El bizcocho es uno de los postres estrella de nuestra gastronomía. Hacer un bizcocho de naranja es algo muy rápido y sencillo y también es algo muy saludable. En estos tiempos que corren es muy habitual escuchar a las personas decir que han dejado los postres y los dulces para no engordar o mantenerse en forma. Sin embargo los bizcochos naturales no son perjudiciales para nuestra salud.

Es cierto que no podemos abusar de ellos ni comerlos todos los días, pero hacer un bizcocho o postre natural a la semana para darnos algún que otro capricho no nos hará ningún mal. Toda la publicidad que recibimos en contra de pasteles y bollería se refiere a los postres industriales que utilizan grasas saturadas, químicos y conservantes para realizar dichos alimentos.

Hacer un bizcocho de naranja totalmente casero te permitirá controlar exactamente los ingredientes que utilizas en todo momento y al final del artículo añadimos algunas ideas para que tu receta sea aún más ligera y saludable.

Los bizcochos de naranja son deliciosos y le aportan un toque a cítricos muy especial al tipico bizcocho tradicional. Si estás interesado en saber cómo hacer un bizcocho de naranja sigue leyendo ya que a continuación te presentamos todas las instrucciones.

¿Que necesitas para hacer un bizcocho de naranja?

  • Una naranja
  • 150 miligramos de aceite o 150 gramos de mantequilla
  • 200 gramos de harina
  • 3 huevos
  • Un sobre de harina
  • 250 miligramos de leche
  • Canela en polvo
  • Batidora

Instrucciones para hacer un bizcocho de naranja

  1. Casca los huevos y echa su contenido en un bol. Asegúrate de que el bol es lo suficientemente amplio para la cantidad de ingredientes que vas a usar. Bate los huevos muy bien. Cuando los hayas batido correctamente añade el azúcar poco a poco y ve batiendo mientras lo haces. Al hacerlo de esta forma te tomará más tiempo que si echases todo el azúcar sobre los huevos y lo batieses todo al final. Sin embargo al hacerlo de esta segunda forma lo más probable es que la mezcla no quedase bien hecha y más adelante se formarán grumos. Así que tómatelo con calma y piensa en el producto final.
  2. Añade la leche a la mezcla y de nuevo continúa batiendo durante todo el rato.
  3. Llegados a este punto tienes que elegir entre el ingrediente que prefieres utilizar para darle sabor a tu bizcocho. La elección que debes tomar es la de decantarte por utilizar aceite o mantequilla. Por una parte la mantequilla de dará más sabor al bizcocho. Casi todo el mundo prefiere el sabor de los bizcochos hechos con mantequilla. Sin embargo la opción del aceite es más saludable ya que sus grasas son más beneficiosas para nuestra salud. Si deseas cocinar un bizcocho más ligero y saludable el aceite virgen de oliva es la opción adecuada.
  4. Por último corta la naranja en trozos muy pequeños y añádela a la mezcla anterior. Si deseas que el bizcocho tenga pequeños tropezones con la fruta asegúrate, simplemente, de que mezclas todos los ingredientes muy bien. Si, por el contrario, deseas que tu bizcocho tenga una textura más suave y homogénea deberás batirlo todo ayudándote de una batidora hasta que la mezcla quede bien líquida. Añade también la ralladura de la piel de la naranja, eso le dará mucho más sabor.                                                            orange-15046_640
  5. En otro recipiente a parte debes colocar la harina que deberás tamizar previamente. De nuevo, esta operación va a llevarte bastante tiempo pero el resultado valdrá la pena ya que la mezcla final no tendrá grumos y la textura del bizcocho será perfecta. Añade la levadura al a harina y mézclalo todo muy bien. Por último añade la canela en polvo.
  6. Incorpora la harina, levadura y canela a la mezcla de los huevos, aceite y azúcar.the-dough-399550_640
  7. Bátelo todo muy bien con ayuda de la batidora. Si has decidido dejar los pequeños trozos de naranja para darle más personalidad al bizcocho no utilices la batidora, ya que entonces estos pequeños trozos de fruta desaparecerán. Si es este el caso utiliza un tenedor o unas varillas para homogeneizar la mezcla.
  8. La mezcla ya está lista ahora solo tienes que cocinarla.
  9. Enciende el horno y ponlo a precalentar a doscientos grados de temperatura.
  10. Mientras el horno se calienta coge un molde y engrásalo muy bien para que el bizcocho no se queme. Si has utilizado mantequilla para la masa engrasa el molde con mantequilla y si has utilizado el aceite usa dicho ingrediente para este fin. Espolvoréa un poco de harina sobre la grasa y a continuación vierte toda la mezcla en su interior.
  11. Mete el molde en el horno durante quince minutos a una temperatura de 180 grados. Cada horno es diferente y el tiempo de cocción es unicamente orientativo por lo que debes vigilar el estado del bizcocho y sacarlo antes de tiempo si ves que está listo primero o esperar unos minutos más a sacarlo.
  12. Cuando el bizcocho esté bien dorado apaga el horno y abre la puerta. No saques el bizcocho aún, deja que termine de hacerse a medida que el horno va enfriándose.
  13. Deja que el bizcocho se enfríe y cuando esté bien frío decóralo. El bizcocho de naranja puede utilizar cualquier tipo de cobertura aunque mi recomendación es que lo sirvas sin ninguna de forma que la naranja será la verdadera protagonista de todo el plato. Si deseas que esté un poco más dulce puedes espolvorear azúcar glas sobre su superficie.
  14. Sírvelo en pequeñas porciones para tus postres, desayunos o meriendas. Sin duda alguna…¡les encantará a todos los comensales!                                                                                         sponge-cake-599745_640

Consejos para hacer un bizcocho de naranja

  • Aprende recetas de postres deliciosos que te ayudarán a ser más habil en la cocina y que te salgan tus postres más deliciosos aquí
  • Si deseas hacer una versión más ligera del bizcocho, bien sea porque has decidido ponerte a dieta o solo porque deseas cuidar un poco tu alimentación, puedes utilizar unicamente las claras de los huevos. Si decides hacer esto no te deshagas de las yemas. Puedes utilizarlas para cocinar alguna otra receta o para dorar otros platos.
  • Otra buena idea para hacer que tu bizcocho sea más saludable es utilizar harina integral en lugar de la harina de repostería más típica. La harina integral da un sabor especial a los bizcochos. Se trata de un sabor peculiar muy delicioso. Si nunca has probado a elaborar tus postres con este tipo de harina deberías darle una oportunidad, ¡te sorprenderá para bien!
  • Elaborar tus propios postres te permitirá personalizarlos según tus propias necesidades y las de tu familia e invitados. Si alguno de los comensales es celiaco no tiene porqué dejar de disfrutar del postre, unicamente debes utilizar una harina sin gluten. El resultado será igual de delicioso y todo el mundo podrá disfrutarlo.
¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.