3 Acompañantes para darle sabor al arroz blanco.

Sabemos el motivo por el cual has llegado a esta entrada, el arroz que preparas carece de algo muy importante… Sabor. Si bien es cierto que el arroz blanco por naturaleza no es precisamente una explosión de sabores. Existen maneras de brindarle ese “toque especial” con otros alimentos que lo acompañen. Por ese motivo es que hoy te presentaremos no una ni dos, sino tres maneras de poder darle sabor a tu arroz.

Cabe aclarar que los métodos que presentaremos se integran totalmente con el arroz desde su cocción. Esto quiere decir que funcionan como una “Condimentación” del mismo. Si bien el arroz se cocina tradicionalmente en una olla con sal. Los métodos que te compartiremos nos permiten variar la formula, lo que da como resultado nuevas maneras de que nuestro arroz sepa diferente, y por qué no, muchísimo mejor.

arroz blanco

Si te gustan las recetas con arroz blanco, considera visitar nuestro artículo sobre “Cómo hacer arroz blanco fácil y rápido”.

Arroz con pollo.

El pollo estaría dentro del top 10 alimentos que todo mundo disfruta. Es por ello que considerar la incorporación del mismo para cocinar el arroz resulta una idea fascinante. Particularmente es el método que más recomiendo y que frecuento. Por lo que de primera mano te digo que vale la pena cocinar el arroz con este método.

La clave está en tomar la pechuga de pollo y los huesos del mismo (Aunque perfectamente se puede hacer con las demás partes del pollo). Y ponerla a hervir en abundante agua… La intención es cocinar por completo la pechuga, y hacer que la misma libere su sabor en conjunto con los huesos. Sabremos que el caldo de pollo estará listo si pinchamos la pechuga con un tenedor y vemos que de la misma no brota sangre.

Hasta ahora todo muy sencillo, nuestro resultado final será una pechuga de pollo cocinada y un caldo de pollo que será usado para saborizar el arroz. Cabe aclarar que los huesos del pollo (o carapacho) ya los podéis botar. Llegado a este punto solo resta cocinar el arroz no con agua, sino con el caldo de pollo que hemos preparado, además de despellejar algunas tiras de la pechuga de pollo, para también cocinarlas junto al arroz blanco.

Tras cocinar el arroz blanco como lo haríamos tradicionalmente (1 parte de arroz y dos de caldo en este caso). Tendremos como resultado un arroz blanco saborizado con el pollo, el cual es perfecto para cualquier almuerzo. Notaras como tu arroz blanco ya no es tan insípido.

¿Te gusta lo que lees? Visita nuestro artículo sobre “Cómo hacer una ensalada de arroz”.

Arroz blanco con verduras.

Siguiendo el ejemplo anterior, una alternativa para cocinar el arroz blanco y brindarle sabor durante su cocción es acompañarlo de algunas verduras. De hecho esta opción resulta más saludable, y permite variar aún más los sabores que se le puede dar al arroz. Para este caso vamos a necesitar de la siguiente lista de ingredientes:

  • Zanahoria picada en dados.
  • Pimentón rojo o verde.
  • Cebollin.
  • Guisantes verdes.
  • Caldo de verduras.

Claro está que el arroz con verdura puede adoptar otras variantes según la disponibilidad de verduras que tenga cada quien en su nevera. Pero para este caso hemos elegido los más populares. Dicho eso, lo que procede es seguir los siguientes pasos:

  1. Picar la zanahoria en dados (Lo más pequeño que se pueda). Lo mismo haremos con el pimentón, solo que en vez de dados serán tiran muy finas.
  2. Tomaremos la olla donde vamos a preparar el arroz y verteremos 1 parte de arroz blanco y dos de caldo de verduras. También incorporaremos la zanahoria picada en dados, el pimentón en tiras, los guisantes, un poco de cebollín y finalmente algo de sal.
  3. Una vez evaporado todo el caldo, servir el arroz luego de dejar reposar por lo menos 40min.

arroz blanco

Arroz con atún o jurel.

Si probaste suerte con el método anterior, seguro abras notado el cambio importante en el sabor de tu arroz blanco. No cabe duda de que las verduras se vuelven nuestro mejor aliado en estos casos. Sin embargo otro ingrediente que suele pasar desapercibido es el pescado, particularmente el atún o el jurel.

Veras, si sigues el mismo método explicado con el arroz con verduras. Pero añadiendo a la receta un poco de atún enlatado. El resultado será incluso mejor. De hecho según cual sea la cantidad de atún o jurel que añadas, el arroz te resultara en una comida muy completa. Sin necesidad de complementarlo con otro alimento. Como puedes ver, existen muchas maneras de saborizar el arroz blanco, para variar la receta y que ya no tengas que comer otro arroz insípido en tu vida.

De esta manera concluimos con la redacción de este artículo. Si ha sido de vuestro agrado os invitamos a visitar nuestra sección de recetas en el blog. Allí encontraras artículos como el siguiente sobre “Cómo preparar arroz chino”.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.