiremos que los granos de arroz se ablanden un poco más, o incluso puedes optar por ablandarlo de esta forma y no dejándolo en remojo. Además también conseguirás darle un sabor más delicioso.

Después de dejar calentar el arroz durante unos minutos ya podrás añadir el agua o el caldo que prefieras (vegetales, aves, carne o pescado). Debes añadir 2 tazas y media por cada taza de arroz integral que hayas añadido para cocinar. Es decir, si vas a cocinar dos tazas de arroz deberás añadir 5 tazas de agua o caldo.

A continuación añade sal al gusto y remueve el contenido. Pon el fuego a temperatura alta para que el agua no tarde demasiado en hervir. También puedes añadir algún tipo de especia para darle otro sabor. Por ejemplo le van bien el comino y el laurel separadamente.

Cuando el agua esté hirviendo baja la temperatura del fuego y ponla muy baja. A continuación tapa la olla y deja que el arroz integral se cocine durante 40 o 50 minutos. Ya ves que lleva bastante tiempo de cocción, pero es necesario que quede bien suave para poder disfrutarlo por completo.

Después de este tiempo comprueba que el arroz haya absorbido toda el agua y se encuentre bien hinchado y suave. Si tienes dudas pruébalo, siempre es una buena opción probar la comida para asegurarnos de que haya quedado en su punto y no le falte nada, especialmente más tiempo de cocción.

Si tu arroz integral ya está listo apaga el fuego, tapa la olla y déjalo reposar durante 5 minutos. Verás cómo después de reposar sabe todavía mejor.
Cómo cocer arroz integral

Cocer arroz integral en el horno

Otra opción que puedes hacer para cocer tu arroz integral es poniéndolo a cocer en el horno. Para ello comienza precalentando el horno a 190 grados. A continuación mide una taza y media de arroz y lávalo en un matiz o en un colador para que suelte todo el almidón. El agua debe quedar transparente, y no blanca. Coloca el arroz ya lavado en una fuente para horno cuadrada y alargada.
Cómo cocer arroz integral

Por otro lado vamos a hervir dos tazas y media de agua, con sal al gusto y una cucharada de aceite de oliva. Una vez que haya hervido ponlo en la fuente. Remueve el arroz para que cubra todo el plato y tápalo con papel de aluminio que resista a altas temperaturas.

Mete la fuente al horno y deja que se cueza el arroz durante una hora.

Como ves cocer arroz integral no es muy complicado, únicamente debes asegurarte de añadir más agua de la que añadirías al arroz blanco y dejarle un buen tiempo de cocción, y por supuesto no te olvides de ablandar un poco los granos de arroz integral antes de ponerlos a cocer. Ya verás que el arroz integral te proporcionará unos platos deliciosos, nutritivos y muy sanos.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.